Asesinato del poeta de Chiametla Esteban Flores en el Cerro Colorado

0
313
Imagen: La visión dispersa, Esteban Flores

En vez de plata, Esteban Flores recibió plomo aquel 10 de marzo de 1927, cuando no quiso aceptar el dinero corrupto que le ofrecía el asesino para que no cumpliera su deber en su empleo de fiscal.

El poeta desconocido, originario de Chametla, dejó en su muerte prematura su libro “La Visión Dispersa”, y es Enrique González Martínez quien nos habla de él:

“Conocí en Mazatlán a Esteban Flores. Lo recuerdo joven, alto y recio, con mucho de nuestro indio norteño, moreno y ceñudo, parco en palabras, con mezcla de orgullo y timidez; la sonrisa clara, en contraste con el fruncimiento de las cejas, y en todo él, un aire de fuerza refrendada y de emoción reprimida propios de temperamentos que no gustan de entregarse en efusividad prematura y que es signo de noble y pudorosa distinción. Certero en sus juicios, implacable ante la impureza del arte, incapaz de amistosas complacencias para lo mediocre, franco hasta la rudeza para expresar inconformidad con la obra ajena, era más exigente aún para la propia, de la cual como todo artista de buena ley, siempre estuvo insatisfecho. Conservó este rigor de conciencia cívica artística a través de toda la vida y esta severidad para juzgarse. Amaba la perfección y quería lograrla”.

LAS CALLES DE MI CIUDAD. (Esteban Flores). Esta calle está ubicada en el sector norte del casco de la ciudad, entre 16 de septiembre y la Gastélum, que le son paralelas. Su longitud es corta, pues parte de la avenida Juan Carrasco para terminar en la Aquiles Serdán. Es una calle tranquila durante el día y la noche, pero la tranquilidad de la noche se interrumpía por un centro de prostitución famoso, ya desaparecido, que había a mitad de la callecita.

Juan Lizárraga Tisnado. NOROESTE-Mazatlán, 10 de marzo de 1987.

ESTEBAN FLORES – WIKIPEDIA:

Se recibió de profesor en educación primaria en la Escuela Lancasteriana de Mazatlán. Ejerció cargos educativos como profesor de historia, matemáticas y literatura en el Colegio Civil Rosales.1

Desempeñó diversos cargos políticos, a la par dirigió el periódico El Correo de la Tarde (de 1895 a 1905). En este periódico (que dirigía Amado Nervo) publicó sus primeros poemas con el seudónimo de José Conde,​ y cuando Nervo se radicó en la ciudad de México le transmitió a Flores el cargo de director. Además trabajó en otros medios gráficos, dirigiendo el Periódico Oficial del Estado de Sinaloa y colaborando en los diarios MefistófelesMonitor Sinaloense y las revistas Arte y Bohemia Sinaloense.​

Se mudó a la ciudad de México en 1911, y allí trabajó en periódicos como El PorvenirEl Independiente y El Mundo, y la revista Argos, entre otros.​

En 1916 fue redactor de la revista Pegaso. En 1918 comenzó a trabajar en la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo, donde intervino en el conflicto por la huelga de Orizaba (1919) y realizó un estudio sobre inmigrantes asiáticos y las condiciones de vida de los trabajadores en el sur de México.​

Entre 1922 y 1924 actuó como jefe del Departamento de Trabajo de la Secretaría de Industria y Comercio, y en 1923 fue jefe de Prensa de la Secretaría de la Gobernación.1

De 1925 a 1926 fue visitador general de la Secretaría de Hacienda. Falleció en 1927, asesinado cerca de la ciudad de Mazatlán.​

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí