Así busca EU a los ‘Chapitos’… y revela lo que sabe de ellos

0
684
  • Se liberaron las 4 fichas de búsqueda y recompensa. Ofrece 5 millones de dólares por cada uno, a quien aporte información que permita su captura.

Estados Unidos identificó a los hermanos Iván Archivaldo Guzmán Salazar (alias “Chapito”), Jesús Alfredo Guzmán Salazar (alias “El Alfredillo”), a su hermanastro, Ovidio Guzmán López (alias “El Ratón”), como líderes de una facción del Cártel de Sinaloa, publica hoy ARISTEGUI Noticias en su portal de internet. 

Por ellos, y por el hermano de Ovidio, Joaquín Guzmán López, EU ofrece hasta 5 millones de dólares por cada uno, a quien aporte información precisa que permita su captura.

Sobre Iván y Jesús el Departamento de Estado de EU apunta que son hijos del ex líder de Sinaloa Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien actualmente se encuentra encarcelado en Estados Unidos.

“Tras la detención de su padre, los hermanos siguieron llevando el negocio. Iván Archivaldo, Jesús Alfredo y Ovidio han sido procesados formalmente en EE. UU. por cargos federales relacionados con drogas. Los tres han sido también designados por la OFAC como narcotraficantes especialmente designados al amparo de la Ley de Designación de Cabecillas”, se indica.

Y ya se liberaron las 4 fichas de cada uno de ellos, además de que se dio a conocer parte de la información con la que se cuenta sobre ellos.

Sobre Joaquín Guzmán López, de 35 años, EU apunta que “es un miembro de alto rango del Cártel de Sinaloa e hijo del exlíder”.

“Las investigaciones policiales indican que Joaquín y su hermano, Ovidio Guzmán-López, desempeñan funciones de mando y control de alto nivel en su propia organización de narcotráfico”, anotó.

“Los hermanos Guzmán-López comenzaron temprano sus carreras en el narcotráfico heredando las relaciones de su hermano fallecido, Edgar Guzmán-López. Tras la muerte de Edgar, Joaquín y Ovidio heredaron gran parte de las ganancias de los narcóticos y comenzaron a invertir grandes cantidades de dinero en efectivo en la compra de marihuana en México y cocaína en Colombia. También comenzaron a comprar grandes cantidades de efedrina de Argentina y organizaron el contrabando del producto a México cuando comenzaron a experimentar con la producción de metanfetamina“, agregó.

“Los hermanos Guzmán-López supervisan actualmente aproximadamente once laboratorios de metanfetamina en el estado de Sinaloa que producen un estimado de 3,000-5,000 libras de metanfetamina por mes. La metanfetamina se vende al por mayor a otros miembros de Sinaloa y a distribuidores estadounidenses y canadienses”, precisó.

EU recordó que el 2 de abril de 2018, ambos hermanos fueron procesados ​​por un Gran Jurado Federal en el Distrito de Columbia, por conspiración para distribuir más de 5 kilogramos de cocaína, 500 gramos de metanfetamina y 1.000 kilogramos de marihuana.

Sobre Iván Archivaldo, El Chapito, de 38 años, EU informa que “junto con su hermano, Jesús Alfredo Guzmán-Salazar, brindaron una importante asistencia operativa a su padre, incluida la coordinación del transporte de narcóticos desde Centro y Sudamérica a México; coordinar el transporte de estupefacientes a Estados Unidos; distribuir medicamentos a clientes mayoristas en los Estados Unidos; y recolectar las ganancias de las drogas de los clientes en los Estados Unidos para transferirlas a México en beneficio de los miembros y asociados del Cartel de Sinaloa. Para proteger su organización, sus tácticas han incluido obtener armas, sobornar a funcionarios públicos corruptos, participar en actos de violencia y amenazas de violencia, secuestrar e intimidar a miembros de las fuerzas del orden, narcotraficantes rivales y miembros de sus propias organizaciones de narcotráfico“.

“Tras el arresto y posterior extradición de su padre y su condena en el Distrito Este de Nueva York (EDNY), los hermanos Guzmán-Salazar han aumentado su poder dentro del Cartel de Sinaloa. Han ampliado su empresa con sofisticados laboratorios de fentanilo en Culiacán, México, y han ampliado sus operaciones de transporte utilizando transporte marítimo y aéreo, además de túneles y cruces fronterizos”, indicó EU.

Y recordó que el 25 de julio de 2014, Ivan Archivaldo Guzmán-Salazar fue procesado por un gran jurado federal en el Distrito Sur de California, por conspiración para importar metanfetamina, cocaína y marihuana, así como lavado.


De Jesús Alfredo Guzmán-Salazar, también de 38 años, EU recalcó la alianza con Iván y la importante asistencia operativa a su padre.

Recordó que el 6 de agosto de 2009, y nuevamente el 17 de febrero de 2016, los grandes jurados federales en el Distrito Norte de Illinois emitieron acusaciones por conspiración para poseer con intención de distribuir más de 5 kilogramos de cocaína y más de 1 kilogramo de heroína; conspiración para importar más de 5 kilogramos de cocaína; y distribución de más de 1 kilogramo de heroína.

Y sobre Ovidio Guzmán, de 31 años, remarcó la alianza con Joaquín Guzmán López y señaló que ambos “funcionan en roles de alto nivel de mando y control de su propia organización de narcotráfico”.

Ovidio Guzmán fue capturado y liberado en Sinaloa en octubre de 2019, debido a la violencia que se desató en el estado. La orden fue dada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien justificó que estaban en riesgo las vidas de 200 personas. 

Luego de que Estados Unidos ofreció una millonaria recompensa por los hijos de ‘El Chapo’, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el jueves que “sí, todos” (los hijos) serán prioridad para detenerlos en el país, entre ellos Ovidio Guzmán, quien fue liberado durante el llamado ‘Culiacanazo’. Pero señaló que su detención es asunto de México, al estar en nuestro territorio:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí