Un día por la Madre Tierra, 22 de abril de 2021 | Gobierno de México | IPN

0
289

La intención principal de conmemorar este día es que la población mundial reflexione sobre la importancia de cuidar y proteger la Madre Tierra, debido a que son diversas las culturas que la consideran fundamental en su cosmogonía.

El Día Internacional de la Madre Tierra, es celebrado el 22 de abril desde el 2009, cuando la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas así lo declaró. Todos los países miembros son invitados a trabajar en conjunto para fortalecer los movimientos ambientales alrededor del mundo, creando conciencia sobre la conservación del único planeta donde habita la humanidad y pensando en heredar un mejor entorno a las generaciones venideras.

La intención principal de conmemorar este día es que la población mundial reflexione sobre la importancia de cuidar y proteger la Madre Tierra, debido a que son diversas las culturas que la consideran fundamental en su cosmogonía. Con diversos nombres en distintas lenguas, pero refiriéndose a lo mismo, al planeta Tierra, al territorio, a la naturaleza y a los recursos que permiten la subsistencia de los seres vivos.

Si bien es cierto que la mayoría de los gobiernos del mundo están preocupados por las consecuencias y los efectos del cambio climático, así como por reducir las emisiones de gases con efecto invernadero, se trata en realidad de resarcir el daño más que de evitarlo. Es decir, para los grupos de poder a quienes la lógica capitalista les parece más atractiva, el planeta Tierra significa la posibilidad de explotar los recursos naturales en beneficio de unos pocos, en lugar de cuidar y proteger un espacio donde todas y todos podamos desarrollar nuestra existencia de una manera digna y equitativa.

Día de la Tierra. INPI. Selene Díaz Aragón. México, 2021

La historia del ser humano está marcada por una evolución, que, si bien no es del todo lineal y progresiva, si ha modificado las prácticas culturales y el tipo de relaciones que establecemos en sociedad. Los avances de la tecnología han sido de gran ayuda para que la humanidad desarrolle con mayor solvencia las actividades día a día que aseguren las necesidades básicas de supervivencia y bienestar, empero, también se ha dejado de lado el respeto por el mundo en el que vivimos.

En este sentido, hoy más que nunca la responsabilidad que tiene el hombre con la naturaleza es mucho más urgente, pues ya no se trata de un simple cambio de hábitos sin reflexión, sino de la adecuación a una forma de vida en el contexto real de daño al planeta.

Todo cuanto hacemos en nuestra cotidianidad impacta de alguna manera nuestro alrededor: la ropa que usamos, los productos de limpieza, los alimentos que consumimos, la tecnología, incluso cómo usamos nuestro tiempo libre.

Día de la Tierra. INPI. Selene Díaz Aragón. México, 2021

Adecuarse al estado de deterioro al que hemos llevado al planeta implica necesariamente un acto de reflexión y compromiso si queremos revertir o detener nuestro impacto negativo. Sólo de esta manera ese cambio será permanente porque tendrá una razón de peso que la respalde, aunque no es tarea fácil. Cambiar también conlleva incomodidad, sobre todo porque nos hemos acostumbrado a que los recursos de la tierra deben servir para hacernos la vida más sencilla.

Un ejemplo claro es el baño seco, un retrete que utiliza tierra para compostar y degradar los desechos humanos. Su uso e instalación son sencillos y bastante menos perjudiciales para el ambiente, pero ¿qué nos detiene para utilizarlo? Aunque es cierto que el baño seco puede tener puntos en contra como la ventilación en espacios cerrados, la correcta información puede reducirlos.

Día de la Tierra. INPI. Selene Díaz Aragón. México, 2021

Quizá lo que realmente constituye el problema es que no queremos hacernos cargo de nuestra responsabilidad ambiental y por ende de nosotras y nosotros mismos.

Todas estas preguntas conducirán sin duda a una reflexión incómoda en el sentido de que harán evidente nuestro total desinterés por algo fundamental como el cuidado de nuestro hogar. El Día Internacional de la Madre Tierra, más que una fecha de celebración es una invitación a esta toma de conciencia y acción; pues el hecho de pensar más allá de nuestra propia comodidad y beneficio pondrá a prueba la empatía que tenemos como seres humanos frente a nuestros semejantes, pero considerando a los demás seres vivos que conocemos y desconocemos porque su derecho de existir también está en juego.

Día de la Tierra. INPI. Selene Díaz Aragón. México, 2021

Texto: Diego R. Hernández / Ilustraciones: Selene Díaz Aragón / Cartel conmemorativo: Diana Karen Pérez Prado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí