CHUYITA CALDERA, UNA LUCHADORA SOCIAL INCANSABLE

0
223
  • Falleció el 15 de junio de 2006, en Culiacán.
  • Madre de hijo desaparecido por pertenecer a la “Liga 23 de Septiembre”.

Por Arcadio Madera Sarmiento

Huejuquilla el Alto, Jalisco.- Personaje de mi pueblo, LA SEÑORA MARÍA DE JESÚS CALDERA RAMÍREZ, más conocida como la señora Chuyita Caldera, orgullosamente era originaria de Huejuquilla, El Alto, Jalisco, pero radicada desde hace algún tiempo en Culiacán, Sinaloa. Fue hermana del también fallecido y gran aficionado al rey de los deportes (béisbol) El Gran Salomón de Chano y del cronista deportivo Antonio Caldera, conocido por el populacho como Antonio La Jola. A todos ellos y demás familiares nuestra sincera solidaridad.

La señora Chuyita formó su matrimonio con el señor José Barrón Quiñones, del cual nacieron cuatro hijos, tres varones y una mujer, ycomo dice un pasaje bíblico, de todo ha de haber en la viña del Señor. Uno de sus hijos se unió al movimiento social, como muchos jóvenes de su tiempo que consideraron que el sistema de gobierno tendría que cambiar por otro más justo, más humanitario, más respetuosode las leyes más elementales.

No obstante, esto no ocurría, puesto que el pueblo ya se había manifestado en forma pacífica, se habían hecho protestas y todo lo que ya se conoce.

Existe un ejemplo muy claro que se dio en el Estado de Guerrero,una entidad que a decir verdad es uno de los estados de la República Mexicana donde la clase social marginada ha sido de las más golpeadas por el caciquismo, al amparo del gobierno. Si no se quiere creer, basta con hojear la historia de la Unión Cívica de Guerrero que encabezaba el incansable luchador social, profesor Genaro Vázquez Rojas, quien en su lucha legal hizo ver al gobierno lo erróneo de sus políticas y, sin embargo, no logró nada y fue orillado a tomar el camino de la lucha armada (años 70), etapa en la cual se dio todo un movimiento a nivel nacional, en el cual hubo desapariciones, sobre todo de estudiantes luchadores sociales que se enrolaron en la organización de la Liga Comunista 23 de Septiembre, como en el caso que hoy nos ocupa.

Uno de los hijos de doña Chuyita, José Barrón Caldera, perteneció a esta organización. Fue desaparecido en el año de 1976. Él viajaba de Guadalajara a Culiacán en un autobús cuando elementos de la Dirección Federal de Seguridad lo interceptaron en la ciudad y puerto de Mazatlán, lo bajaron, sin que hasta la fecha se sepa nada de él y de otros más que corrieron la misma suerte en los diferentes lugares del país.

Después de este acontecimiento, la vida de esta familia cambió totalmente y para siempre.

Doña Chuyita, madre inquebrantable, se dio a la tarea, junto con otras madres con el mismo problema, de formar el Comité de Madres con Hijos Desaparecidos. Luego se unieron a cientos de madres de todo el país que también buscaban a sus hijos. Más tarde, al lado de Rosario Ibarra de Piedra, fue fundadora del Frente Nacional Contra la Represión.No hubo puerta que no tocaran, desde López Portillo hasta Vicente Fox.

Todos los gobiernos tuvieron en las madres una asignatura que atendieron unos con desdén y otros con cinismo. Otros, por qué no decirlo, con hipocresía, pero todos con la certeza de que su presencia en la vía pública era inamovible.

Doña Chuyita se ganó pronto el respeto de sus compañeras y dela sociedad. Su liderazgo era indiscutible. Tuvo la fortaleza para luchar durante 30 años con la misma voluntad y esperanza, aunque su fortaleza fue disminuyendo poco a poco, hasta no permitirle caminar mucho.

Fue una madre con una fe inquebrantable, mantuvo viva la esperanza de las madres que todavía la acompañaban. Muchas de ellas se fueron quedando en el camino, disminuidas por el sufrir y por el paso del tiempo, se fueron sin cumplir su sueño dorado, sin su máxima aspiración que era volver a ver a sus entrañables hijos.

Ellos emprendieron el camino de la lucha por un México mejor, por un México sin agravios ni rencores, por un México sin miserias ni abandono para nadie, por un México con justicia social de verdad y no a medias.

Ésta fue la premisa para estos jóvenes que renunciando a sus intereses personales tuvieron la valentía, el pundonor de desafiar a la clase en el poder, a la oligarquía nacional e internacional y a su gobierno.

En 1978 se realizó una huelga de hambre de madres con hijos desaparecidos. La sociedad sinaloense se volcó a las calles apoyando este movimiento que cimbró el piso del poder en Sinaloa, con manifestaciones sin precedentes, con una asistencia de más de 15 mil personas exigiendo justicia.

Doña Chuyita fue muy conocida en Sinaloa por su lucha, la conocían todos los diarios principales, los Soles, los Noroeste, los Debates y el semanario Río Doce.

Doña Chuyita muere el 15 de junio del año 2006, se va de estemundo, nos deja su ejemplo como una luchadora inquebrantable. Se va con la tristeza, con el sentimiento de no haber logrado que el gobierno mexicano diera una respuesta, no importa cuál fuera; pero a la vez, que se castigara a los culpables que los hay y que gozan de muy buena salud, aunque algunos ideólogos apologistas y comprometidos con el sistema digan y pregonen que este problema es un asunto olvidado.

Amigos: no olvidemos que las injusticias sociales cometidas por el gobierno no prescriben jamás por más que el tiempo pase y pase.

Descanse en paz doña Chuyita Caldera que siempre será recordadamientras esté presente la injusticia en este país.

Arcadio Madera Sarmiento. Parte de los datos están contenidos en el libro VALPARAÍSO DE MIS RECUERDOS, Págs. 312-314): http://diputadosprd.org.mx/libros/lxi/valparaiso_2010.pdf

Fotos tomadas de la tesis de Martha Alicia Camacho Loaiza (Maestría en historia -UAS)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí