Playa norte y las ofertas de pescado. Lo hay fresco, helado, barato y también caro. (Hace 40 años)

0
209
Foto: Eliseo Ruiz (2012).

Por Juan Lizárraga T. NOROESTE-Mazatlán, 7 de marzo de 1981.

Tradición de todo a todo se presenta cada año los días de cuaresma en Playa Norte; pescadores siempre pobres, con la tendencia, pero sólo la tendencia, a desaparecer y consumidores que se quejan del pescado caro aunque éste sea fresco y de calidad.

Como desde hace poco tiempo, ayer, el primer viernes de la cuaresma de 1981, se instaló un puesto en una camioneta de Productos Pesqueros Mexicanos que vendía el marisco a precios bajos, pero su calidad era discutida por los propios consumidores. Jesús Rosales explica que la acción de vender marisco frente a Playa Norte forma parte de una campaña inaugurada hace unos días por el presidente municipal, que tiene por objeto llevar pescado barato a las clases más necesitadas.

Hay cuatro camionetas, tres de las cuales recorren las colonias populares del puerto y una está permanentemente frente a Playa Norte, pues por tradición ahí acuden muchos consumidores de pescado de la localidad.

En el puesto se expende huachinango a 50 pesos el kilo, lisa a 15 pesos, carne de caguama, machaca de barrilete, etcétera, producto todo obtenido de la fauna de acompañamiento de los barcos camaroneros.

Rosales señaló que están trabajando de las 6 y media a las 12 de la mañana. Ahí, frente a Playa Norte, se veía el puesto un tanto solitario, pues quien acude a ese lugar tiene preferencia hacia los pescadores.

Por su parte, los pescadores de Playa Norte aceptaron que el pescado está caro en cuaresma, más se quejaron de una situación crítica propiciada por los mismos barcos camaroneros a los que culparon de terminar con los peces.

Ellos venden las sartas de mojarra a 30 pesos, de sardina a 40, de pargo a 60.

El clima ha estado difícil y como aquí no hay pescado, deben salir fuera de lo normal a pescar. Muchos dijeron que se trasladan a Mármol para en toda la noche capturar entre 20 y 30 kilos.

Una verdad es que los consumidores se quejaron por un lado de pescado de mala calidad, aunque comprado a bajo precio, y por el otro, hablan de producto muy bueno, fresquecito, pero caro.

Otra verdad y más importante es que como haya sido la situación, es preferible el consumo del pescado al de la carne, no tanto por la costumbre religiosa de cuaresma, sino porque sigue siendo mucho más barato, sano y más nutritivo el primero que el segundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí