Miguel León Portilla, filósofo e historiador mexicano, experto en pensamiento y cultura náhuatl

0
521
Imagen: Facebook de Academia Mexicana de la Historia.
  • Miguel León Portilla nació en la Ciudad de México el 22 de febrero de 1926; murió donde mismo el 1 de octubre de 2019​.​

SEMBLANZA DE MIGUEL LEÓN-PORTILLA
Patrick Johansson K.
Ciudad Universitaria, 2 de octubre de 2019

Miguel León-Portilla inició su largo recorrido académico al obtener el bachillerato con especialidad en Ciencias Sociales, en el Instituto de Ciencias, en Guadalajara, en 1944. Algunos años más tarde, en 1948, se graduaba con el título de Bachelor of Arts en la Universidad Loyola de Los Ángeles, y tres años más tarde, en 1951, con el de Master of Arts, en la especialización en Historia y Filosofía, en esta misma universidad. De regreso a México, obtuvo el Doctorado en Filosofía, en 1956, con especialización en Historia Prehispánica, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Su tesis de doctorado, La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes, ha sido publicada varias veces por la UNAM, en ediciones revisadas y ampliadas, y fue también traducida al ruso, al inglés, al alemán, al francés y al checo.

En 1956, con Ángel María Garibay, Miguel León-Portilla fundó el Seminario de Cultura Náhuatl con sede en el Instituto de Investigaciones Históricas, y la revista Estudios de Cultura Náhuatl, editada desde entonces por dicho instituto.

Sus áreas de especialización fueron: las culturas prehispánicas del centro de México; lengua y literatura náhuatl; códices indígenas; la defensa de los derechos indígenas; el humanismo hispánico en México; las interrelaciones culturales entre el noroeste de México y el suroeste de los Estados Unidos; los contactos e intercambios culturales entre México y España, así como la etnohistoria de Baja California.

Recibió el reconocimiento como investigador emérito de la UNAM y del Sistema Nacional de Investigadores. Hablaba español, inglés, francés y náhuatl; tenía sólidos conocimientos de alemán, italiano y portugués y, por su formación humanística, de latín y griego.

En cuanto a sus actividades académicas, además de investigador en el Instituto de Investigaciones Históricas, y profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, fungió como director del Instituto Indigenista Interamericano; fue Consejero del Instituto de Civilizaciones Diferentes, Bruselas, Bélgica; fue director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM e integrante de la Junta de Gobierno de dicha Universidad, y director de la Academia Mexicana de la Historia. Fue asimismo Cronista de la Ciudad de México y Embajador de México ante la UNESCO.

Entre sus numerosas publicaciones, además de La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes, destacan: Visión de los vencidos; Toltecáyotl; Quince poetas del mundo náhuatl, Literaturas indígenas de México; Tonantzin GuadalupeLa flecha en el blanco, Francisco Tenamaztle y Bartolomé de las Casas en lucha por los derechos de los indígenas, 1541-1556; El destino de la palabra. De la oralidad y los glifos mesoamericanos a la escritura alfabética. Con Ascensión Hernández de León-Portilla, publicó una edición facsimilar del Arte de la lengua mexicana, de fray Andrés de Olmos, con un estudio introductorio, transliteración y notas. Una edición del manuscrito Cantares Mexicanos por él preparada, con una nueva traducción, ha sido publicada recientemente.

Lo esencial de su obra ha consistido en investigar las culturas indígenas de México, desde el punto de vista del otro. Así ha inquirido acerca de su visión del mundo, su historia, su literatura y sus testimonios en relación con la Conquista, siempre en busca de su sabiduría.

Recibió numerosas distinciones: el Premio Nacional de Ciencias y Artes; la Presea Manuel Gamio al mérito indigenista, por la Secretaría de Educación Pública; el Premio Universidad Nacional de la UNAM; la Medalla “Belisario Domínguez”, otorgada por el Senado de la República; la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X, el Sabio, distinción que confiere el Gobierno de España; el Premio Internacional Alfonso Reyes 2000, concedido por la Sociedad Alfonsina Internacional, y el Premio “Bartolomé de las Casas, X edición” 2000, adjudicado por el Gobierno español, entre otras.

A estas distinciones debemos añadir los veintinueve doctorados honoris causa de universidades de México, América Latina, Estados Unidos, Europa e Israel; premios y condecoraciones concedidas en México, Bolivia, Perú, Cuba, Estados Unidos, España, Francia, Italia y otros países.

Asimismo, trabajó y escribió en defensa de los derechos de los pueblos indígenas de México y de otros países, y apoyó la lucha de los pueblos originarios por alcanzar su autonomía, la preservación de sus lenguas y su identidad cultural. Hasta unos meses antes de su deceso, a sus 93 años, Miguel León-Portilla seguía trabajando sobre diversos temas relacionados con las culturas indígenas.

FUENTE: UNAM https://www.historicas.unam.mx/investigacion/investigadores/leon-portilla-in-memoriam.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí