María Isabel y Juan de Dios, mártires universitarios. Sinaloa, 7 de abril de 1972

0
77
Imagen del grupo CULIACÁN de Facebook, subida por Ignacio Sanz Salazar.

Dada la gravedad, en 1978, exactamente el siete de abril de 1978, se fundó la Unión de Madres con Hijos Desaparecidos de Sinaloa, luego del asesinato de la estudiante Isabel Landeros Avilés y de Juan de Dios Quiñonez Domínguez en la Universidad Autónoma de Sinaloa, presuntamente por órdenes del mandatario de esa entidad en aquel momento, quien “gobernó” entre 1969 y 1975: Alfredo Valdés Montoya.

Todo provino de la imposición de un rector a la autónoma sinaloense de nombre Gonzalo Armienta Calderón, contra quien se organizó una oposición al considerarlo fuera de los intereses de la comunidad estudiantil. Los universitarios congregaron un vasto apoyo social más allá de las aulas de clase, situación que provocó una toma militar de un recinto autónomo! para que reprimiera a los estudiantes críticos.

Si a 1968 se le conoce como el 2 de octubre, a 1972 se le recuerda como la mañana del 7 de abril, momento en que gente pagada por el gobierno se lanzó contra los estudiantes tanto de universidades como de preparatorias a balazos o a golpes… uno de esos proyectiles alcanzó a María Isabel Landeros Avilés, de 16 años, quien minutos después murió.

Juan de Dios Quiñonez Domínguez fue herido y siguió el mismo camino que la joven preparatoriana, él tenía 19 años.

Ese fue el triste final de un 24 de febrero de 1970 cuando Gonzalo Armienta Calderón pisó por primera vez la universidad y fue recibido con una consigna: ¡Fuera burgués!

TEXTO: Extracto de https://ferrusca.files.wordpress.com/2013/03/los-desaparecidos-de-sinaloa.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí