ENTRE DOS FRENTES | Blanca Nieves Palacios Barreda

0
101

Son demasiados años en los que hemos escuchado, sobre todo de los políticos encaramados en el poder y sus herederos, desde la revolución de 1910 que, aquí en México, tenemos un sistema “Republicano y Demócrata”; nunca lo hemos creído, porque la realidad contrasta mucho con sus discursos, pero les hemos seguido el juego.

Hemos conocido de siempre a las poderosas familias que con su dinero ponen y quitan presidentes, forman Partidos políticos, a su gusto y conveniencia, que han sangrado la economía de los mexicanos pobres, que nacen pobres y siguen pobres toda su vida; salvo que adopten como propia la corrupción que ha imperado en nuestro país por muchas décadas tristes, dolorosas, violentas.

Resulta insultante que, tras estas elecciones que recién se llevaron a cabo, el 1ero de junio de 2021, de las que esperábamos, la reafirmación de ese cambio verdadero en nuestro país, denominado, La 4ta. Transformación que, no sabemos a ciencia cierta en que consiste realmente, estas resultaron frustrantes decepciones, pues con claridad meridiana vimos cómo, el presidente del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Mario Delgado, impuesto tras una triquiñuela legal, emanada del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TEPJF), igualmente, impuso candidatos impresentables, la gran mayoría de ellos de filiación priistas, panistas, verdes ecologistas, o petistas, menos morenistas.

Fueron electos, según lo dicho por el mismo Delgado, como resultado de unas “encuestas”, de las que nadie tuvo conocimiento, ni la propia Bertha Lujan, en su calidad de presidenta del Consejo Nacional de MORENA, en entrevista con Julio Astillero Hernández; y ahí están los diputados, gobernadores, presidentes municipales, bien posicionados, sin merecerlo, con sus triunfales sonrisas, propias de corruptos oportunistas.

En aras de no perder la esperanza de ese deseado cambio, corrió la consigna de que: “a votar todos por MORENA”, muchos lo hicieron, otros tantos se resistieron a esa, “estrategia”, más propia de priistas que de morenistas.

Por su parte los hombres del poder y del dinero, en turbia alianza con priistas, panista, y perredista, apostaban que, ganarían las elecciones y más aún, derrocarían a AMLO, pues era y sigue siendo su principal propósito.

Estamos los mexicanos entre dos fuegos, siendo objeto, tanto de un lado, como del otro, de una especie de envenenamiento ideológico; por un lado esos hombres que AMLO conoce muy bien, pues desde sus raíces como priistas, con ellos convivía, en tanto muchos mexicanos los combatían; los conocemos porque hemos sido sus víctimas por décadas, muchos en calidad de sus empleados, otros porque contra ellos se ha luchado por años, y eso ha costado muchas vidas, muchos años de privación de la libertad, muchos desaparecidos.

Escuchar al presidente AMLO, todos los días en sus conferencias mañaneras, denunciar las mentiras de un sector de los empresarios, con los que al parecer ha roto esa “buena relación” que venía manteniendo con ellos, no es algo nuevo para quienes lo escuchamos, conocemos a los propietarios de los medios de comunicación que por años embrutecieron al pueblo, al decir el propio Azcárraga, dueño de televisa, “al pueblo le doy lo que le gusta, y al pueblo le gusta lo que le doy” .

Resulta pues contradictorio mucho de lo que dice AMLO, cuando Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, sigue haciendo lo mismo y es, hoy, por hoy dueño de múltiples empresas, que ha sido un evasor de impuestos y ha sido beneficiado lo mismo que, Alfonso Romo, por el Fondo Bancario para el Ahorro (FOBAPROA) con quienes mantiene una estrecha relación a los ojos de todos los ciudadanos.

Igualmente, difícil resulta aceptar calladamente que, nos sobe la espalda, para luego imponernos sus decisiones, de las cuales, había prometido no se darían en éste país; tal es el caso de la iniciativa que anuncia, en el sentido de que, propondrá al Congreso de la Unión que: “desaparezcan los diputados plurinominales, y se reduzca el número de Diputados”; tal cosa hizo retumbar de alegría a millones de mexicanos, no así a un sector político que, está acostumbrado a vivir en las cámaras legislativas viviendo a costillas del pueblo.

Otra de sus iniciativas anunciadas, que nos suena más a ordenanza estadounidense, es la de incorporar a los miembros de la Guardia Nacional a la secretaria de la Defensa Nacional, de la que nunca ha estado desligada; el presidente debe de entender que, la magnitud de su responsabilidad, no se reduce a que lo veamos y escuchemos todos los días de 7:00 a.m. a 8:30 a.m. en las mañaneras, antes al contrario sugeriría y a nivel personal que, cambie de estrategia, que ese tiempo lo dedique a atender a la ciudadanía y, su equipo de periodistas hagan las conferencias mañaneras con sus colegas.

Es urgente e imperioso, detener esta desatada violencia, en la que se cometen verdaderas masacres solo por “calentar la plaza”; “levantar” jóvenes, hombres y mujeres, para a ellos, incorporarlos a esos cárteles de la muerte y, a ellas violarlas y dejarlas tiradas como si fueran objetos desechables; a esto es imperioso y urgente dale solución.

El pueblo, al elegirlo como presidente, ha asumido la obligación de defenderlo y, él de dar cumplimiento cabal a lo prometido, por lo que resulta incongruente cuando nos dice que: “el no votara en la encuesta en la que se decidirá si se lleva a juicio a los ex presidentes el 1ero de agosto”, cuando debería ser el primero en ir a plasmar su voto y cumplir lo prometido, y no cambiarnos las jugadas con eso de que lo que dio fue que: “ borrón y cuenta nueva” , porque, como dice la canción: “en eso si no quedamos”.

bnpb146@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí