A la búsqueda de las siete ciudades doradas de Cíbola y Quivira, desde Culiacán

0
131
Imagen: ABC Cultura.

El 7 de marzo de 1539, Marcos de Niza partió de Culiacán en busca de las siete ciudades fantásticas que maravillaron al virrey Antonio de Mendoza, a través de las palabras de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, quien había naufragado frente a La Florida y junto con otros tres caminó desde aquellas tierras hasta que los conquistadores se encontraron en Sinaloa, ocho años después…

Marcos de Niza realizó la primera exploración junto con el negro Estebanico Dorantes, uno de los cuatro náufragos, quien murió en la misma.

A su regreso, Marcos de Niza hizo la siguiente descripción, que los historiadores consideraron falsa:

“Vi desde la boca de la abra, siete poblaciones razonables, algo lejos, un valle abajo muy fresco y de muy buena tierra, de donde salía oro y que lo tratan los naturales della en vasijas y joyas, para las orejas y paletillas con que se raen y quitan el sudor”.

Mentira vil, audacia y colorido.

Nunca nadie vio ni encontró las quiméricas siete ciudades doradas de Cíbola y Quivira, que quedan como leyenda, ni Marcos de Niza, que el siete de marzo salió de Culiacán hacia la Florida y Kansas, ni la segunda expedición que se realizó para la búsqueda del oro.

Marcos de Niza nació alrededor del año 1495. Su nacionalidad es incierta, algunos piensan era francés, otros italiano; murió en la ciudad de México el 25 de marzo de 1558, desprestigiado por el fracaso de la expedición.

Entrada armada por Juan Lizárraga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí