José Rentería, primer gobernador de Sinaloa en la revolución. Luchó en las guerras de reforma y la intervención

0
89
  • Nació en Michoacán en 1928; murió en Culiacán el 16 de febrero de 1919.

Estudió en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, sin titularse.

En 1860 lo encontramos en Mazatlán desempeñándose en un bufete jurídico. En 1861 asume la redacción del bisemanario El Pacífico.

Bajo las órdenes de Antonio Rosales participó en los combates contra los franceses invasores. En 1864 fue nombrado prefecto del Fuerte y cuatro años después dirigió su escuela municipal. En 1890 fue nombrado inspector general de Instrucción Pública en el Estado.

En octubre de 1891 fue representante del Ministerio Público en Mazatlán. En enero de 1900 fue
nombrado director de la Escuela de Varones del Fuerte y en junio asume la responsabilidad de la Agencia de Minería en ese distrito.

En junio de 1905 es nombrado administrador de Correos en ese mismo distrito. Fue precandidato del Club Democrático Sinaloense, pero pierde ante Ferrel, al que apoya
decididamente.

En agosto de 1911 resultó electo gobernador del estado. En 1912 quedó atrapado entre el maderismo centralizado y un zapatismo fugaz. Fue enviado preso a la ciudad de México de la cual fue liberado. A mediados de 1913 fue nombrado Inspector general de Instrucción Pública en el Territorio de Tepic.

Escribió (usando en ocasiones el seudónimo de Florín) en casi todos los buenos periódicos editados en el estado, sobresaliendo por su duración e importancia La Voz de Mazatlán, El Correo del Tarde, El Monitor Sinaloense y Mefistófeles.

Murió en Culiacán el 16 de febrero de 1919. Su esposa Refugio Rivera, desde el 15 de marzo, recibió una pensión por parte del gobierno estatal de 5 pesos diarios.

FUENTE: Diccionario de la Revolución Mexicana en Sinaloa, de Gilberto J. López Alanís
y Saúl Armando Alarcón Amézquita.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí