MAREA ALTA | POR RODRIGO DE TRIANA

0
91

LEGISLADOR CHILANGO QUE REPRESENTA A MAZATLÁN QUIERE DINAMITAR CONAPESCA

Con la novedad de que Leobardo Alcántara Martínez, diputado federal por el Distrito I en el sur de Sinaloa por el PT, subió a la tribuna para demandar la desaparición de la Conapesca, una Institución que está en el mejor momento del proyecto del presidente López Obrador, por el aterrizaje de apoyos extraordinarios con auténtica justicia social para miles y miles de familias en todo el país y cuya sede se encuentra en Mazatlán.

Este legislador nacido en el DF recibió ayer la censura del gobernador Rubén Rocha Moya por sus expresiones dinamiteras, como seguramente no tardarán en manifestarse en cascada la de muchos otros dirigentes de organismos pesqueros.

Algo no debe funcionar muy bien en la cabeza de este legislador como para tener el valor de subir a tribuna para plantear semejante cosa. Por lo pronto, el gobernador Rocha Moya marcó distancia de este dizque representante popular. “No estoy de acuerdo con un diputado federal que debiera pensar en Sinaloa, lamentablemente él no tiene mucho arraigo con Sinaloa”.

LA RIFA EN EL CIP, ¿OTRA PATINADA PRESIDENCIAL?

Nos pronostican que la furia presidencial podría desatarse de un momento a otro cuando al presidente AMLO lo enteren de que no procede la rifa de los terrenos del Centro Integralmente Planeado porque se trata de una superficie sobre la que pesa un litigio en el Tribunal Agrario Distrito número 39 de Mazatlán y está en proyecto de sentencia bajo el expediente 970/2013.

Este juicio data desde hace unos 18 años y según el abogado Julio Sergio Alvarado Andrade, hay conflicto legal porque “el ex gobernador Antonio Toledo Corro, vendió a un sobreprecio a la Fonatur su rancho Las Cabras; no solamente enajenó sus predios, sino que vendió terrenos que no le pertenecían y que son propiedad de los ejidatarios de Escuinapa y El Rosario, quienes exigen que les sean devueltos, ya que tienen títulos que los amparan”.

Quién sabe si sea casual o deliberado, pero uno de los que fueron comisionados para administrar el CIP en los últimos años es justamente un pariente del ex gobernador Quirino Ordaz, del que mucho se dice sería el motivo del compadrazgo que existía entre su papá y el ex gobernador Toledo Corro.

Inclusive, nos dicen que AMLO había invitado a su amigo Daniel Chávez, un acaudalado empresario turístico, propietario de la cadena hotelera Vidafel y del transporte marítimo Vidanta, a invertirle en el CIP y éste optó por expresarle una de sus mejores salidas cordiales toda vez que le comentaron sobre las grandes trancas jurídicas que hay detrás de este proyecto, aparte de contar con una red de distribución de agua muy deficiente.

Si ya patinó una vez el presidente con eso de la rifa del avión presidencial ahora, sin duda, le viene otra con el CIP.

¿Será por eso que el presidente López Obrador ya no insiste en sus mañaneras sobre esta muy publicitada rifa?

EL QUE PERSEVERA ALCANZA

Nos dicen que el ex candidato a la diputación local por el Distrito XXXIII por Movimiento Ciudadano, Antonio Zambrano Osuna, le resulta de mucha importancia para su proyecto político ponderar los 5 mil votos que obtuvo durante la pasada elección, los suficientes para catapultar en una regiduría a la hija de un conocido empresario culinario, con la que iba en fórmula.

Para ser su primera experiencia política, la cauda de voto no está mal, y el Toño Zambrano considera que si desde ahorita arranca un plan de trabajo de ayuda y gestoría social en favor de los que menos tienen, en el 2024 podría mejorar esa cifra.

El que persevera alcanza, dicen

Por cierto, en el cuartel general del que ganó en este distrito, Juan Carlos Patrón Estrada, están soplando fuerte los vientos de la rebelión porque dio de alta en la nómina del Congreso a dos parientes que tiene en el municipio de Concordia y se comportó desleal y poco agradecido con quienes dejaron sudor y esfuerzo durante los intensos días de campaña.

En total, son 131 las personas que el Congreso del estado reporta haber dado de alta como choferes, escoltas de seguridad, secretarios, asesores, auxiliares de los 40 diputados.

La que si hizo justicia a sus colaboradores de campaña fue la diputada por MC, Celia Jáuregui, al dar de alta a sus jefes de prensa, Glenda Zazueta y Mario Martini Rivera, con 20 mil y 15 mil pesos mensuales, con lo que el veterano periodista dio por cancelado su laaaaaaargo auto decretado confinamiento personal por motivos de la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí