Entrevista a Labastida: pactos presidenciales, muertes anunciadas y narcopolítica

0
632

*Este jueves, Francisco Labastida Ochoa dio una entrevista a Carmen Aristegui para analizar la situación que enfrenta el Partido Revolucionario Institucional y su líder, Alejandro Moreno. Reveló que en 2018 el PRI ayudó a López Obrador a conseguir la Presidencia de la República.

El exsecretario de Gobernación y excandidato presidencial por el tricolor también habló sobre un presunto pacto del presidente López Obrador con organizaciones criminales, el arreglo que tuvo con Enrique Peña Nieto y el PRI en 2018 y los nuevos audios que involucran al senador Manuel Velasco y al secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

A lo largo de la entrevista, se refirió a las críticas que enfrenta la Fiscalía General de la República, el estilo de vida que lleva el expresidente Peña Nieto en España y la llegada de Quirino Ordaz como embajador a la nación ibérica, entre otros temas.

Carmen: ¿Qué ves, Francisco Labastida?

Labastida: Mira, Carmen, iniciaría mi conversación contigo y con el auditorio diciendo que lamento haber acertado en mis pronósticos. Si recuerdan, yo les dije que veía “una crónica de una muerte anunciada”, aludiendo a Márquez. Se dice que allí todo era como el sepulturero del PRI, que él lo iba a enterrar, y lamentó haber acertado. Ojalá me hubiera equivocado pero todos los indicios sobre él indicaban que íbamos a tener estos resultados que estamos teniendo. No sólo para el partido, Carmen…

Carmen: Dame un segundo, Francisco, perdón, dame un segundo, dame un segundo Francisco. Recuérdanos aquél pronosticó que nos hiciste, efectivamente, de “una muerte anunciada” cuando se nombró presidente a Alejandro Moreno. ¿Por qué dijiste lo que dijiste en aquél entonces? ¿Por qué estás diciendo que es lamentablemente para el PRI y para ti que estás acertando en tu pronóstico? ¿Por qué se preveía que esto que dices está ocurriendo, iba a ocurrir?

Labastida: Me refería por el personaje que es. Yo conocí a “Alito” hace muchos años y lo conocí cuando era regidor, y de repente llega a una reunión en un auto de lujo con un coche atrás con cuatro guardias, hace veintitantos años de esto… y yo dije: “¿quién es este personaje?”. Luego ya se dio a saber que era simplemente un regidor, pero que hacía negocios negociando contratos con Pemex, y que de ahí salía su dinero. Yo dije: “Bueno, este señor no tiene estatura moral ni cosa por el estilo para sacar al PRI del problema que trae”.

Carmen: ¿Francisco, eras tú en ese momento candidato a la presidencia por el PRI, por ahí de los 2000?

Labastida: No, no, yo era secretario de Energía, sí la memoria no me falla.

Carmen: Eras secretario de Estado en ese momento y tú dijiste entonces: “¿quién es este señor” y después viste esto.

Labastida: Sí, parece ser que no tenemos memoria ni tenemos capacidad de análisis. Era previsible. Por eso por eso dije que era” la crónica de una muerte anunciada”. Sé que le molestó mucho. Fue a Sinaloa a echarme pleito. Me vale *** o sea, no me importa. Yo tengo la costumbre de decir lo que creo, pues, no me gusta mentir, digo lo que pienso.

Carmen: Entonces, Francisco Labastida Ochoa, para ti, que fuiste el último candidato presidencial del PRI de una era, ¿que va a pasar con ese partido político del cual no sé si sigues formando parte pero que formaste parte y fuiste su candidato?.

Labastida: Bueno, hace varios años que no tengo nada que ver con el partido. Me parece que el partido en lugar de evolucionar hacia adelante se estancó, e incluso retrocedió. Yo creo que la peor época fue en el Gobierno de Peña. También dije, si te acuerdas, que Peña había sido el peor presidente que el PRI había tenido.

Carmen: Ahora te pregunto de Peña Nieto y de la visa dorada, Francisco. Pero déjame seguir con el tema de Alejandro Moreno…

Labastida: Sí, encantado.

Carmen: …Y el tipo de cosas que han ocurrido, que son bastante importantes para la política mexicana: una oposición muy débil a raíz de los resultados electorales que llevaron a López Obrador a la Presidencia, un partido, Morena, que de la mano de López Obrador pues ha tomado una parte importantísima del poder en México. Desde luego en todos los ámbitos vamos a ver qué pasa el fin de semana, pero ante esta debilidad, los partidos de oposición decidieron unirse y hacer este bloque PRI – PAN – PRD, que en otros tiempos hubiera sido técnicamente inimaginable. ¿Qué te dice eso?

Te puede interesar: ‘Alito’ Moreno sobre Labastida: es un hombre mayor… que diga qué pruebas tiene

Labastida: Me dice lo que dice a cualquier analista político serio… si quieren ganar se tienen que unir, pero lo que pasa es que sus plataformas políticas son muy diferentes, y yo creo que no se tienen confianza entre sí.

Carmen: Pero… ¿se necesitan?

Labastida: Se necesitan siempre y cuando haya una verdadera conjugación de plataformas y haya juego limpio.

Carmen: Francisco Labastida, respecto a lo que está ocurriendo con Alejandro Moreno y la dirigencia nacional del PRI y tú dices: “lamento que mi pronostico de ‘una muerte anunciada’ ocurra”… ¿Tú das por muerto al PRI o das por muerto políticamente a “Alito” Moreno? ¿A quién das por muerto?

Labastida: A “Alito” Moreno, desde luego, y también probablemente al PRI. Mira, para que el PRI se renovará y viviera tenía que hacer en primer lugar una autocrítica. Ha habido exceso, es decir, al lado de las cosas buenas, hemos hecho crear las instituciones, el Infonavit, del Seguro Social, el ISSSTE, lo que tú quieras, la autonomía del Banco de México, etcétera, ¿No ha habido muchos excesos y muchos actos de corrupción? por supuesto que sí. Entonces tenemos que empezar a hacer una autocrítica. Si no hacemos autocrítica no evolucionamos.

Carmen: ¿Too late? dirían algunos en inglés…

Labastida: Quizá too late…

Carmen: ¿Qué me dices del audio exhibido por “Alito” Moreno en su conversación con el senador Manuel Velasco? Un fragmento ponemos para que me contestes.

Carmen: Pues esto es lo que exhibió Alejandro Moreno, Francisco Labastida ¿Qué me dices de esta parte de la historia?

Labastida: Varias cosas. La primera es que el señor Velasco queda como lo que es: como un simple gato mensajero del Gobierno. Nada más. Me parece un papel indigno, pero no es extraño en él. Ando muy amable hoy…

Carmen: Andas amable, sí.. “Gato mensajero del Gobierno”… Y eso es lo que piensas y lo dices, venga, pues, ya está.

Labastida: En segundo: yo creo que al partido le va a ir muy mal.

Carmen: Un segundito, antes de ver qué va a pasar con el partido. Perdón que te desvíe el asunto, pero es que es muy impactante. A ver, ¿qué dices, además del papel de Velasco? Lo que sea, en esta parte Alejandro Moreno está planteando, está exhibiendo esta grabación. para decir: aquí está la evidencia de que López Obrador me mandó a amenazar, vía el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, con el mensajero Velasco, de que si no votábamos así, se entiende la reforma energética, pues así nos iría a.. “cómo nos toque”… y entonces él dice: es la evidencia de una amenaza del presidente de México a mi persona como dirigente del PRI, Francisco Labastida, ese es el meollo.

Labastida: Yo creo que eso que se discute es obvio.

Carmen: ¿Es obvio que sí?

Te puede interesar: Niega Adán Augusto López mensaje amenazante a Alejandro Moreno

Labastida: A la gobernadora de Campeche que de repente le llegó la inspiración…

Carmen: ¿Que de repente qué?

Labastida: ¿Le llegó la inspiración? Por supuesto que no. O sea, es un asunto todo en el que estamos… Yo no digo ni siquiera que haya que discutirlo, es tan obvio, tan claro, que no hay que discutir nada.

Carmen: ¿Y qué piensas de eso, de una práctica política de esa naturaleza? Si así fueron las cosas, si se utilizan herramientas de este tipo, entre el espionaje y eventuales amenazas judiciales y eventualmente la cárcel para un opositor como lo plantea el dirigente del PRI. Si eso estaría ocurriendo o está ocurriendo en México, y si el presidente de la República participa a través de su secretario de Gobernación con esas amenazas, para lograr una votación a favor de una reforma constitucional pues, ¿frente a que estaríamos, Francisco Labastida Ochoa?

Labastida: Pues estaríamos frente a un Gobierno totalmente autoritario. A ver, déjame plantearte en otros términos. 2 + 2 son 4. El presidente de Morena, Mario Delgado, actúa de manera propia, independiente, amenaza de que mete a 235 diputados a la cárcel ¿Él solito se le ocurrió o recibe instrucciones?

Carmen: ¿Qué crees?

Labastida: ¡Por supuesto que recibe instrucciones!

Carmen: ¿De parte de quién?

Labastida: Pues del presidente o el secretario de Gobernación. El secretario de Gobernación actúa obviamente recibiendo también instrucciones. Tienes un asunto de Estado acordado.

Carmen: ¿Y hacia donde se desarrollarán las cosas una vez exhibido el audio de la conversación de Moreno con Velasco? El presidente dice lo siguiente, déjame agregar este punto, Francisco Labastida, aquí déjame poner lo que dijo el presidente ayer, cuando le preguntó a alguien de la prensa.

Carmen: Claudia Guerrero, la colega de Reforma, que hizo las preguntas puntuales al presidente, y esto contestó, Francisco Labastida.

Labastida: Yo ya lo había escuchado y es lógico que estaba evadiendo un problema, es lógico y normal, pero a ver, “Alito” le contó a mucha gente estos 2 o 3 meses, a amigos míos, que existía un acuerdo con Peña y con López para llegar a la Presidencia.

Carmen: A ver, Francisco, a ver…

Labastida: Ellos lo hicieron. Están recogiendo el producto de lo que ellos sembraron…

Carmen: Francisco, dame un segundo. Sabes que yo tengo cierto problema con la línea y yo no estoy segura que el público te haya escuchado con total transparencia y estás diciendo algo muy relevante. Bueno, todo lo que has dicho, pero en esta parte estás diciendo que “Alito” contó a gente, y algunos de ellos son amigos tuyos, exactamente qué cosa ¿lo podrías repetir?

Carmen da contexto – en lo que regresa la llamada

Carmen: ¿Te sorprende algo de lo que estamos viendo?

Labastida: No, me parece el pronóstico lógico lo que están haciendo.

Carmen: ¿Quiénes?

Labastida: Todos. Todos los partidos. En su conjunto. Los partidos de oposición y el Gobierno.

Carmen: Retomemos el hilo. Se nos cortó la comunicación de los puntos específicos. Pero retomemos el análisis global. Labastida, tú dices: “Es la consecuencia lógica de lo que hicieron todas y todos…”. ¿La clase política en su conjunto de México?

Labastida: Sí, yo creo que ha habido un retroceso muy serio en la clase política. Que el presidente de Morena, el señor Delgado, esté pidiendo cárcel para 235 diputados porque realizaron un acto obligatorio que es votar y no les gustó lo que votaron, me parece un autogolpe de Estado.

Carmen: ¿Autogolpe de Estado? ¿Tal cuál?

Labastida: Sí, Carmen.

Carmen: ¡Ah, caray!

Labastida: De ese tamaño es. Es un absurdo. Es un crimen.

Carmen: ¿Y crees que la Fiscalía lo va a procesar?

Labastida: Yo creo que no va a pasar, afortunadamente, pero es una aberración. Una traición a la patria. Ellos hablan de una traición a la patria. Esto sí es una traición a la patria.

Carmen: ¿Por qué?

Labastida: Porque está matando la democracia y está matando un poder. Está matando al Poder Legislativo. Es un crímen. Está intentando convertirse en dictador.

Carmen: ¿Tanto?

Labastida: Sí. Es un crímen.

Carmen: ¿Le das tanta relevancia a algo que algunos minimizan e incluso ridiculizan?

Labastida: Sí, y yo lo ridiculizo también. Ridiculizo el intento. Lo ridiculizan por las malas consecuencias que va a tener, porque no va a pasar. Pero el intento es claramente atentatorio, agresivo, destructivo de la democracia en el país.

Carmen: De las cosas más graves, Francisco Labastida, que se están diciendo en este momento está el tema del narco. Hemos oído a los opositores plantear que el presidente tiene un pacto con el narco. Han llegado a plantear, en voz de Lily Téllez en el Congreso, que son el brazo político del crimen organizado. De ese tamaño es que están diciendo las cosas en el Congreso, con estos muy ríspidos debates. Tú que fuiste gobernador de Sinaloa y que te tocó gobernar la cuna del Cártel de Sinaloa ni más ni menos ¿qué me dices?

Labastida: Te recuerdo lo que te dije, perdón por aludir a la memoria, cuando tú me preguntaste, me entrevistaste cuando soltaron al hijo de “El Chapo”. Yo te dije que estaba de luto porque había muerto una gran parte de la justicia y de la seguridad mexicana.

Carmen: ¿Y ahora?

Labastida: No sé si me equivoque o no me equivoqué.

Te puede interesar: …Y AMLO acusa pacto EPN-Calderón

Carmen: Elecciones y narcotráfico ¿Qué me dices?

Labastida: A ver, en Sinaloa hubo apoyo del narco y en Sonora también, en todo el Pacífico norte.

Carmen: ¿Y en lo que viene el domingo?

Labastida: Seguramente lo habrá también en algunas regiones. A lo mejor les interesa Durango, sin duda, y van a actuar, pero el problema de fondo es que no hay Gobierno que lo contenga y…

Carmen: ¿Se puede contener?

Labastida: Si alguien levanta la mano como presidente municipal, como gobernador o como Presidente de la República, si sí juró, si protestó -Juárez lo cambió a protestó-, con cumplir con la Constitución y hacer cumplir la Constitución y las leyes que demanda, no realizan ningún otro juramento. La única obligación que tienen los que tienen un encargo público, es cumplir con la Constitución y con las leyes que de ella emanan.

Carmen: ¿Y qué está pasando?

Labastida: Pues que no la están cumpliendo

Carmen: ¿Nadie?

Labastida: En particular en el campo de seguridad, ¿dime quién?

Carmen: Dime tú, ¿nadie?

Labastida: Ni el fiscal. La instrucción que tiene el Ejército de dar abrazos y no balazos, de correr cuando los atacan… Perdón, estamos lamentablemente muy mal.

Carmen: Francisco Labastida, déjame regresar al punto de la política, la corrupción, la cero autocrítica del PRI, la muerte anunciada, todo lo que estás diciendo aquí. Dijiste y mencionaste: Enrique Peña Nieto, el expresidente -esta semana hemos seguido de cerca con los colegas de El País la información respecto a que logró el expresidente una visa dorada, adquirió un local comercial de €500,000 y no sabemos si más asuntos que le dio pase a esa visa dorada-, vive de una manera muy lujosa en un lugar de España y quedan preguntas abiertas, una de ellas sobre López Obrador y su, pues, condescendencia, llamémosle así, con Peña Nieto. ¿Qué estás viendo, Labastida Ochoa, con esta situación?

Labastida: Dentro de las costumbres que tengo es que no acepto de ninguna manera trabajar con alguien a quien no respete o realizar alguna tarea para la cual no me siento calificado. Entonces, me ofrecieron ser subdirector general de Pemex, lo decliné porque creí que iban a hacer algo que era dañino para Pemex y para el país.

Carmen: ¿En qué sexenio te lo ofrecieron?

Labastida: En el tiempo de López Portillo. Me ofrecieron ser gobernador de Sinaloa seis años antes de lo que fui. Dije: sí quiero, pero no estoy listo, no estoy preparado, no sé de seguridad pública. Me preparé durante cuatro años con todos, incluyendo a los israelitas, los españoles, los franceses, desde luego los mejores de México y de Estados Unidos, etcétera, para poder hacer

bien una tarea. Cuando fui secretario de Gobernación dejé (no se oye) 400 homicidios por año, creo, y bajamos el 90% los impuestos que ya andan 35,000.

Carmen: Este recuento lo haces para dirigir tu contestación, ¿hacia dónde?

Labastida: Ese recuento lo hago para decir que sí se pueden reducir los problemas, pero no es dejando pasar y dejando hacer.

Carmen: A ver, aquí hablamos de Peña Nieto, su residencia en España, investigaciones que uno esperaría que ocurrieran en México respecto a propiedades no explicadas como la casa blanca, Operación Zafiro, la Estafa Maestra, asuntos que globalmente este Gobierno ha señalado de corrupción. Han dicho que la palabra corrupción es la que define el sexenio pasado y quien encabezó el sexenio pasado pues no parece que tenga muchas preocupaciones que digamos, no parece que tenga ninguna inquietud; y el presidente de México ha sido bastante claro respecto a que lo respeta, que tiene un aprecio por, en pocas palabras, porque no se metió en la elección, es decir, le aprecia no haber cometido algún acto delictivo electoral, y entonces pues se tiene esa consideración y respeto de López Obrador a Peña Nieto. ¿Qué me dices de este capítulo de la historia de la política mexicana: López Obrador-Peña Nieto?

Labastida: En las elecciones del 18, el PRI ayudó a que López Obrador tuviera más votos.

Carmen: ¿El PRI ayudó?

Labastida: Sí.

Carmen: ¡Ah, caray! Bueno, a ver

Labastida: Estoy diciendo lo que tú sabes perfectamente.

Carmen: Créeme que no tengo idea…

Labastida: A ver, Carmen, si el candidato del PRI ataca al segundo lugar en lugar de atacar al primero… Si le sacan al candidato del PAN un supuesto delito y lo atacan por ello… Si los gobernadores de varios estados del PRI que le ayudan a que saquen más votos.. Ponen estructura electoral a su servicio… ¿Qué quiere decir? Que lo ayudaron a que ganara con más votos. Si le permiten que tenga una sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados de cerca del 18% en contra de lo que dice la Constitución ¿qué significa?

Carmen: ¿Que le ayudaron?

Labastida: Pues claro que le ayudaron, por supuesto

Carmen: ¿En consecuencia pudo haber un pacto entre López Obrador y Peña?

Labastida: En consecuencia, está correspondiendo a los servicios que se han prestado.

Carmen: ¿Con no mover nada, para no molestar a Peña en nada?

Labastida: Mhm, mhm… (afirmativo)

Carmen: ¿Entonces qué hacemos con eso, Francisco, cómo país?

Labastida: Pero no se necesita ser Einstein para saberlo.

Carmen: Pero hay que decirlo y hay que hablarlo.

Labastida: Por supuesto que hay que decirlo, no hay que cometer el crimen del silencio.

Carmen: Pues en eso estamos, no cometiendo el crimen del silencio como algunos querrían.

Labastida: Así es.

Carmen: Y en esta conversación, dime tú, entonces, si estamos frente a un pacto que pudo haber sido explícito, implícito, ¿cómo lo cómo lo estás interpretando?

Labastida: Yo creo que explícito.

Carmen: ¿Explícito?

Labastida: Yo creo que explícito. Dice “Alito” que tiene el beneplácito de los del presidente en funciones y el presidente electo, pues es que sea explícito ¿no? Y dice, además, “traigo 300 millones de pesos para hacer la campaña, no se metan a competir contra mí”.

Carmen: ¿Eso dijo cuándo buscó la presidencia del PRI?, ¿dijo que tiene el beneplácito de los 2 de los dos presidentes, del que salía y del que entraba? ¿Así lo dijo, del presidente Peña, del que salía, del que entraba del presidente Peña y de los pesos para hacer la campaña? ¿Así lo dijo? Y entonces, tú dices: eso no es más que un acuerdo entre los dos presidentes, el que se va y el que entra para que el presidente del PRI sea alguien que le resulte bien al presidente que sigue, que es López Obrador. No está resultando si fuera así.

Labastida: Que estuviera en sus órdenes.

Carmen: Pero no parece que ocurrió..

Labastida: No, por alguna razón se rebeló, porque yo creo que la opinión pública estaba totalmente en contra y al final de cuentas la sociedad civil afortunadamente tiene cada vez un mayor peso.

Carmen: ¿Y tú crees que Alejandro Moreno, ‘Alito’ Moreno, si este pacto sucedió como tú planteas entre Peña Nieto y López Obrador y uno de los elementos que pones a la mesa a discutir es ese presidente del PRI, lo acordaron los dos? Ese punto en algún momento se rompió y Alejandro Moreno tomó vida propia… ¿Digámoslo así?

Labastida: Sí, así lo interpretó. Y me parece que, además, es bastante obvio, es bastante.

Carmen: ¿Y a qué juega Moreno?

Labastida: Yo creo que él juega a que lo van, a que a lo van a apoyar los partidos con los cuales tiene un acuerdo, de los cuales mutuamente desconfían de este y no hago más que decir lo que es lo que ellos le dicen a su gente de confianza. Mira, el mundo hoy está muy comunicado y se sabe todo.

Carmen: No todo, pero cuéntanos de algo que no sepamos.

Labastida: Tú sabes todo.

Carmen: No

Labastida: Pues que eres una excelente periodista, espléndida, sabes que te admiro hace mucho tiempo.

Carmen: ¿Pero ¿qué no sabemos, Francisco? ¿A qué te ibas a referir?

Labastida: Yo no, yo te decía que se sale todo.

Carmen: ¿En general?

Labastida: Digamos, a veces no queremos reconocer, porque el poder de comunicación del Gobierno es abrumador, entonces no queremos reconocer lo que está ocurriendo y hay un grupo de gentes que son absolutamente incondicionales, fanáticas, que creen a pie juntillas lo que diga su jefe el presidente. Si el el cerebro no lo tienen más que de adorno.

Carmen: Uy, ¿te refieres a si alguien en particular? ¿El gabinete o a quién te estás refiriendo?

Labastida: Bueno, el gabinete es de tercer nivel, por no decir porque no hay de cuarta.

Carmen: Auch.

Labastida: Con sus muy honrosas excepciones.

Carmen: ¿Tienes una excepción que destacar?

Labastida: Digamos, un muy buen profesionista, lo conozco personalmente, trabajó conmigo cuando yo fui secretario de Agricultura, es el actual secretario de Agricultura, pero no dejan hacer nada.

Carmen: ¿Te lo ha contado?

Labastida: Vamos a evaluar a los entes por los resultados que dan. Los resultados que dan en salud pública son lamentables. Tenemos los peores lugares en términos del manejo de la pandemia. Yo te diría que el más, más serio, el mejor es el secretario de Hacienda. ¿Por qué? Porque. bueno ha logrado…

Carmen: ¿Un técnico?

Labastida: Es una persona capaz en su materia. Es una persona capaz, seria, con carácter para defender sus puntos de vista, al que le ofrecieron varias veces ser el secretario y dijo que no quería ser a menos que se le cumplieran ciertos compromisos mínimos de comportamiento en el gasto público.

Carmen: Estamos hablando, Francisco Labastida, de un momento para México sumamente importante, se están jugando demasiadas cosas.

Labastida: Sin duda alguna.

Carmen: Déjame, déjame cerrar esta conversación, a reserva de seguir hablando, si me lo permites, pues con esta reflexión que tú puedas compartir con tu mirada de las cosas sobre sobre hacia dónde se puede dirigir este país en función de los elementos principales. Una disputa adelantada por la presidencia en 2024, un juego político en donde ya desde ahorita sabemos a quién el presidente ha impulsado y esto suena, o me suena, pues, a una reedición del dedazo histórico del PRI. ¿Me equivoco?

Labastida: Sí, es una grave amenaza para el país. Permíteme enfatizarlo, Carmen, yo creo que el narcotráfico es la peor amenaza que el país tiene.

Carmen: ¿El narco va a marcar el 24?

Labastida: Muy posiblemente. Espero que podamos hacer algo para evitarlo, es profundamente preocupante, doloroso, el daño que el narco le está haciendo al país. Ya no hablemos de la política, que le está haciendo a los mexicanos. Los casi 100 muertos que a diario se presentan o que a diario ocurren, los 100,000 desaparecidos, el control que tienen de regiones, vastas regiones del país, donde se han convertido en los jefes, los jefes de la zona, la autoridad de la zona.

Carmen: ¿Cómo viste la respuesta del presidente con lo del retén de gente vestida de militar y los periodistas, ahora que estuvo en Badiraguato? Una vez más Badiraguato, una vez más en el Triángulo Dorado, e l presidente y su visita previa a las elecciones. Todo esto que ha creado este clima de polémica y de discusión. Esa escena en particular, y esa respuesta del presidente: ‘están haciendo un escándalo de lo que pasó con los periodistas y el retén de estas personas’. Ya luego detuvieron a quién sabe quién, pero ¿esta escena que te dice?

Labastida: A ver, ésta no es más que la cereza sobre el pastel, Carmen. Veamos lo del contexto globaLabastida: Badiraguato, ¿cuánto tiene, 5000 habitantes? Ha hecho cuatro visitas. ¿No hay más habitantes en Nezahualcóyotl o en Chalco o en cualquier región del país con más de 5000 habitantes, porque cuatro visitas a Badiraguato? ¿Por qué no Chalco? ¿Azcapotzalco?

Carmen: ¿Qué piensas?

Labastida: Es ir a saludarla… A la mamá de El Chapo… Perdón, no le puedo llamar El Chapo. Es una gente que no le voy a decir por su apodo, le digo.. Por Dios Carmen.. Se está tratando de minimizar el problema de que fueron el presidente y el general secretario únicamente con resguardo de los narcos.

Carmen: Únicamente con resguardo de los narcos. No se puede, a ver, ese es un tema.. Tú que tú que conoces, como es obvio Sinaloa, ¿no puede entrar el presidente de la República a esa zona como lo hizo así fuera en avión o en helicóptero o en lo que fuera, sin la anuencia del narco?

Labastida: Por supuesto y quería haber llegado varios militares o varios marinos o varios de policía militar o varios de la Policía Nacional o varios de la policía del Estado. Es decir, gente de total confianza y en número suficiente para repeler cualquier agresión que se pueda presentar..

Carmen: ¿Pero ocurrió algo así?

Labastida: Ocurre que hasta el nombre le quieren cambiar…

Carmen: ¿En vez de triángulo dorado o triángulo de la gente buena, creo?

Labastida: Que la gente buena y trabajadora, ajá…

Carmen: ¿Qué te parece eso?

Labastida: Obviamente ilógico. Si es la zona de los narcos desde hace 70 años. Estados Unidos hizo que México que cultivara marihuana porque le estaba faltando suministro de mariguana, de goma de opio, para producir morfina durante la Segunda Guerra Mundial. Ahí nace el narcotráfico.

Carmen: Y ahí sigue el narcotráfico…

Labastida: Ahí, ahí sigue por supuesto.

Carmen: ¿Es el corazón del narco en México?

Labastida: Sí.

Carmen: Cuatro visitas a Badiraguato del presidente de la República, Francisco Labastida…

Labastida: Con 5,000 habitantes.

Carmen: ¿Qué lo puede explicar?

Labastida: No hay explicación.

Carmen: ¿Qué puede estar detrás?

Labastida: Ah, detrás pueden estar cosas muy sospechosas, pero no tengo la evidencia suficiente. Hay indicios, como dicen los abogados, hay indicios, pero no pruebas.

Carmen: ¿indicios que apuntan a dónde?

Labastida: Indicios que apuntan a una protección que es muy sospechosa del Gobierno sobre el narcotráfico.

Carmen: ¿Sobre el cártel de Sinaloa en particular?

Labastida: Particularmente.

Carmen: ¿Sobre el cártel más poderoso de México?

Labastida: Sí, y el Jalisco Nueva Generación, son los más poderosos.

Carmen: ¿Qué si sí ocurriera? ¿Querría decir, y lo pongo en esos términos, porque si tú no tienes pruebas, yo menos, que sería el mismísimo presidente de la República que estaría haciendo alguna gestión en ese corazón de la tierra del narco, en Badiraguato, o por qué cuatro viajes tan seguidos ese lugar?

Labastida: ¿Por qué va cuatro veces, este, a un pueblo de 5,000 habitantes? Porque obtienen… A ver, ve las declaraciones del candidato del PRI, Mario Zamora, que dijo, dice, “2 veces con humildad, les pido con humildad”, 2 veces usa la palabra, “pido que me devuelvan a la gente que detuvieron, que tuvieron acerca de 800 gentes, entre ellos secretario de acción política, su mujer…”. Le dijeron: “los vamos a matar si gana”.

Carmen: ¿Cuándo ocurrió esto, Francisco?

Labastida: En la elección pasada elección en Sinaloa.

Carmen: ¿Y se los devolvieron?

Labastida: Se los devolvieron, sí.

Carmen: ¿Y qué interpretas?

Labastida: ¿Cuál será la situación, Carmen, que no, que dice el candidato a gobernador del PRI “les pido con humildad, ya que cumplieron con su tarea, que me regresen a la gente, es gente buena, no ha hecho ningún daño, regrésenla, por favor, con humildad se los pido”?

Carmen: Muy comedido.

Labastida: Sí.

Carmen: En el punto en donde nos quedamos, lo más grave de todo esto es si, efectivamente, hay un pacto o no, una protección o no, una negociación o no, entre el Gobierno de la República y el principal cártel del crimen organizado, con sede en Sinaloa. Si ese es un tema en donde no hay pruebas, ni tú ni yo ni yo tenemos pruebas para afirmar nada, pero tú dices: hay elementos, indicios, hay circunstancias que no se pueden dejar de decir, hay situaciones que nos obligan a plantearnos que el tema puede estar ocurriendo o ya ha ocurrido con este Gobierno, y te pregunto, si así fuera ¿también con otros?

Labastida: De manera tan obvio, no, pero no lo descartaría.

Carmen: A ver, Felipe Calderón, Genaro García… Genaro García Luna.

Labastida: A ver, García Luna desde luego violó la ley y cometió graves delitos. Qué bueno que cualquier gente que viole la ley y que cometas delitos, le aplique la ley. Estamos obligados a eso, qué bueno. Pero no creo que él esté involucrado, son 2 cosas diferentes.

Carmen: ¿Quién? ¿Calderón?

Labastida: Calderón.

Carmen: Pero tuvo a un secretario a su lado, su hombre era García Luna.

Labastida: Es un grave error tenerlo al lado..

Carmen: O sea, ¿fue un error o fue su instrumento para tener contacto de esa forma con el crimen organizado y coexistir políticamente?

Labastida: No hubiera hecho una guerra cómo la que hizo.

Carmen: ¿Tú crees que Calderón fue…? ¿Cuál es la palabra que usas para definirlo?

Labastida: Yo creo que Calderón es buen hombre pero de mecha corta.

Carmen: Bueno, eso queda claro.

Labastida: Su responsabilidad histórica respecto a lo que hizo, su responsabilidad histórica fue haber emprendido una lucha por la cual no se preparó previamente.

Carmen: ¿Se le puede acusar de torpe al tener al lado a alguien que trabajaba en el crimen organizado y no darse cuenta?

Labastida: Sí.

Carmen: ¿Torpe es la palabra?

Labastida: Sí, yo diría…

Carmen: ¿Poquito más?

Labastida: Yo diría que desinformado sin duda alguna. A ver, dicen que los presidentes son los hombres mejor informados en México.

Carmen: El presidente López Obrador eso dice.

Labastida: Creo que son los más informados, no los mejor informados.

Carmen: Los más, no los mejores. Ah, caray, ¿y cuál es la diferencia?

Labastida: Hay una diferencia de fondo, ¿eh?

Carmen: A ver, ¿cuál es?

Labastida: Menos cuando te dan información sesgada y malintencionada.

Carmen: ¿Y así le ocurrió a Calderón?

Labastida: Así les pasa a los presidentes.

Carmen: ¿A todos?

Labastida: Casi todos.

Carmen: Con Peña, ¿qué pasó, Francisco?

Labastida: ¿Qué pasó con Peña? La irresponsabilidad y no ocuparse de los problemas del país..

Carmen: ¿No gobernaba Peña?

Labastida: No.

Carmen: ¿Quién gobernaba?

Labastida: Quien quisiera, pero él no.

Carmen: ¿Él estaba en otras cosas?

Labastida: Él estaba en otras cosas prefiero no dar opinión.

Carmen: Oye, pero de eso queremos tu opinión, para eso estás..

Labastida: Acá, bueno, digamos, estaba más en cosas para placer personal, dejémoslo ahí..

Carmen: ¿Sabes algo?

Labastida: Eso es suficiente.

Carmen: Intuimos que sabes y qué prefieres no contar de esta parte.

Labastida: Es poco elegante.

Carmen: Es poco elegante… Pero poco elegante sería no volver al punto de qué hacemos con el caso Peña Nieto y las informaciones que hoy tenemos de su modo de vida, como las hemos tenido de Salinas de Gortari, todo y de otros priístas, presidentes.

Labastida: Toda presunción requiere una investigación.

Carmen: Tú piensas, Francisco Labastida, que en México las instituciones del país, la Fiscalía General de la República, por lo menos la Función Pública, la Presidencia podría empujar, si quisiera, debería procesar algún tipo de información que exista como evidencia o como indicio respecto al ex presidente Enrique Peña Nieto, ¿sí o no?

Labastida: Yo creo que sí.

Carmen: ¿Qué debería investigarse de Peña Nieto?

Labastida: Bueno, de dónde sacó tanto dinero.

Carmen: Buen punto, coincido contigo, su circunstancia patrimonial es un tema, ¿no?

Labastida: Por lo tanto, su participación en grandes actos de corrupción.

Carmen: ¿Piensas que en Pemex estuvo el principal tema de corrupción en México en el sexenio pasado?

Labastida: Yo creo que sí.

Carmen: ¿Por qué lo dices?

Labastida: Por las cantidades que se manejan y las grandes cifras con las cuales se compraron cosas, y se le dieron beneficios y acuerdos con las empresas, con diferencias extraordinariamente grandes.

Carmen: Fuiste secretario de Energía, sabes del tema de la electricidad, de la energía, o sea, tienes conocimiento técnico y de administración pública, del tema, ¿tienes alguna cifra en particular, algún caso en específico que dijeras “ah, carajo, ¿qué es esto?”?

Labastida: Bueno, en el sexenio pasado, desde luego, lo muy comentado, este, me parece que lo de Odebrecht es una peccata minuta el un acuerdo que hicieron para venderle el metano con precios inferiores al precio internacional, ya tiene una suma de millones de dólares muy grande.

Carmen: ¿Tienes un dato a la mano?

Labastida: Estoy hablando de memoria, pero más de 100 millones de dólares al año.

Carmen: ¿100 millones de dólares de diferencia entre lo que debería haber como cobrado y lo que cobraron?

Labastida: Ajá.

Carmen: ¿A quién?

Labastida: A la empresa que, a ver, la empresa formada entre Odebrecht 75% y una empresa mexicana que tenía que ver, es medio propietaria el, el ex secretario de comunicaciones.. O el secretario Jiménez Espriú.. La familia de él tenía el 25% y la otra…

Carmen: Dices “ahí hubo un diferencial más menos de 100 millones de dólares al año respecto al diferencial y les cobraron menos de lo que deberían”, es decir, Pemex perdió por lo menos 100 millones de dólares al año por haberles cobrado menos en algo que debería ser investigado en el sexenio de Peña Nieto, por hablar de un asunto que estás aquí recordando. O sea, que hay materia prima de investigación, habría más o menos de sobra…

Labastida: Habría varias cosas que investigar.

Carmen: ¿Crees que ocurra algún día?

Labastida: No lo sé, lo deseo.

Carmen: ¿Piensas que la Fiscalía General de la República…?

Labastida: No es que quiera evadir respuestas, es que no tengo capacidad para predecir el futuro, veo cosas muy obvias, cómo las que te dije…

Carmen: Te voy a contradecir, porque empezamos esta charla hace ratito, cuando tuviste razón en el pronóstico, cuando dijiste que iba, que es “una muerte anunciada”.

Labastida: Porque era obvio.

Carmen: Porque era obvio, ¿y esto no te parece tan obvio?

Labastida: Esto me parece bastante sospechoso, pero no tengo los elementos para afirmarlo.

Carmen: Pues son cosas muy delicadas, Francisco Labastida, y déjame cerrar con esta parte respecto a las instituciones del país. Dentro de las cosas graves o gravísimas que están ocurriendo vemos una, pues iba a usar la palabra ‘pleito’, pero es mucho más que un pleito, pero en fin la usó: el fiscal Alejandro Gertz Manero, Julio Scherer Ibarra, hay acusaciones cruzadas, señalamientos gravísimos de diferente tipo, en donde se habla, se afirma, se abren ventanas de procesamiento judicial en este sexenio actual, respecto a presuntos o posibles negocios multimillonarios utilizando instituciones del Estado, influyentismo, etcétera, etcétera etcétera. Hemos seguido de cerca todo este proceso y no tenemos la más remota idea de dónde va a parar, pero no es cualquier cosa que tengamos al ex consejero jurídico del presidente López Obrador, denunciando al fiscal General de República y a la Fiscalía General de República tratando de imputar a abogados relacionados con el consejero jurídico de la Presidencia, por decirlo rápido, Francisco Labastida, de eso que está aquí, en esta mesa del país.

Labastida: Además, utilizando el poder de la Fiscalía para casos personales.

Carmen: Hablando el caso Alejandra Cuevas, que es un caso que también, ya hemos hablado. Pero déjame detenerme en esta otra parte, ciertamente es importante lo que dices, pero me detengo acá.. Estamos hablando de un choque de trenes. Donde los principales personajes cercanos al presidente López Obrador: Scherer, Gertz, Sánchez Cordero, los que están señalados en las acusaciones públicas que hemos podido seguir, pues, ¿en qué va a terminar esto y qué representa para México ese punto que estamos aquí planteando?

Labastida: A ver, así como creo que he dicho, Alito tiene que renunciar al partido.

Carmen: ¿Renunciar al partido? No lo dijiste hasta ahora.

Labastida: ¿Eh, sí? Sí, a ver. Cero de 10 elecciones estatales. Cero de 10. Sí, entre otras cosas, este, el partido no no no

Carmen: ¿Para que el PRI sobreviva tiene que renunciar Alito?

Labastida: Tiene que cambiar.

Carmen: Tiene que cambiar y, por lo pronto, renunciar el presidente.

Labastida: No es la gente adecuada.

Carmen: ¿Qué tendría que ocurrir?

Labastida: La Fiscalía tiene que reorientarse. Tienen que cumplir con la responsabilidad, con la alta responsabilidad que tiene encomendada, y no veo a Gertz con la capacidad para hacerlo.

Carmen: ¿Es un tema de capacidad?

Labastida: De voluntad.

Carmen: ¿Qué tendría que ocurrir en la Fiscalía y qué tendría que ocurrir con el doctor Gertz?

Labastida: Tiene que hacer lo mismo, entre un examen de conciencia y una corrección del camino.

Carmen: En tu opinión, ¿tendría que renunciar o el presidente debería hacer uso de sus atribuciones legales y retirarlo del cargo?

Labastida: En dado caso el Senado.

Carmen: El Senado tendría que… No… Creo que ver la fórmula legal pero me parece que es el presidente el que puede removerlo.

Labastida: Si no me equivoco creo que sí, el Senado, pero no me meto a discutir.

Carmen: Bueno, ahí la ley está para revisar, pero digamos tiene que debería haber una actuación de algún tipo para que la Fiscalía entonces se reoriente, se redireccione.

Labastida: Se re direccione. Que cumpla con el alto cometido de responsabilidad que tiene.

Carmen: No parece que esté en el escenario inmediato la salida de esta manera.

Labastida: No parece, pero yo estoy acostumbrado a que hay veces que las cosas no parecen y son.

Carmen: ¿Has podido seguir el proceso judicial contra los abogados cercanos a Julio Scherer?

Labastida: Más o menos. Hay tanta información.

Carmen: Exacto, pero aquí hay una, hay una cosa de locos. Pero, a ver, para cerrar esta parte. Vimos una cosa muy fuerte que es la resolución después de 23 horas de audiencia el juez Delgadillo Padierna, que fue el juez que decidió sobreseer, desestimar el intento de vincular a proceso a cuatro personas relacionadas con el consejero jurídico de la Presidencia de la República. Bueno, ahora hay un cruce de señalamientos y veremos qué se resuelve desde la Judicatura, porque la Fiscalía denunció al juez que defendió a Julio ”S”, que no podría ser otro más que Julio Scherer. Dice Julio Scherer, las cosas que dice en su en su colaboración con Proceso de hace ya algunos meses, ¿estamos frente a algo inédito no crees?

Labastida: Sí.

Carmen: ¿Y en qué va a parar? ¿Piensas algo si hay dos versiones sobre el asunto?

Labastida: Sí, hay 2 versiones sobre el asunto. Lo que está muy claro es que el uso de los instrumentos de la Fiscalía para asuntos personales, no es algo razonable.

Carmen: No es algo que, no debe ocurrir, simplemente.

Labastida: No.

Carmen: La pregunta es si en el uso de la Fiscalía para asuntos personales se incluiría, lo pongo en esos términos, lo que Julio Scherer dice que es un intento de venganza del fiscal contra éLabastida:

Labastida: Parece ser que hubo diferencias personales cobradas de mala manera.

Carmen: Y, bueno, está de regreso la otra versión, que es que se tiene que investigar las acusaciones que se le hacen a los abogados cercanos a Scherer y al propio Scherer, según las denuncias, como las de Juan Collado o Diaz Gargari, que esa es la otra vertiente.

Labastida: Aquí lo que importa es que, este, no valen los dichos sino los temas.

Carmen: Totalmente de acuerdo, pero están los dichos de los personajes y protagonistas que también hay que registrar y lo que se han dicho pues es de antología.

Labastida: Si.

Carmen: ¿Habías visto algo así en la política mexicana, Francisco?

Labastida: No, no, no, no, no.

Carmen: El presidente quiere desestimarlo y dice “es asunto de abogados”.

Labastida: ¿Te confieso una cosa?

Carmen: Si puedes…

Labastida: He visto cosas difíciles y nos revela un, una falta de control sobre las cosas.

Carmen: Aquí tenemos algo en donde el presidente ha querido minimizar, desestimar, no hablar del tema, porque el presidente habla de todo y de todos, y de lo que se le ocurre, y de lo que pasa enfrente, y hay ciertas cosas, pero no de esto..

Labastida: No es lo importante.

Carmen: Pero no lo importante y esto es, pues es importante.

Labastida: Sí.

Carmen: Y tendríamos que reclamarle al presidente: oiga, si habla de todo, y dice que su pecho no es bodega pues, ¿por qué se hace guaje de esto?

Labastida: Hay que hablar de lo importante, ¿no?

Carmen: Pues sí, ¿no? Digo, pero a ver, ¿por qué no habla el presidente de esto?, ¿por qué tendría que tomar partido por Gertz?

Labastida: Porque va de los asuntos…

Carmen: ¿No podría decir: “le creo a los dos”?

Labastida: No puede

Carmen: Y como no puede, mejor dice: “no es importante”.

Labastida: Que cree una comisión, lo que sea y que lo resuelva, pero no puede ser que no exista en los problemas importantes. No puede ser, no debe ser.

Carmen: ¿Cómo viste la respuesta del presidente -hablando del tipo de respuestas que da ciertos temas- cuando el retén del que ya hablamos, de los periodistas, le preguntan y repreguntan…

Labastida: Entra en la categoría que estamos mencionando.

Carmen: Pues es que es un tema cuando se trata a los periodistas, que le están diciendo que “¿qué dice del retén presidente?” y él dice “viva Sinaloa” y ya, vámonos. Pues es es una falta de respeto, ¿no?, a los periodistas y a la sociedad mexicana. En vez de decir las cosas están…

Labastida: Pues forma parte de las cosas que estamos hablando.

Carmen: Pues de un presidente que tenemos…

Labastida: La única vez que no he ido a la ceremonia de protesta de un gobernador Sinaloa, fue la pasada.

Carmen: ¿Por qué no fuiste?

Labastida: Porque la forma en la cual fue electo es particularmente sospechosa, que le ayude el narco en las elecciones, es sospechoso.

Carmen: ¿En tu estado?

Labastida: Yo no fui por esa razón.

Carmen: Por esa razón… ¿Qué elementos tienes para sostener esto?

Labastida: ¡Hombre! ¡El secuestro de todas las gentes del partido!

Carmen: ¿Ese es el principal indicador para ti?

Labastida: El robo de urnas.

Carmen: ¿Qué más pasó en tu estado?

Labastida: Básicamente, esas 2 cosas, tres cosas: robo de urnas, secuestro de personas, presión para que la gente votara en cierto sentido.

Carmen: ¿El actual gobernador de tu estado no pudo llegar ahí sin la ayuda del narco?

Labastida: No, a lo mejor pudo llegar, pero en condiciones muy diferentes.

Carmen: ¿Cuáles?

Labastida: Con muchos menos votos

Carmen: ¿Y cómo se gobierna así, si es que llegas de esta manera?

Labastida: Con muchas más disculpas.

Carmen: Déjame cerrar la charla, Francisco Labastida, que te aprecio mucho, diciendo que hay cosas que también llaman la atención. ¿Qué te dice Quirino Ordaz, embajador de México en España, el lugar donde Peña Nieto reside? ¿Tienes algún comentario?

Labastida: Quirino Ordaz tiene libertad para escoger a donde se va. Eso yo creo que no hay que discutirlo. Lo que es discutible es su papel, su complicidad, vamos, mandar así, en la elección del actual gobernador.

Carmen: Ah, ¿sí?

Labastida: Sí, eso es lo que discutimos

Carmen: Eso es lo que es discutible. ¿Y qué papel va a jugar Quirino allá en España?

Labastida: No lo sé, porque es muy difícil decir. Por lo pronto, le dan un premio a Matos, Eduardo Matos.

Carmen: Sí, el Asturias, el Princesa de Asturias.

Labastida: Al arqueólogo que descubrió el Templo Mayor, del cual somos amigos. Mi mujer es muy amiga de él, yo soy amigo de él; mi mujer tiene 21 libros publicados.

Carmen: Tere (Uriarte).

Labastida: Tere, sí. me ayudó muchísimo, me ha ayudado muchísimo en todo

Carmen: Pero, ¿por qué recordaste a Matos?

Labastida: España le da un reconocimiento a la arqueología mexicana, a la antropología mexicana.

Carmen: Sí.

Labastida: Y, entonces, nos da una cachetada con guante blanco. “Ustedes”, dicen. “que, pues, miren, aquí está este señor y este señor además dice ‘oye, no, fue 1521, ¿eh?, fue 1525, cuando Tenochtitlan…’”.

Carmen: Matos Moctezuma les ha corregido la plana.

Labastida: Ajá, tuvo el valor civil de decir la verdad.

Carmen: ¿Así interpretas el premio Princesa de Asturias, al reconocimiento que se le da a Matos Moctezuma, un premio a la arqueología mexicana y una cachetada con guante blanco de España a México, al gobierno de México?

Labastida: Sí.

Carmen: Ah, mira, interesante tu interpretación. Mmmm, no había pensado. Bueno, pues Francisco Labastida, nos quedan muchos asuntos, pero yo te aprecio mucho estos, esta conversación larga que hemos sostenido y sigamos hablando, si te parece. Le mandamos, le mandamos un saludo a Tere Uriarte, tu esposa, que es una académica muy destacada. Hay que decirlo, Uriarte, con una trayectoria universitaria muy importante, 21 libros dijiste, y bueno, amiga de Matos Moctezuma por su trabajo profesional. Así que, bueno, pues ¿qué tema no nos faltó abordar para cerrar Francisco?

Labastida: Hahahahha.

Carmen: ¿Algo que no dijiste y que quieras decir para cerrar?

Labastida: Que te deseo siempre mucho éxito, a tu programa, que es una buena fuente de información.

Carmen: Te lo agradezco, Francisco. Un abrazo y hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí