Falta mucho por hacer en materia portuaria: Ing. Terán Paz | MAZATLÁN HACE 40 AÑOS

0
387

Por Juan Lizárraga T. NOROESTE-Mazatlán, 4 de septiembre de 1981.

En materia portuaria se ha hecho bastante y falta mucho por hacer en Mazatlán.

Es una frase aparentemente contradictoria que refleja la realidad de Mazatlán en este renglón, y lo dijo el ingeniero Juan Manuel Terán Paz, superintendente de Obras Portuarias, en la última reunión de trabajos del Club Rotario de Mazatlán.

El futuro de nuestra ciudad ha sido siempre promisorio en los polos de desarrollo industrial, turístico, pesquero y portuario. En los tres primeros, gobierno federal e iniciativa privada se han unido para avanzar, pero en el último, compete en exclusiva al primero toda la obra.

El ingeniero Terán Paz se hizo cargo de la dependencia en 1977. Arrancaba el desarrollo portuario desde el inicio de este agonizante sexenio. El pueblo contaba con un muelle y con las escolleras del cerro de Chivos y del Crestón.

SE AVANZA SOBRE EL PAPELEO

Al llegar a Mazatlán, se captaron ciertas necesidades portuarias mediante levantamientos topográficos y estudios socioeconómicos.

Y luego vino lo principal, porque lo difícil no es construir, sino conseguir la autorización inicial de la Dirección de Obras del Puerto para ello.

Con este “método” es como se ha avanzado.

Fue así como se hizo la pavimentación de la prolongación de la avenida “Emilio Barragán”, después de enfrentar un problema con colonos; el bardeado de la zona franca hacia el sur, la pavimentación de un cobertizo en el interior de la zona franca, el muelle de liga.

Así es como ahora se reconstruye la terminal de transbordadores y se le agregará un atraque más para que sean tres.

De que lo difícil es el arranque, lo demuestra el hecho de que para el muelle de liga se tuvo un presupuesto inicial de 30 millones y al final fue de 280 millones de pesos el costo total.

OBRAS PROYECTADAS

Así es como ahora se reconstruye la terminal para barcos pasajeros, el muelle para prácticas, un atraque y la bodega de Servicios Portuarios, una vía más desde el Estero del Infiernillo hacia la zona portuaria (si por un accidente se descompusiera la única con que se cuenta, se pararía el puerto).

Todo lo anterior está programado para lo inmediato.

El ingeniero Terán presentó un proyecto ambicioso que, de llevarse a cabo, satisfacerá las necesidades portuarias de Mazatlán por largo tiempo: la prolongación del muelle hasta el de los barcos petroleros, con lo que se contará con siete tramos de atraque para similar número de barcos de altura.

Lo importante para la superintendencia es interesar a la Dirección de Obras del Puerto para que autorice una obra y luego se van en grande.

Por eso, en los transbordadores no sólo se logró la terminación de un segundo atraque y la construcción de un tercero, sino la pavimentación de toda la zona y se construirán dos edificios más.

Es cierto:

En el renglón portuario “se ha hecho bastante y falta mucho por hacer”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí