DAÑOS COLATERALES DEL COVID-19 | Blanca Nieves Palacios Barreda

0
2365

A finales del 2019, se dio a conocer al mundo que, existía un virus letal llamado, Coronavirus -19; la información nos llegó bifurcada; por un lado, el ex presidente de los Estados Unidos Donald Trump, acusaba a China de ser el creador de ese virus; por su parte el presidente de China, Xi Jinping, desmintió a Trump.

Dio a conocer Jinping, que, les había sido implantada ese virus durante unos juegos deportivos militares por el equipo de estadounidenses que ahí acudieron como participantes; nada más supimos del origen de este letal virus

De los que si empezamos a tener información tanto del número de contagiados por el coronavirus-19 como de los fallecimientos a nivel mundial, por lo que se declaró ser una verdadera pandemia, similar a las ya acontecidas en el mundo.

El número de personas fallecidas a agosto de 2021 a nivel mundial, rebasa los 3 millones de, seres humanos, según datos de la Johns Hopkins University (World Bak); por continentes se señala: América-2.5 millones; Europa-1’203,880; Asia-836,672; África-171,239; Oceanía 1, 689.

Por países el número de fallecimientos ascienden a: E.U.- 567,217; Brasil-373,335; México-212,339; India-178,769; Italia-116,927; Rusia-1031,834; Francia-100,075; Alemania-80,052; España-76,981; Canadá-26,700. Esto nos habla del manejo de cada país ante esta pandemia letal.

Los movimientos previos a esta dolorosa situación por tantas vidas perdidas, así como la deteriorada situación económica de los países, no iniciaron en el 2019, ya había indicios de “preocupación” por parte de quienes, por decenas de años han manejado la economía a nivel mundial.

Declaraciones atribuidas a este personaje: Henry Kissinger (consejero político), “Sí, mucha gente va a morir cuando se establezca el Nuevo Orden Mundial, pero será un mundo mejor para los que sobrevivan”; David Rockefeller (Banquero y magnate del petrolero), “Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es una gran crisis y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial”; Bill Gate (magnate de Microsoft), “Tenemos sobrepoblación el mundo tiene 6.8 mil millones. Eso se dirige a unos 9 millones mil millones. Ahora, si hacemos un gran trabajo con vacunas, atención médica y servicios de salud productiva, podríamos reducirlo en quizá 10 o 15%”; Christina Lagarde, (siendo presidente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y, actualmente presidente del Banco Central Europeo) declaró, “Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo y ya”.
Al hacerse públicas estas declaraciones todos lo negaron, diciendo que: “sus palabras fueron sacadas de contexto”, pero la realidad que hoy estamos viviendo los seres humanos, reafirman esos dichos.

Poco tiempo después de declarada la pandemia surgen un gran número de vacunas, que en menos de 8 meses ya empiezan a ser aplicadas, y los países a hacer comprar millonarias de ellas, surgen medicamentos, remedios, intentando evitar que se sigan perdiendo de forma tan acelerada, se empiezan a vender millones de cubre bocas, guantes, uniformes protectores, lentes, etc, Todo un comercio a nivel mundial.

Todo esto, ha ocasionado grandes daños en las economías familiares, debido al obligatorio encierro, pérdidas de empleo, desesperación familiar al no contar con los ingresos acostumbrados para satisfacer las necesidades más imperiosas; comportamientos psicológicos manifestados en depresiones, desesperación, desesperanza, al no avizorarse el fin de este enorme mal que nos han infringido.

Los padres ante todo esto, luchan diariamente para que sus hijos no sean víctimas, debido a este encierro obligatorio tan incomprensible para ellos, que insisten en estar la mayor parte del tiempo viendo en la televisión programas y videos tan impropios que, solo contribuyen a deformar más aún la concepción del mundo en que vivimos y a deterioras los conocimientos que en sus respectivas escuelas les estaban impartiendo.

Conocido es que, existe una policía cibernética, a ella y a los dirigentes de los gobiernos, acudimos a fin de que en aras de ayudar a esos niños incautados en sus hogares de manera forzosa, cuidándolos del contagio, obliguen a esas transmisoras televisivas, de diferentes canales a que, sus programaciones tengan un contenido educativos y de enseñanzas académicas; es esto una exigencia, a no tener certeza de hasta cuando los magnates, dueños del dinero, han decidido mantener esta situación hasta llegar al número que consideran suficiente para su
“Nuevo Orden Mundial”.

bnpb146@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí