El Cascanueces abarrota el Teatro Ángela Peralta

0
137
  • Fue un doble reto este montaje asegura el director artístico Guillermo Carrillo..

MAZATLÁN.- Esta ciudad se prepara para recibir la Navidad y en víspera de dicha celebración el viernes 2 de diciembre se presentó El Cascanueces, la obra de P.I. Tchaikovsky, con alta respuesta del público pues abarrotó el Teatro Ángela Peralta en la primera función y casi agota las localidades en las dos últimas presentaciones programadas para este sábado.

Puede ser una imagen de 9 personas, personas bailando e interior

Sandra Fernández Hernández y Daniel Ballesteros hicieron los personajes de Clarita y el Cascanueces; Juan Carlos Santiago fue El mago; Carlos Cervantes Trejo, el Rey Ratón; la Compañía Ballet de Mazatlán y alumnos de la Escuela Municipal de Ballet estuvieron dirigidos por Guillermo Carrillo; la Camerata Mazatlán por el director invitado Gordon Campbell y el Coro Infantil de Cultura por Mariela Angulo.

Puede ser una imagen de 12 personas, personas bailando e interior

Con esta puesta en escena el cuerpo de baile y la orquesta se llevaron las palmas y pusieron al público de pie en una presentación doblemente complicada para el director artístico y para el elenco pues el espectáculo fluyó con música en vivo.

Puede ser una imagen de 11 personas, personas bailando e interior

Adaptación de Alejandro Dumas, el ballet en dos actos inspirado en el cuento de E.T.A. Hoffmann, se centró en la fiesta de Navidad celebrada entre caramelos girantes y paisajes nevados mientras el encendido del pino en el primer cuadro, predispuso al público a recibir con alegría e ilusión la llegada de la época más esperada del año.

La danza del hada de azúcar, la danza rusa, la danza española, la danza china, la danza de bombones y el val de las flores fueron ejecutados con virtuosismo por los bailarines que acompañaron a Clara, una niña buena y generosa que vive un viaje onírico junto al muñeco Cascanueces (regalo de su tío en Nochebuena).

Sobre el espectáculo el director artístico Guillermo Carrillo aseguró que fue un gran reto porque muchos de los bailarines están acostumbrados a ensayar dos o tres meses con música grabada.

“El cuerpo se acostumbra a ese tiempo y dos días antes de la función tenemos ensayo con la orquesta y es muy difícil que el cuerpo (de los bailarines) se acomode en dos días; si para los bailarines es complicado para (los alumnos de) la escuela (de Ballet) es mucho más complicado pero están entrenados y poco a poco lo van sacando”, expresó al término de la primera función.

Uno de los momentos más sublimes y celestiales de la noche fue la variación de Danza del Azúcar interpretada por Alina Rodríguez Begdadi.

La pelea de los ratones (27 ratones chiquitos interpretados por los alumnos más pequeños, que bailaron a media punta) los 6 ratones de las campanadas y 12 más grandes), generó una exclamación de asombro entre el público y significó un gran reto para el cuerpo de baile por el acompañamiento de la orquesta en vivo.

Puede ser una imagen de 7 personas, personas de pie e interior

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí