RAFAEL BUELNA TENORIO, 97 aniversario luctuoso

0
424
  • Rafael Buelna Tenorio nació el 23 de mayo de 1890 en Mocorito, Sinaloa; murió el 23 de enero de 1924 en Morelia.

LA MUERTE DEL GENERAL RAFAEL BUELNA Y LA OFENSIVA FINAL

…El mismo 23 de enero (1924) el famoso general Rafael Buelna se encontraba situado en la hacienda de Atapaneo y al escuchar el nutrido tiroteo ocasionado por el intento de los sitiados de romper el cerco, montó a caballo y acompañado de su Estado Mayor se encaminó al lugar de la lucha. Mandó reforzar sus contingentes y llegó hasta la cerca de piedras desde donde atacaban a los defensores del Cuartel de las Colonias. En lo más reñido del enfrentamiento mandó que le trajeran su caballo y lo montó para dirigir a sus combatientes. De inmediato lo alcanzó una bala en el estómago que se alojó en la espina dorsal y se desplomó a tierra mortalmente herido. Fue rescatado con la mitad del cuerpo paralizado; cubierto de lodo y sangre y en agonía. A los pocos minutos murió.

Después de la muerte de Buelna, conferenciaron Diéguez y Estrada para discutir la situación general; éste último, desmoralizado y abatido, opinó que se retiraran inmediatamente de Morelia; pero Diéguez le aseguró que Morelia sería tomada al siguiente día. Estrada se retiró a sus trenes en Atapaneo, y Diéguez ordenó un asalto general a la Plaza para las doce de la noche de ese día.

EL PERDÓN A LOS PRISIONEROS Y EL FUNERAL DE RAFAEL BUELNA

Gran parte de los jefes y oficiales hechos prisioneros fueron trasladados al Cuartel de las Colonias. Eran alrededor de 95. Ahí el general Enrique Estrada habló con ellos y dejó en libertad a la gran mayoría con la única condición de que juraran, a través de la firma de un documento, no volver a hacer armas en contra del movimiento, a lo cual sólo se negaron a firmar el mayor Rafael Cházaro Pérez, los tenientes coroneles José Tafolla Caballero, Anselmo Macías Valenzuela y Nazario Medina, quedando prisioneros ahí mismo, aunque a los pocos días lograron fugarse. El alto mando rebelde, después de publicitar profusamente el documento firmado por los oficiales perdonados en las esquinas de la ciudad, expidió una amplia amnistía para que todos los demás oficiales gobiernistas que se encontraban en la ciudad escondidos pudieran salir de la misma, ya sin invitarlos a firmar el documento como requisito.

El 25 de enero por la tarde se llevó a cabo el sepelio del célebre y querido por la tropa general Rafael Buelna, El Grano de Oro, con la presencia de su viuda, el general Estrada, Manuel M. Diéguez, Rentería Luviano y un gran número de oficiales, soldados y público en general.

FUENTE: Luis Sánchez Amaro. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-39292016000200177

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí