PASCUAL GUERRA OSUNA, luchador social de Lomas de Monterrey, vive en el recuerdo

0
1614
Pascual en la boda de su querida hermana Lucina Guerra (QEP).

El viejo panteón de Escamillas comparte hacia el norte una porción del terreno, donde reposan los restos de los muertos vecinos de Lomas de Monterrey (que debió ser Lomas de Montiel, antigua hacienda desaparecida por las crecidas del río Presidio).

Entre las tumbas de los difuntos de Lomas de Monterrey sobresalen las de la familia Guerra, siempre limpias, cercadas, bien cuidadas. Una de ellas llama la atención, la de Pascual Guerra Osuna, quien murió el 20 de octubre de 1975, a los 31 años de edad, en el Estado de México, durante un accidente dudoso para sus compañeros de lucha que vieron con pesar cómo se truncaba la vida de este joven soñador nacido por estas tierras.

Encendida despedida en la tumba de Escamillas.

La lápida contiene una leyenda escrita por sus camaradas, en la cual se despiden de él combativamente y dejan constancia de que Pascual fue un luchador social, hombre de izquierda radical, como fue también un destacado académico (ingeniero egresado de la hoy Universidad Autónoma de Chapingo, antes Escuela Nacional de Agricultura). Lamentan la perdida del camarada valiente, del claro luchador cuya muerte dejó un tremendo hueco en las filas de la revolución que encendía sus corazones; bueno y desinteresado, un verdadero combatiente por la liberación de los pobres, de los campesinos, por lo cual llaman a imitar sus virtudes.

Pascual fue hijo de Lorenzo Guerra y María Osuna, originarios de la Hacienda de Montiel, la cual desapareció por las inundaciones del río, lo que obligó a que la familia se trasladara a los montículos que hoy se llama Loma de Monterrey.

La familia fue numerosa, así que el apellido Guerra y su parentela están desperdigados por Lomas de Monterrey, en Escamillas, El Tecomate, San Pancho, Villa Unión, Mazatlán…

Pascual vive en el recuerdo, justo en este día en que se cumplen 46 años de su muerte misteriosa.

Fotografías de Pascual facilitadas por sus sobrinos Fermín y Lucy Lizárraga Guerra; foto de la leyenda sobre la tumba de Pascual, tomada por Arcadio Madera.

ENTRADA ARMADA POR JUAN LIZÁRRAGA PARA REPORTE NARANJA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí