AGITACIÓN Y ANARQUÍA EN LA PESCA. Entrevista al industrial pesquero Julio Berdegué, hace 41 años

0
303
  • Despojo a cooperativas tradicionales.
  • Ha bajado la producción agrícola.
  • Se ha perdido la autoridad: Berdegué.

Por Juan Lizárraga T. NOROESTE-Mazatlán, 6 de noviembre de 1980.

El biólogo Julio Berdegué Aznar, conocido industrial de la pesca en Mazatlán, conocedor a fondo de la problemática en el sur de Sinaloa como proveedor refaccionario y comercializador del camarón capturado por las cooperativas tradicionales, hizo ayer una serie de declaraciones que explican este conflicto sin visos de una solución definitiva.

Entrevistado en su despacho de Mariscos Tropicales, Berdegué Aznar subrayó que las autoridades han dejado de lado una cuestión fundamental en sus intentos de solucionar el problema:

  • El recurso pesquero en la zona estuarina no crece. Los pescadores cada vez son más y las lagunas son las mismas, además, realmente no se capacita a los pescadores ni existe la acuacultura. Hace cinco años la zona era suficiente para 2 mil pescadores de cooperativas tradicionales, pero se han multiplicado y ya no hay recurso.
  • Si en un año —ejemplifica— mil pescadores obtenían 600 toneladas tenían buenas ganancias en tiempos atrás, pero ahora son más de cuatro mil los que se reparten la misma cantidad de capturas.

Para el armador mazatleco esta saturación de pescadores arroja las siguientes consecuencias:

  1. Despojan a las cooperativas tradicionales de lo que por derecho les pertenece porque son ellas las que han invertido en la infraestructura del sistema estuarino.
  2. Han disminuido notablemente los ingresos económicos.
  3. Con la creación de nuevas cooperativas se ha creado agitación y anarquía, aparejada con pérdida de la autoridad, y
  4. Hay disminución en la producción agrícola al dedicarse, indebidamente, los ejidatarios a la pesca.

SE AMPARARÁN LAS TRADICIONALES

Al preguntarle sobre la significación de la toma de oficinas de la oficina de Pesca en Mazatlán por cooperativas de nueva creación y el otorgamiento de seis permisos para trabajar, Berdegué Aznar respondió:

–Ese es el premio (los permisos) que se da a las cooperativas tradicionales por las inversiones hechas en el sur de Sinaloa.

“Con la entrega de permisos, dijo, se violaron amparos de jueces que fueron interpuestos por las cooperativas tradicionales y se legitima el descontrol que ha existido siempre. En el sur de Sinaloa pesca todo mundo y durante todo el año; las autoridades del Trabajo debían investigar de dónde procede tanto pescador”, afirmó, aunque aceptó que no tiene pruebas de que sean de otros estados.

Enseguida manifestó que el más viable procedimiento de las cooperativas tradicionales será ampararse para, de ser posible, cancelar los permisos de las cooperativas de nueva creación.

(Ampararse las tradicionales y lograr la cancelación de permisos, si se hace, llevaría cinco meses, y mientras tanto… (?).

NO MÁS COOPERATIVAS, LA SOLUCIÓN

—La innumerable existencia de pescadores en el sur de Sinaloa se basa en la equivocada interpretación de la premisa de que se debe aumentar la producción, de acuerdo con el llamado del gobierno de México. Se crean más cooperativas, se construyen más barcos, sin embargo, no se aumenta la producción y muy al contrario, baja el rendimiento por unidad, porque no hay acuacultura.

Entonces, resulta obvia la solución de que no deben crearse más cooperativas y, al mismo tiempo, cultivar las aguas, de acuerdo con el razonamiento y a como lo dijo el entrevistado.

Berdegué Aznar amplió el juicio de que no deben crearse más cooperativas hacia la situación en altamar, donde dijo que:

—En un mes se captura el 60 por ciento de toda la temporada, lo cual provoca el atascamiento de las bodegas y que baje la calidad del producto al capturarlo en pequeñas tallas.

SCHMIDT ZAZUETA HA SIDO SENSATO Y HONRADO

El entrevistado reconoció que ha faltado energía a las autoridades, sobre todo a las de México, las cuales “vienen, prometen y se van, dejando aquí la víbora chirrionera”.

Agregó que las autoridades locales intervienen y son ellas las que reciben todos los cargos. Respecto al licenciado Alfonso Schmidt Zazueta, jefe de la Oficina de Pesca (después de pensar en voz alta: “a ver si no lo despiden, porque siempre que damos buenas referencias de alguien sucede eso”, dijo:

–Ha sido una persona sensata que ha actuado con honradez, tratando de equilibrar la situación.

La entrevista concluyó cuando el armador atendió una llamada por teléfono después de comentar con extrañeza la nula participación en esta temporada en el conflicto de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Y es cierto. ¿Por qué será? 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí