MAREA ALTA

0
1674

POR RODRIGO DE TRIANA

Con la novedad es que el alcalde Édgar Augusto González Zataráin deberá tender en lo inmediato puentes de reconciliación y entendimiento con todas esas partes de la clase empresarial mazatleca que no recibió con el mejor de los ánimos su instalación en lo trono municipal.

Debe actuar rápido. Su designación dejó un ala empresarial damnificada.

Y es que, según nos explicaron, el sector que mueve el dinero en Mazatlán ya tenía sus candidatos propios para imponérselos al gobernador Rubén Rocha Moya como relevos del Químico Luis Guillermo Benítez Torres, pero el ejecutivo los bateó.

Fue una parte muy difícil para el gobernador, una verdadera incomodidad decirle que no al poderoso empresario, Luis Osuna Vidaurri, heredero del imperio de las pastelerías y restaurantes Panamá cuando en calidad de presidente del Consejo de Hombres de Negocios de Sinaloa se le presentó para proponerle a Ricardo Velarde “El Pity” como el “ideal y el más apto” para relevar a Luis Guillermo Benítez Torres en la presidencia municipal.

Así fue. De forma monda y lironda lo mando a su casa con las manos vacías. Le dijo que en el plan para mantener la estabilidad política y social ya había decidido por otra persona.

“Y espero después que por esto que le dije no vayan echar candelilla en mi café cuando vaya a uno de esos restaurantes”, remató irónico, el gobernador.

Nos reportan que al menos otras tres corrientes —por cierto, muy fuertes y poderosas— acusan daño en sus sensibilidades emocionales y afectación en sus intereses, tanto así que no se descarta que algunas de ellas se declaren en abierta rebelión y hasta hagan llegarle sus destempladas inconformidades al inquilino mayor del Palacio Nacional con quien hay hasta derecho de picaporte, según nos dijeron.

Y será el sereno, pero ayer se registró la visita a Mazatlán de Doña Raquel Buenrostro, la poderosa secretaria de Economía, quien por cierto sabe muy bien de qué pie cojea cada uno de los empresarios del país. Y de los de Mazatlán ni se diga.

¿Vendría en plan de comisionada de paz?, ¿A ayudar al gobernador Rubén Rocha Moya en su plan de mantener la estabilidad social y política con su elegido Édgar González Zatarain?, ¿en plan de apaciguar los ánimos caldeados?

¿O sería otra la agenda?

¿Coincidencia?

De su discreta visita lo único que se supo es que estuvo en el edificio de Conapesca, donde después de sostener un encuentro con su titular Octavio Palafox Almada, recibió en audiencia especial a un grupo de empresarios encabezados por Leovigildo Carranza Beltrán.

¿Qué trataron?

Leovigildo Carranza es un empresario muy estimado y respetado en todos los niveles del sector empresarial y es visto como un factor clave de estabilidad y unidad.

Así que el nuevo alcalde Édgar González Zatarain ya tiene por donde comenzar. Ahí está una pista.

Por cierto, González Zataráin mantuvo abierta ayer la Feria del Empleo Municipal con la designación de nuevos funcionarios.

Algunos de los nuevos ministros municipales recibieron el beneplácito popular, pero otros no. En algunas de esas designaciones, ciertos sectores de opinión explican que el nuevo alcalde ya comenzó con sus equivocaciones, al designar a personajes que se volverán un verdadero dolor de cabeza, tanto para el ciudadano como para él.

Sobre aviso no hay engaño.

FRACASA PROYECTO DE TUMBAR DE LA SECTUR AL QUÍMICO

Con la novedad de que la convocatoria para tumbar al Químico Luis Guillermo Benítez Torres de la Sectur y llevarlo ante los tribunales mediante la recaudación de la firma ciudadana no tuvo la respuesta que tanto esperaron sus organizadores,

En cuanto se supo del tamaño de la integridad moral de sus promotores, gran parte del respetable público no se animó a salir, y menos cuando supo que habría que aportar 200 pesitos añadidos a la firma para la causa, ahí fue donde la puerca torció el rabo.

Suerte para la otra chavalos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí