Coepriss emite recomendaciones para evitar la contaminación cruzada de alimentos

0
90

Culiacán, Sinaloa a 5 de mayo del 2021.- Durante la primavera y el verano aumenta la temperatura ambiental, factor que favorece la descomposición de la comida y el crecimiento de microorganismos, por lo que es indispensable tomar precauciones en la compra, proceso y almacenamiento de los alimentos para mantener su inocuidad, evitar la contaminación cruzada y cuidar la salud.

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales subrayó que los alimentos pueden contaminarse de manera física cuando materiales se desprenden de utensilios de cocina o por el cabello de quien prepara la comida, de forma química por la presencia accidental de alguna substancia como detergentes o productos de limpieza, y por vía biológica, por las bacterias que se pueden reproducir en el alimento y que son factor de contaminación cruzada con otro alimento.

“La contaminación cruzada es lo que ocurre cuando bacterias, virus, parásitos o cualquier microorganismo se transfiere involuntariamente de un objeto a otro, siendo el ejemplo más común la transferencia de bacterias de alimentos crudos o sin desinfectar hacia alimentos cocidos que están listos para el consumo humano. De hecho, esta es la causa de la mayoría de las infecciones transmitidas por los alimentos”, comentó.

Explicó que las bolsas ecológicas o reutilizables -que se han popularizado con el propósito de contribuir a la conservación del medio ambiente- pueden ser factor de contaminación cruzada si no se usan adecuadamente. “Se deben seguir las recomendaciones emitidas para su uso seguro”, apuntó.

La contaminación más común es de alimento a alimento pero también puede ser de persona a alimento cuando no se hace un correcto lavado de manos y de objetos a alimentos, como cucharas, trapos y tabla de picar cuando están contaminados.

“Las manos pueden contaminar los alimentos al momento de manipularlos, como cuando se toca carne cruda y luego, sin lavarse las manos, se prepara un coctel de frutas, éste se puede contaminar con los microorganismos que estaban en la carne cruda”, advirtió.

En el marco del Día Mundial de la Higiene de Manos sostuvo que esta medida es básica para cuidar la salud y explicó que los establecimientos de comida deben cumplir con la Norma Oficial Mexicana “NOM-251-SSA1-2009, Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios”.

Finalmente, subrayó el peligro de manipular los alimentos sin lavarse las manos después de ir al baño, toser o estornudar sobre los alimentos y tener heridas en las manos por lo que recomendó usar cubrebocas y en caso de heridas en las manos cubrirlas y protegerlas con algún material resistente al agua, así como el uso de otros protectores como cofias o gorros de cocina.

Cinco puntos para la inocuidad y evitar la contaminación cruzada de alimentos:

1.- Lávate las manos. El lavado de manos es el primer paso para la preparación o consumo de comida de forma higiénica. Esta es una práctica que nunca debe olvidarse, sobre todo después de ir al baño, manipular carne cruda y cualquier tipo de verduras sin lavar y desinfectar, además de hacerlo antes de consumir cualquier alimento.

2.- Lava tus utensilios. Es fundamental lavar los utensilios, platos y tablas de cortar. Hay que desinfectarlos muy bien con cloro después de cada uso. Evita que los utensilios con los que preparas alimentos crudos o sin desinfectar entren en contacto con los alimentos cocidos o listos para su consumo.

3.- Limpieza general antes de preparar los alimentos. Evita los gérmenes utilizando distintos trapos, uno lo puedes usar para limpiar, mientras utilizas otro puede ser para secar; el primero puedes mantenerlo en una solución de agua y cloro (también puedes utilizar plata coloidal o yodo), así podrás limpiar tu cocina más fácilmente. Para preparar soluciones desinfectantes para superficies, utensilios y trapos puedes utilizar cloro. Agregar 8 ml o una tapita de cloro de uso doméstico por litro de agua, o bien, realiza esta solución conforme a las instrucciones del fabricante.

4.- Desinfecta. Usa agua potable, frutas y verduras desinfectadas. Lava con agua y cloro todos los utensilios que entran en contacto directo con la carne, tales como las cucharas o el volteador, sobre todo si van a tocar alimentos listos para ingerirse.

5.- Almacena, separa y mantén los alimentos a temperaturas seguras. Separa alimentos crudos de cocidos. Las carnes, aves, pescados y mariscos crudos se deben cubrir y congelar en la parte baja del refrigerador. Asegura que los alimentos estén completamente cocidos. Los cocidos deben guardarse en recipientes herméticos en la parte alta. Cuando almacenes vegetales sin desinfectar hazlo en los compartimentos inferiores. Mantén la comida en recipientes o bolsas de plástico bien cerradas.

Recomendaciones para uso de bolsas ecológicas de forma segura y evitar la contaminación cruzada:

1.- Bolsas por productos. No debe usarse la misma bolsa para guardar todas las compras. Los productos se deben llevar en bolsas por separado y nunca mezclar los productos en una sola bolsa.

2.- Etiquete o codifique con colores sus bolsas para mostrar para qué piensa usarlas. Por ejemplo, identifica una bolsa con color amarillo para las carnes crudas como el pescado, la res o el pollo; blanco para lácteos, quesos, embutidos y productos fríos listos para comer, verde para frutas y verduras, roja para alimentos secos, azul para productos de limpieza y rosa o lila para artículos del hogar. Nunca utilices una bolsa en la que se ha transportado carne o pollo crudo anteriormente para otro tipo de productos. Los códigos de los colores los puedes elegir como mejor los recuerdes.

3.- Separa los productos dentro del carrito o canasta de compras del supermercado. Antes de colocar los productos en las bolsas estos deben ir separados, por ejemplo, cuidando no mezclar la carne cruda o los alimentos crudos con los otros productos. El huevo siempre en empaque y separado de los productos listos para consumo. Asimismo, tomar la misma precaución para el resto de los productos.

4.- Idealmente las bolsas usadas para carnes y para productos fríos deben ser térmicas y que mantengan el frío. De lo contrario trata del que tiempo de exposición sea menor a dos horas y busca llegar pronto a casa y refrigerar o congelar los productos.

5.- Lava o desinfecta las bolsas periódicamente. Para ello debes tratar de utilizar bolsas que sean de fácil lavado y desinfección. Considere usar bolsas de algodón / tela de por vida, ya que se pueden lavar y limpiar más fácilmente. Las puedes lavar con agua y jabón y para desinfección puedes utilizar agua caliente. Cuando laves las bolsas, asegúrate de que están bien secas antes de guardarlas. Nunca guardes tus bolsas con agua o húmedas, ya que solo crearás bacterias que pueden afectar tu salud.

  1. Revisar que las bolsas ecológicas se encuentren en buen estado. Las bolsas siempre deben conservarse limpias y no utilizarlas con residuos de alimentos crudos o tierrita de verduras. Las bolsas deben revisarse en busca de derrames después de cada uso. Si ha habido derrames visibles, suciedad o daños, las bolsas de plástico de por vida deben usarse idealmente para otro propósito que no implique un riesgo sanitario o reemplazarse.

7.- Cuidado con los bebés. Cuando vayas al supermercado, no coloques tus bolsas en la sección de la carretilla destinada para bebes, ya que es posible que haya restos fecales en esa área, puede estar contaminada. En caso de que tengas un bebé, usa una bolsa especial para sus artículos como leche y jugos, para evitar que enferme.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí