LA REFORMA ELECTORAL || Blanca Nieves Palacios Barreda

0
2078

Da inicio la nueva guerra en el legislativo, justo ahí donde se dice trabajan los “representantes del pueblo”, los Diputados y Senadores; el motivo, el Presidente de la República de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha dicho que enviará una iniciativa más, pero no cualquier iniciativa, algo que les afectará directamente a los congresistas.

La Reforma Electoral es algo que, por muchos años los mexicanos hemos deseado hacer, pero la indiferencia, la apatía y la firme creencia de que, si un ciudadano común la presenta, la mandarán como suele decirse, “a la congeladora”, por no utilizar un término altisonante.

Paradójico resulta este pensamiento toda vez que, los ciudadanos somos los patrones de los congresistas; la realidad es que, a quien obedecen es al Presidente en turno y según sea su afiliación política, porque quienes conforman la oposición, siempre están contra toda iniciativa que provenga del Ejecutivo; así es la perversidad de la política que nos imponen.

De la Iniciativa de la que hablamos, próxima a enviarse al Congreso, ya ha empezado a levantar ámpula, y no solo entre los de oposición, sino entre quienes, sin convicciones firmes y honestas, suelen andar como changos mecateros, de Partido en Partido con tal de permanecer como Diputados y de ahí brincarle al Senado y viceversa por décadas.

Las reforma al Art.41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos relacionados con la ley electoral propuestas por el Ejecutivo son:

1.-se eliminan los diputados plurinominales; 2.- La cámara de Diputados pasa de 500 a 300 Diputados y el senado de 128 a 96; 3.- desaparece el Instituto Nacional Electoral (INE); para crear el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC); 4.- los consejeros y magistrados electorales serán elegidos por voto popular; 5.- Se reduce al 33% la participación ciudadana para que la revocación de mandato sea vinculante; 6.- Desaparecen los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLES) y los Tribunales Electorales Locales; 7.- Se elimina el financiamiento público a los Partidos políticos en tiempos no electorales, solo se conserva el destinado a campañas electorales; 8.- Disminuyen los tiempos en radio y televisión en materia electoral; 9.- Se reducen los integrantes de los ayuntamientos y sólo quedarán 9 regidurías de forma proporcional a la población en cada municipio; 10.- habrá posibilidades de implementar el voto electrónico; 11.- Se realizarán cambios en las excepciones constitucionales para difundir propaganda gubernamental con el fin de que ésta se pueda realizar en materia de servicios públicos y con un carácter informativo sobre los procesos electorales; 12.-Se crea la Legislación única con el fin de que haya sólo un instrumento informativo; 13.- En los Congresos locales se conformara de un mínimo de 15 y un máximo de 45 Diputados locales.

La información en la que mayor énfasis se ponen como argumentación en esta Iniciativa de reformas es que, se reducirá sustancialmente el presupuesto que se ha venido destinando al INE, que ha pedido sumas millonarias que rebasan en este 2022, los 13 mil millones de pesos anuales, que se distribuyen entre los Partidos políticos, y los consejeros del INE.

Ningún ciudadano en su sano juicio estaría en contra de eso, pero a esta Iniciativa le faltan muchas otras reformas como por ejemplo: que el número de diputados sea de 180, (5 por Estado); que estos puestos de Diputados, Senadores, Magistrados, Consejeros, sean decretados honoríficos, con un apoyo económico razonable; que ningún Gobernador, Presidente o familiar cercano, pueda ocupar senaduría o diputación durante un periodo razonable; que a los Partidos políticos se les retire de manera total cualquier tipo de financiamiento, y sean sus militantes los que sufraguen los gastos de su organización política; que queden estrictamente prohibidas las alianzas entre los Partidos políticos; que durante el desempeño de las funciones de los diputados y senadores, queden prohibidos los cambios a otro Partido so pena de ser destituidos de su cargo.

No es posible que sin pertenecer a Partido político alguno o perteneciendo a alguno, seamos todos los ciudadanos los que sufraguemos los gastos de todos ellos, e igualmente que, sin consulta alguna nos veamos obligados a aceptar votar por candidatos de otros Partidos; en lo que a los cambios a conveniencia que hacen algunos diputados que son postulados por un Partido y habiendo votando por ellos, por perversas conveniencias se cambian a otra organización política, y nada pasa.

Es esta la oportunidad de aplicar a plenitud la democracia de la que tanto nos hablan y que quede plasmada en esa Iniciativa de Reformas a la Ley Electoral la verdadera voluntad de los ciudadanos mexicanos.

bnpb146@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí