Opositores en Sinaloa a LA CONSTITUCIÓN DE 1857

0
120
La constitución de 1857 iba en contra de los intereses de la Iglesia Católica.

Juan Lizárraga Tisnado. NOROESTE-Mazatlán, 21 de abril de 1984.

Fue hasta el 20 de abril cuando en Sinaloa se juró la Constitución del 5 de febrero de 1857, de manera curiosa, pues no lo hizo el gobernador Pomposo Verdugo. Eustaquio Buelna afirmó que Pomposo Verdugo argumentó enfermedad, pero, “en realidad fue porque no quisieron promulgar la Constitución de 1857”.

El doctor Miguel Ramírez se ocupó interinamente de la gubernatura y junto con Antonio Rosales, secretario de Gobierno, juró la Constitución en el salón de la Corte de Justicia del Gobierno del Estado en Culiacán, a las 10 de la mañana del 20 de abril.

El doctor Ramírez procedió después a publicar la Constitución y apuntó: “Muéveme a tomar esta determinación el temor de que los enemigos de las libertades públicas hayan sustraído los ejemplares que se remitieron a Sinaloa”.

Pedro Loza y Pardavé, el primer obispo de Sinaloa, fue también uno de los opositores a la ley mexicana hecha constitución. El gobernador Ramírez reclama al obispo por haber mandado circulares a los jueces y celadores de los pueblos para que no juren la Constitución, pues si lo hicieran no podrían ser absueltos ni en artículo de muerte, sino previa retractación”.

En noviembre del siguiente año, el obispo fue desterrado a Sonora. Ya la mayoría de los cuerpos militares y las autoridades municipales de Sinaloa habían aprobado y jurado la Constitución de 1857.

Más no todo fue oposición a la Constitución. Alejandro Hernández Tyler apuntó al propósito que en Mazatlán “los actos solemnes y juramento fueron acogidos por el pueblo con las emociones más explícitas de un verdadero patriotismo y exaltado entusiasmo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí