SOLO PARA QUE TE ENTERES | DESENREDANDO LA MADEJA

0
372
BLANCA NIEVES PALACIOS BARREDA

Dijo la muy reconocida y apreciada escritora, Elena Poniatowska: “cuando la víbora te pica, no hay remedio en la botica” y, así parece ser en el caso de los mexicanos en relación con el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El presidente de México, sigue contando con altos porcentajes de aceptación entre la ciudadanía, haga y diga lo que sea siempre en beneficio de su interés, basta que a su dicho agregue: “por el bien del pueblo”; “el pueblo manda” y cuando alguien le aclara que su dicho contrasta con la realidad, se convierte automáticamente en adversario del pueblo, en un neoliberal, en un enemigo de la 4ta. Transformación.

Uno de los más grandes errores de AMLO es haber abierto las puertas del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) cuando este, consiguió su registro como Partido Político, para que entrara quien quisiera.

Empezó, con una especie de acto de reconciliación con quienes mucho lo habían atacado como candidato, invitando a miembros de los Partidos políticos del PRI; PAN; VERDE ECOLOGISTA; NUEVA ALIANZA, de la Profesora Elba Esther Gordillo que, estando en la cárcel por enriquecimiento ilícito, le dio su libertad y le devolvió todas las riquezas de las que se hizo como secretaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

En aras de acumular fuerza y gobernar sin mayores tropiezos, AMLO llegó a invitar al dirigente de los mineros en el autoexilio en Canadá, Napoleón Gómez Urrutia, perseguido por un cuantioso fraude en contra de los propios agremiados de sindicato de mineros, heredado por su padre y lo instaló como Senador.

Igualmente, el haber otorgado la jefatura de la oficina de la presidencia de la República a Alfonso Romo, un deudor del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA) entre otros beneficios de los que este deudor goza en este sexenio, en el que supuestamente “el pueblo nada”, ha sido una acción reprobable por todos aquellos que esperábamos una limpia de las “escaleras de arriba hacia abajo”.

A tres años y medio de este sexenio lopezobradoristas, muchos mexicanos consideran que, sus acciones siempre han tenido un importante motivo, “el bien de México y los más pobres”.

Da que pensar, de manera no muy positiva para muchos otros, la serie de acciones que AMLO ha realizado durante su desempeño como presidente; el mas reciente ejemplo es el hecho del anuncio en su mañanera que, invitara a hijos o nietos de personajes destacados extranjeros, en una significativa fecha para los mexicanos, el 15 de septiembre y el festejo del 16 del mismo mes.

Nunca AMLO ha invitado, a hijos o nietos de Emiliano Zapata; Francisco Villa, Francisco Madero, Rafael Buelna; Felipe Ángeles, de los hermanos Flores Magón, entre otros muchos familiares de nuestros héroes Nacionales.

Las últimas afirmaciones en su mañera, que por reiterada deja claro que, a AMLO, lo único que le importaba era llegar a ser presidente de la Republica Mexicana, vivir en Palacio Nacional y darse el lujo de sentarse en la silla presidencial, ha dicho: “al terminar mi mandato, yo me retiro, me voy a mi rancho, no daré conferencias ni entrevistas, no daré opiniones, no hablaré con nadie ni por teléfono, ni, aunque me lo pidan mis hijos”.

Surge la pregunta, ¿al término de su mandato, deja de ser mexicano?, ¿dejaran de existir los pobres?; ¿no habrá ya más problemas en México? o, ¿simplemente ya no lo le importara que suceda en México?

En función de sus afirmaciones y de que, sus esfuerzos por dejar magnas obras como: el aeropuerto, el tren maya, haber otorgado un mayor empoderamiento al ejercito y a la marina y, su más amplio reconocimiento a Carlos Slim, (que soterradamente es dárselo a Carlos Salina de Gortari), a los banqueros extranjeros, a los presta nombres mexicanos y extranjeros, explotadores de nuestras minas, sus metas han sido cumplidas.

El revuelo que provocó AMLO “destapando corcholatas”, esto es, señalando candidatos a la presidente para el 2024 entre sus funcionarios y, tras corto tiempo, sostener la abierta “votación y afiliación” en la que no se había trabajado desde que llegó a la presidencia, por parte de la dirigencia morenista, en la que, al estilo priista, hubo todas las irregularidades, mañas, trampas y violaciones, además del desplazamiento que se hizo de los verdaderos militantes morenistas, deja en claro, en manos de quien dejará la próxima presidencia y el destino de millones de mexicanos.

Saludos conciudadanos.
@blancapalacios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí