La Escuela “Ángel Flores” y su forma de ancla. De panteón a importante centro educativo | Mazatlán hace 40 años

0
3598
Escuela en forma de ancla en honor a la vida de marino del general Ángel Flores. Foto tomada de internet con fines ilustrativos.

Por Juan Lizárraga T. NOROESTE-Mazatlán, 20 de julio de 1981.

El acelerado crecimiento urbano de Mazatlán borra materialmente el pasado de lo que fue un panteón y ahora son o elegantes edificios o humildes viviendas, un asentamiento humano cualquiera, aunque se hable de un pasado de hace 20 o 40 años. Poco tiempo.

Y también por el aceleramiento con que se levantan colonias enteras y con que se urbanizan las orillas de la ciudad, no hay tiempo para resaltar hechos curiosos o importantes.

Así pasa con la historia del parque y de la Escuela “Ángel Flores”.

El terreno que ocupan esos dos lugares fueron hasta 1920, el panteón número 1 de Mazatlán que en 1825 regalaron los vecinos al clero.

Por qué a la plazuela se le puso el nombre “De los burros” se comprende, porque había muchos animales de éstos ahí en el lugar, aislados, lejos del centro de la ciudad, se construyó el parquecillo, pero por qué se llama Ángel Flores, lo explican el que éste haya sido estibador y marino, antes de convertirse militarmente en una de las figuras más destacadas del constitucionalismo en el noroeste de la República.

La plazuela se remodeló en 1950 —y todo indica que desde entonces no se le han hecho trabajos— y la escuela fue construida, según consta en la placa inaugurativa, el 16 de septiembre de 1948.

El parque ha estado lo más del tiempo en el abandono y a pesar de su sencillez y de la carencia de árboles, aunque en los últimos años se han vuelto semi frondosos, es refugio de parejas de novios, de cansados trotamundos y de los pandilleros, que abundan en esos barrios.

La escuela se ha destacado en el terreno educativo en la ciudad y su edificio tiene algo que la distingue de los demás. Ese reloj, ese círculo de media luna que forman sus salones de clases, ese corredor, son diferentes a los demás.

Lo curioso del edificio de la escuela “Ángel Flores” es que tiene forma de ancla. Así quiso que fuera su forma el gobierno de Pablo E. Macías, para hacer honor al general Ángel Flores cuando era estibador de los muelles y marino de Mazatlán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí