Rosendo Peralta, protagonista y testigo de la historia del Partido Acción Nacional en Mazatlán

0
226
  • Rosendo Peralta Rodríguez nació en Mazatlán el 1 de marzo de 1924; murió el 5 de febrero de 2015, a los 90 años de edad.
Revista Avance del Ayuntamiento de Mazatlán, junio de 1996.

Entrevista de diciembre de 2009.

Rosendo Peralta, es un hombre de 86 años, nacido en el puerto de Mazatlán, Sinaloa en el año de 1924, fue regidor cuando Alejandro Camacho Mendoza (1996-1998) fue presidente municipal en Mazatlán. Llegó a ser parte del organigrama del partido por varios años.

Su testimonio disperso en su memoria, aglutinado con sus recuerdos personales, explica cómo vivió él frente a la trinchera de Acción Nacional. Sus recuerdos del partido inician en 1962. Antes de esa fecha, fueron otros los que intentaron crear y consolidar al partido en el municipio. Sin embargo, en su opinión, fue esa fecha, en la que junto con Andrés Cazares Camacho cabalgaron hacia una de las empresas de su vida: el Partido Acción Nacional.

Peralta recuerda algunas de las razones por las que ingresó a Acción Nacional, indicando que no tenía sangre para estar en el Partido Comunista, y que los demás partidos no prosperaban, como el Demócrata Mexicano, aunque reconoce que era el que más se asemejaba a los principios de Acción Nacional. Expresó que su inquietud opositora llegó cuando tenía 16 años, cuando cursaba la primaria, y con la edad no propia para votar; le llamó la atención la campaña de Almazán en contra de Ávila Camacho en la ciudad de los Mochis, en donde residió algunos años, junto a su familia:

Todo el pueblo: -Almazán, Almazán y Almazán-, pero los sindicatos manejados por el gobierno (en los Mochis, eran los sindicatos cañeros, albañiles etc.), todos ellos eran obligatoriamente del PRI, y los demás pues, eran oposición pero no existían… existía en cada uno de nosotros la oposición… fue una campaña muy dura…

Y ante el cuestionamiento, de ¿qué es el ser panista para usted?, describe una situación que probablemente lo orientó, posteriormente, a las puertas de la oposición panista:

“Vivir los principios de doctrina, yo los primeros días de septiembre, icé mi bandera… y antes decían, -ah, ahí vive un panista-… ¿La bandera nacional? Sí… fui muy obediente a las órdenes militares y más en fiestas patrias… yo como le dije antes, era enemigo de Ávila Camacho, porque era almazanista de corazón, porque todavía no votaba y ese día hubo una matanza en Los Mochis. Y tuvieron que venir ambulancias de otras partes, de Guasave, de otras partes de alrededor, para atender a tantos, es que caían como moscas… a machetazos, a balazos, entonces en una calmada que se dio el asunto, llego el ejército, había controlado la situación y salió Ávila Camacho, se pone debajo de un árbol chiquito, porque en Mochis acababan de poner unos arbolitos. Estaba agachado, y dijo: -pueblo de bestias, estúpidos insensatos, -y dije: ah jijo de la fregada, se fue grande, este cabrón. ¿Eso fue en Los Mochis? Sí, y total de que más odio le agarré… No ganó las elecciones, como siempre le robo el triunfó al que era simpatizante panista, a Almazán…

Peralta rememora, a veces, sin exactitud temporal, las prácticas del priismo. Recuerda además, una de las razones por las que combatía al sistema, ya estando en el PAN: ¿Por qué combatía al sistema? Porque no nos dejaba trabajar, si usted era panista, mejor lo escondíamos, las mujeres las escondíamos, puros hombres… por eso la gente creía que éramos marxistas. No, es que podíamos poner en peligro a las mujeres. No, a usted no  le tocó conocer ese episodio, a los panistas los encontraban pegando propaganda y nos llevaba a la cárcel

Según su versión, el comité que quedo instalado por los años sesenta el cual, pronto se extinguirá por presiones del gobierno en turno, ante la pregunta expresa de que si amenazaban a los militantes por pertenecer al partido, Peralta expuso que: Los expulsaban de la organización, si eran maestros, el gobierno maneja todo eso, y si eran comerciantes les aplican más impuestos y más impuestos y los mandan a la fregada, total eran vulnerables.

En general recuerda que el enfrentarse al “gigante”, cómo él le llamaba, era una situación complicada, el ser oposición representó poseer un carácter fuerte, tener paciencia, temple, y ser altamente aguerridos, el espíritu anti sistema que mencionan los estudiosos del PAN, que caracterizó a esta organización desde su fundación hasta 1989, los cuales están presente en los recuerdos de este ex dirigente para el caso Mazatleco.

Como se mencionó anteriormente, la primera acta de fundación del partido aparece en 1947, probablemente fue complicado mantener al partido en funcionamiento durante esos años por lo menos para el caso mazatleco, lo anterior queda sugerido por el propio Peralta, pero además en el número de votos recibidos en las elecciones de presidente municipal para Acción Nacional en aquellos años.

FUENTE: Entrevista a Rosendo Peralta Rodríguez, realizada por Úrsula Córdova Morales, 22 y 27 de diciembre de 2009, Mazatlán, Sin., para su tesis de Maestría en Historia de la Universidad Autónoma de Sinaloa, La cultura política de los líderes neopanistas en la alternancia de Mazatlán (1982-1989).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí