PARA TERMINAR EL AÑO 2022 | BLANCA NIEVES PALACIOS BARREDA

0
659

En este año que concluye y por su importancia y solidaridad con quienes han padecido la enorme tragedia de perder a un ser querido, sea por asesinato o desaparición, justo es mencionar la falta de aplicación de la justicia de varios sexenios atrás, incluyendo el presente ante este atroz estado de violencia que vivimos.

Resulta impactante ir conociendo datos que nos hablan de más de doscientos mil desaparecidos, entre mujeres, hombres jóvenes, niños y niñas; de esta cantidad que aumenta día a día, son 87, 436 niños y adolescentes reportados desaparecidos; del 2019 al 2022 la cifra es de aproximadamente 31, 725.

La violencia ha rebasado todo límite, al grado de que con absoluta impunidad se llega a hogares a asesinar por venganza y rencillas personales a una persona, y asesinan a quienes ahí se encuentren, incluyendo a menores de hasta 3 y 4 años de edad; en iglesias a sacerdotes, en restaurantes, en cualquier sitio público; a militares de alto rango, a jueces y hasta a las madres que, embargadas por el dolor, buscan a sus familiares desaparecidos, las asesinan.

Son cuatro años en los que los mexicanos nos hemos visto involucrados defendiendo al gobierno de la 4ta. Transformación, sobre todo por la información; dichos; adjetivaciones y descalificaciones; encontronazos verbales y hasta burlas que, el presidente viene haciendo en su conferencia mañanera contra la oposición,
“sus adversarios”, les llama, que han sido los verdugos de millones de ciudadanos mexicanos durante más de 8 décadas.

Pero seguimos viendo que, la impunidad permanece inamovible; la riqueza permanece en las mismas manos; la corrupción pareciera tatuada con tinta imborrable; los más importantes puestos de este nuestro gobierno están en manos de los corruptos de antaño, así como todas aquellas riquezas que son propiedad de todos los mexicanos.

La justicia brilla por su ausencia, porque en el Poder judicial mismo, compuesto por, fiscales, ministros, Jueces, Ministerios Públicos y demás personal que lo conforman, con sus muy honrosas excepciones, le han puesto precio a la justicia; lo señalado en nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos sobre que, la justicia debe ser: expedita, pronta, imparcial y gratuita, es pisoteada todos los días por la SCJN y la Fiscalía de la Nación misma.

Inconcebible resulta que, una Licenciada, ocupe un espacio en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Yazmín Esquivel Mossa, y aspire a ser la presidenta de esa Institución que debería ser inmaculada en la impartición de justicia, haya sido descubierta como plagiaria de una tesis profesional, lo mismo que, el Fiscal Alejandro Gertz Manero y permanezcan gozando del poder que les da ese cargo y, lo peor, con la confianza y respeto declarado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), con absoluta complacencia.

Hemos sido testigos estos 4 años, de obras que el presidente tenía contempladas realizar en beneficio de nuestro país y sus ciudadanos, que han venido siendo obstaculizadas por quienes hoy conforman la oposición, compuesta por los millonarios empresarios y sus mercenarios periodistas de siempre, valiéndose de diputados y senadores que, igualmente se venden al mejor postor; lo que en sexenios anteriores aprobaban, mediante millonarias cantidades, hoy las desaprueban igualmente mediante pagos y beneficios; quienes somos sus verdaderos representantes, seguimos siendo ignorados.

Si las promesas que AMLO hiciera durante su larga campaña hubieran sido cumplidas, tendría mucho más valor su palabra, sobre todo si, con claridad nos hubiera dicho porque faltó a su palabra como mexicano; a nadie se ha aplicado la justicia de esos sus adversarios de la mafia del poder, ni a los ex presidente que entregaron a nuestro país en manos de extranjeros por engrandecer sus fortunas.

A pesar de los años no deberíamos de olvidar los lemas de campaña de quienes llegan a ocupar la presidencia en este privilegiado país llamado México, tales como: Estoy orgulloso del año 1968; Arriba y Adelante; La solución somos todos; La renovación moral; Que hable México; Bienestar para tu familia; El voto del cambio; El presidente del empleo; Mi compromiso es contigo; Por el bien de México primero los pobres, que contrastan ya en la presidencia.

Y tener presente la de esos políticos corruptos que, con cinismo decían: “un político pobre, es un pobre político”; “La pobreza es un mito”; “¿crisis las que tienen en sus mentes” ?; “No tengo cash”; “Hay más pobres porque nacen más mexicanos”; “ni los veo ni los oigo”; “Me equivoqué”; “La corrupción es cultural”; hasta un, “yo gané haiga sido como haiga sido”.

Mis mejores deseos para todos en este nuevo año 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí