BULING INTERNACIONAL| Blanca Nieves Palacios Barreda

0
950

Poco entendible para la gran mayoría de los mexicanos resulta, la confrontación que se avizora entre nuestro país vecino, Estados Unidos del norte de América y Canadá contra México; estos 3 países como viene ocurriendo desde decenas de años atrás firman Tratados comerciales, en los que se especifican las reglas y normas a seguir y respetar lo que en esos “tratados” se señale, mismos que son suscritos por los presidentes de los países involucrados.

De amplio conocimiento ha sido que, entre estos tres países señalados, siempre el mas perjudicado ha sido, México; los presidentes en turno se han encargado de poner de rodillas a nuestro país frente al resto de estos países y el de España, Francia, Inglaterra, Alemania.

Sobre todo, desde que, en 1924 quien fuera secretario de Estado en E. U., Robert Lansing dijera: “México es un país extraordinariamente fácil de dominar porque basta con controlar a un solo hombre, el presidente”, aconsejando: “abrirles a los jóvenes mexicanos ambiciosos las puertas de nuestras universidades y hacer el esfuerzo por educarlos en el modo de vida americano, en nuestros valores y en el respeto del liderazgo de Estados Unidos”.

Por supuesto el tiempo le ha dado la razón a Lansing, pues han llegado a la presidencia de México, jóvenes hijos de políticos adinerados, educados al modo estadounidense, que se siente orgullosos de entregar las riquezas de nuestro país a través de contratos leoninos, que van más allá de un tiempo razonable a empresas extranjeras.

Ningún contrato, ni tratado ante cualquier país, debe tener validez, cuando de un latrocinio y despojo se trate antes, al contrario, presidente mexicano que lo haya suscrito, es un verdadero traidor a la Patria, y debe enfrentar la justicia.

Con indignación los mexicanos hemos padecido por largas décadas de presidencialismos priistas en complicidad con los panistas, como los beneficios sobre todo de nuestro petróleo, energía eléctrica y minas han hecho millonarios a presidentes y funcionarios de alto rango y más aún a empresarios extranjeros que, sin mayor problema cuentan con contratos hasta por 50 años con derecho a renovarlos por otros 50 años más.

Ante la defensa que hoy se hace del importante recurso de la energía eléctrica, los empresarios, presurosos e indignados acuden ante sus presidentes, Justin Trudeau, de Canadá y Joe Biden de E.U. a denunciar al gobierno mexicano de violar lo señalado en el T-MEC (Tratado México, Canadá Estados Unidos), así ha sido informado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).
Hay quienes, al escuchar en su mañanera a AMLO, decir con claridad: “nos defenderemos”, se le ha criticado señalándolo como: “un bravucón, que no podrá contra E.U. y Canadá”; pero hay muchos otros más mexicanos que, pensando en el bien de México ven con beneplácito esta acción que no habíamos visto nunca en un presidente de la República Mexicana.

Que este presidente no se amilane y demuestre estar dispuesto a defender este importante patrimonio nacional, sin duda le redituara el respeto y confianza que ha venido perdiendo por muchas de sus incorrectas actitudes y comportamientos, así como compromisos adquiridos con personajes que han sido precisamente, quienes han hundido a nuestro país.

Hemos sostenido a lo largo de estos tres años la importancia que conlleva una verdadera Transformación, lo que hemos esperado con paciencia y tolerancia desde hace aproximadamente 80 años, manteniendo también una firme disposición de defensa de nuestro territorio nacional.

No valdrán exigencias, amenazas ni de uno, ni dos, ni tres o más países, ni de presta nombres nacionales antipatriotas, para conservar esos perversos privilegios que los han enriquecido hasta la ignominia, dejando a millones de mexicanos en la miseria.

La firmeza de AMLO en el rescate de todo aquello que nos pertenece, será la mayor prueba de su verdadero patriotismo, porque el “gatopardismo”, lo tenemos bien conocido.

@blanca palacios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí