DIFERENCIA EN LAS LUCHAS | Blanca Nieves Palacios Barreda

0
314

Los eventos que se acostumbran realizar el día 8 de marzo de cada año, han ido marcando diferencias notorias y contradictorias en lo que ha sido el origen de la lucha de las mujeres por ser consideradas con respeto e igualdad, en tanto seres humanos en relación con los hombres, así como en el desempeño de las diversas labores realizadas.

La lucha de las mujeres es ancestral y han sido muchas las mujeres destacadas a lo largo de la historia que, sus esfuerzos se han centrado en contribuir al mejoramiento en todas las áreas de la sociedad y, se remontan hasta la existencia de la científica egipcia, Merit Ptah en 2,700 a.C.; presidiéndole en antigüedad la Química, Taputti Belatekallim, 1,200 a.C.

En 1789, durante la revolución francesa, las mujeres marcharon junto a los hombres reclamando: “libertad, igualdad, y fraternidad” y fueron surgiendo a lo largo de la historia, organizaciones de mujeres que, luchaban con sus conocimientos e inteligencia para que, el producto de su esfuerzo fuera reconocido y aplicado en beneficio de la humanidad.

Demostrar con hechos, mediante su esfuerzo, persistencia y dedicación, las hizo ganar un lugar en la historia, tal es el caso de: Hipatía de Alejandría ( 340-416); Tórtula de Salerno (1050-1097); Maria Sybilla (1647-1717); Carolina Herschel (1750-1848); Ada Lovelace (1815-1852); Marie Curie (1867-1934); Lisa Meitner (1878-1968); Rosalind Franklin (1920-1958); Jane Goodall (1934- 2020); Margarita Salas (1938-2019); todas estas mujeres hicieron grandes aportaciones a la ciencia, astronomía, física, química, medicina.

En otro ámbito, las luchadoras sociales, que destacaron en la defensa de los derechos humanos, laborales y políticos, destacan: las socialistas, Corinne Brown; Gertrudez Hunt; Clara Lemlich (1908) en E, U.; Alexsandra Kolontain; Rosa de Luxemburgo; Clara Zetkin, del Partido Comunista propusieron, el día de “La mujer Trabajadora” (1910).

Mujeres científicas en México, Matilde Montoya, primera médica mexicana; Helia Bravo Hollis y las cactáceas; Paris Pismish Acem y la moderna astronomía en México; María Agustina Batalla Zepeda, “la maestra Mariagus”; María Elena Caso y las estrellas de mar; María Teresa Gutiérrez Vázquez, entre otras destacadas científicas, que han hecho importantes aportaciones al avance de la ciencia.

Tras el incendio en el que perdieron la vida 123 mujeres obreras y 23 hombres en la fábrica textil, Triangel Shirt Wais, en Nueva York, el 25 de marzo de 1911, en 1914 en Alemania, Suecia y Rusia se estableció la conmemoración de manera oficial el 8 de marzo, como el “Día Internacional de la Mujer.

En México, si históricamente, a la mujer se le ha querido ubicar en un plano inferior al hombre, basados en la misma historia, encontramos que la mujer no ha estado ausente de las grandes luchas populares, desde la guerra de independencia, de 1810 hasta la Revolución mexicana de 1910, miles de mujeres fueron partícipes en ellas, destacadas mujeres como, Leona Vicario; Josefa Ortiz de Domínguez; Juana Belén Gutiérrez de Mendoza, indígena que, tras aprender español, mediante muchos esfuerzos logra comprar una imprenta y comienza a escribir para denunciar las injusticias y desigualdades del porfiriato.

Destacada, aunque ignorada, la labor desempeñada de la Maestra Dolores Jiménez y Muro, de pensamiento liberal, a quien se adjudica la redacción del Plan de Tacubaya a petición del General, Emiliano Zapata, y en el que plasma: aumento salarial a los jornaleros; disminución de horario laboral de 8 horas; repartición justa de tierras, protección y respeto a la raza indígena; restablecimiento de la libertad de prensa, el voto libre y la no reelección. Esto le valió a la Maestra Jiménez y Muro se le otorgara el grado de General Brigadier.

Las actuales luchas de las mujeres, si bien abordan el tema de la violencia, se centra en la que se realiza contra las mujeres, aun cuando la violencia a todos nos afecta; otra de las demandas de estos modernos grupos de feministas es lo que han llamado el, “empoderamiento de las mujeres”, que se refiere a que en todo espacio de poder debe existir el 50 % de hombres y el 50% de mujeres.

Con sus muy honrosas excepciones, así se reparten el poder y, vemos en las instituciones de los 3 poderes, repleto de mujeres entre amantes, hijas, esposas, hermanas, cuya ignorancia es manifiesta, así como su ambición por posiciones en las que devengan sueldos mensuales que, la mayoría de las mujeres por las que dicen luchar, no ganan en un año.

Para fortuna de los mexicanos, hay organizaciones de mujeres que no salen el 8 de marzo a exigir seguridad, con el rostro cubierto, creando violencia e inseguridad y destruyendo lo que tienen a su paso, sin respeto algún para la ciudadanía que paga por sus destrozos; esas otras mujeres, luchan diariamente con el rostro descubierto, por proteger el medio ambiente, por una mejor educación para sus hijos, por justicia y seguridad, trabajando en diversas áreas para engrandecer al País, sin inclinaciones políticas ni buscando puestos de empoderamiento y teniendo claro que, si de salvar al País se trata, estarán siempre en la primera línea de lucha.

bnpb146@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí