FAX DEL FAX | Por J. Humberto Cossío R.

0
246

EL MENTADO TIEMPO

Llegué a tiempo.
Me sobra tiempo.
Necesito tiempo.
Puede que con el tiempo.
Se me acabó el tiempo.
Hace mal tiempo.
Eran otros tiempos.
El tiempo es oro.
El medio tiempo.
Bebida al tiempo.
Dale tiempo.
Tiempos traen tiempos.
Mídele el tiempo.
La olvidarás con el tiempo.
Espera a que lleguen los tiempos.
Los que gustan de celebrar carreras de caballos, son muy dados a seguir reloj en mano las participaciones de sus posibles rivales y así saber qué caballo o yegua aventarles a sus contras.
Quieren saber si corre mejor en césped, en tierra o en arena y se juegan muchos millones de dólares y de ahí la importancia del estudio de sus tiempos.
Los que somos puntuales, queremos siempre llegar a tiempo a nuestras reuniones y nos resulta de vital importancia que eso suceda.
Las heridas del alma se curan con el tiempo y de ahí que decimos que hay que darles tiempo para que sanen.
Los que tomamos bebidas y somos delicados de los sistemas respiratorios nos acostumbramos a ingerirlas al tiempo.
Los hombres de negocios no quieren perder las oportunidades de ganar dinero y para ellos el tiempo es oro.
Para consolar a los que no han tenido buenos resultados en sus actividades económicas y pasan por el camino de la negrura, es menester decirles que tiempos traen tiempos.
Las tormentas o los fríos intensos nos obligan a vestirnos de tal o cual manera y es por las condiciones del mal tiempo.
Se nos fue una paloma a la que quisimos mucho y la mejor manera de olvidarla es con el paso del tiempo.
No podemos pagar de momento una deuda y es claro que necesitamos tiempo.
A los políticos que se muestran acelerados se les dice repetidamente que hay que esperar los tiempos.
El presidente de México es pausado y maneja sus silencios con precisión.
No tiene fallas y nos hace caer en errores.
Nos tiene tomado el tiempo.
Nos desespera al escucharlo y eso es precisamente su propósito y nos cuelga de la manera que le da la gana.
Nos tiene relojeados y apuesta sobre seguro.
A todos se nos acaba el tiempo.
Le manifestamos nuestro pesar al Gobernador Rocha Moya por la muerte de su hermano Alfonso.
Es lo menos que podíamos hacer.
Descanse en paz y que la familia encuentre su pronta resignación.
Hasta mañana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí