MAREA ALTA

0
816

MAREA ALTA

POR RODRIGO DE TRIANA

“DESQUIMIQUIZAN” EL APARATO MUNICIPAL CON PERFECTOS DESCONOCIDOS

Llegando y haciendo lumbre, así es la narrativa en la forma con que arribó a la alcaldía, el rosarense Édgar Augusto González Zataráin, ya que ni tardo ni perezoso aplicó un intenso plan de fumigación para erradicar todas las plagas “quimiquistas” enquistadas en todas las capas del aparato municipal, antes que otro pase.

Ayer, González Zataráin anunció nombramientos en un paquete que invitan a interpretarlos como el inicio de una gran sacudida de mayúsculas proporciones donde no habrá piedad ni consideración para todos aquellos y aquellas con fuerte aroma y sentido de pertenencia a la esférica figura del indiciado que ahora despacha como funcionario de Sectur.

Ayer, el alcalde nacido en Cacalotán, Rosario, nombró a los nuevos titulares de Tesorería, Oficialía Mayor, área de Egresos y Tenencia de la Tierra, en las personas de Melecio Montoya Peinado, Berenice Oleta Benítez y José Carlos González Alarcón, respectivamente

También comunicó el nombramiento para ejercer el cargo de directora del área de Egresos, a Antonia Jasso Preciado.

Como usted verá, llegan al cargo personas perfectamente desconocidas.

Más tarde anunciaría que Jaime Othoniel Barrón Valdez asume el cargo que venía desempeñando Simón Malpica Hernández en la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Es policía de carrera.

Barrón Valdez tiene una Licenciatura en Derecho, una Especialidad en Derecho Penal y Criminología, Maestría en Derecho Procesal Penal Acusatorio y Oral, Doctorado en Sistema de Justicia Penal, Doctorado en Seguridad Pública y Ciencias Policiales, entre otras especialidades.

En la experiencia profesional se encuentran los cargos como director de la Policía Municipal de Culiacán, Sinaloa; docente en el Instituto Estatal de Ciencias Penales y Seguridad Pública, en la Unidad de Captura de la Policía Estatal Preventiva en el año 2011.

La limpia, según nos dicen, alcanza también las áreas de comunicación social de las paramunicipales. Ayer se despidió a la funcionaria que manejo los medios durante 4 años en la Secretaría de Seguridad Pública.

RUIDOS EN LA AZOTEA

En la conversación social, los temas predominantes ayer lunes fueron las mantas que de manera sorpresiva aparecieron colgadas en diferentes puentes peatonales de la capital del estado, en las que se aludía “REGRESA QUIRINO”.

Como el público no conoce otro Quirino más que el actual embajador, inmediatamente supuso que esa manta sería el inicio de una campaña para que regrese, sí… pero al PRI, de donde lo corrieron acusado de haber entregado la plaza por una embajada.

Y nos vamos no sin antes comentarle que el gobernador Rubén Rocha se volvió tendencia en las redes, pero en sentido altamente negativo para él.

No sintió lo duro sino lo tupido, lomo le ha de haber hecho falta porque la raza piensa que se dejó doblar con la designación del nuevo Secretario de Turismo en la persona de Luis Guillermo Benítez Torres, cuyo destino real la gente estima que debe ser un traje de rayas por sus señaladas fechorías en el manejo de los recursos municipales y no una cómoda y mullida oficina de asuntos públicos.

Sentimos mucho que el gobernador no haya podido más y haya explotado contra el periodista Felipe Guerrero, ayer en su semanera.

Lo que entendimos es que el ejecutivo trataba de mandar un mensaje en sentido de que tiene problemas para pensar con claridad, porque nos resulta extraño que haya usado su tribuna para descalificar a un periodista al que conoce de toda la vida. El gobernador puede apelar a su derecho de expresar una frustración, sí, pero de una manera asertiva, sin generar confrontación.

Y sobre el asunto de la designación del Químico LGBT vale la pena remarcar que la gente que no es tonta, se queda con la percepción de que el Químico, con su persona y su cauda de inmoralidades, venderá más la imagen de un embajador de la impunidad y la alcahuetería cuatrotera que los atractivos de Sinaloa.

Ah¡, y el asunto no termina ahí. El gobernador Rubén Rocha Moya está por anunciar la designación de Ricardo Velarde Cárdenas, (a) “El Pity”,  como próximo subsecretario de Turismo, quien llegaría en condición de un indiciado de la justicia más, esto se lo digo porque el doctor Juan Torres Navarro, integrante de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados lo tiene demandado ante la Fiscalía General de la República por una serie de supuestos delitos que derivaron en varias carpetas de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí