Es el momento de planear apertura de escuelas: pediatra

0
60

Si los contagios de Covid-19 continúan a la baja, podría organizarse un regreso paulatino a los planteles escolares, para niños en riesgo de rezago, vulnerables o que necesitan apoyo, opina el pediatra Giordano Pérez Gaxiola

Ahora es el momento de planear la apertura de escuelas, ya que está comprobado que el riesgo de transmisión de Covid-19 entre niños y niñas es menor y, por el contrario, los daños a su salud física y mental se acumulan a un año de confinamiento, dijo el pediatra Giordano Pérez Gaxiola.

Los cierres de escuelas en el mundo, expuso, obedecieron a una lógica preventiva que consideró a los niños como motores de transmisión de la pandemia, basada en los primeros estudios que fueron simulaciones de lo que podría pasar tomando como referencia enfermedades respiratorias, como la influencia.

Por ello, dijo, se consideró entonces que los cierres de escuela iban a disminuir los casos.

A un año de la pandemia, ya se tiene más evidencia de cómo afecta a los niños dentro de las escuelas, por lo que, si se hacen las cosas bien y se toman todas las medidas, el riesgo de contagio es muy bajo, aseguró.

En cuanto a las medidas sobre el cuidado para prevenir contagios , como el uso de cubrebocas, lavado de manos y distanciamiento social, consideró que ya están bien definidas y lo que falta es plantear cómo se implementarían en las escuelas, expuso.

Durante la exposición La Salud y el Regreso a las Escuelas, en webinar organizado por Mexicanos Primero Sinaloa, el médico compartió resultados de investigaciones, como la revisión realizada por la Universidad de McMaster a 66 estudios efectuados después de que se abrieron las escuelas en diferentes países en la que se concluye que el riesgo de transmisión niño a niño y niño a adulto parece bastante bajo en las escuelas; el contagio más común es de adulto a adulto.

“No se pueden abrir como antes las escuelas, pero se puede plantear, si siguen bajando los casos como hasta ahorita, que se pudiera plantear un regreso paulatino, con niños en riesgo de rezago, niños vulnerables, niños que necesitan ciertos poyos, que sean grupos muy pequeños, en lugares de la escuela que puedan estar ventilados o al aire libre; entonces, se puede discutir hacer un plan en ese sentido”, opinó el pediatra Pérez Gaxiola.

A través de este diálogo conducido por Gustavo Rojas Ayala, director general de MPS, la organización civil sin fines de lucro buscó proporcionar información con evidencia científica, reciente y confiable, sobre la Covid-19 y los contextos escolares.

El doctor Pérez Gaxiola explicó que, actualmente, ya se sabe que el virus de Covid-19 es diferente en niños y adultos, que a diferencia de lo que se creía, los niños, por lo general, padecen una enfermedad más leve, más benigna, con menores complicaciones, que los adultos.

Los cierres de escuelas en el mundo, expuso, obedecieron a una lógica preventiva que consideró a los niños como motores de transmisión de la pandemia, basada en los primeros estudios que fueron simulaciones de lo que podría pasar tomando como referencia enfermedades respiratorias, como la influencia.

Por ello, dijo, se consideró entonces que los cierres de escuela iban a disminuir los casos.

A un año de la pandemia, ya se tiene más evidencia de cómo afecta a los niños dentro de las escuelas, por lo que, si se hacen las cosas bien y se toman todas las medidas, el riesgo de contagio es muy bajo, aseguró.

En cuanto a las medidas sobre el cuidado para prevenir contagios, como el uso de cubrebocas, lavado de manos y distanciamiento social, consideró que ya están bien definidas y lo que falta es plantear cómo se implementarían en las escuelas, expuso.

Los siguientes son los impactos negativos en niños y niñas que el médico expuso, como consecuencia del año del cierre de las escuelas, y de los que existe evidencia:

-Pérdida de socialización, de integración y de desarrollo.
-Problemas de salud mental, reportes de cuadros de depresión y de ansiedad.
-Aumento de la violencia doméstica y de accidentes en el hogar.
-Incremento de la obesidad infantil.
-Dependencia de las pantallas, como celulares, computadoras o televisión.
-Rezago en los aprendizajes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí