Los encuentran 10 años después en Navolato, sepultados con todo y vehículo en una fosa clandestina

0
89

Navolato, Sin.- Los restos óseos de al menos tres personas del sexo masculino fueron localizados sepultados de manera clandestina con todo y un automóvil durante el transcurso de este jueves a espaldas del panteón de la comunidad de Los Pochotes.

De manera extraoficial se dijo que al parecer se trata de tres jóvenes que se encuentran desaparecidos desde hace varios años, quienes fueron identificados con los nombres de Abraham Guadalupe, Misael y José Isidro de los que no se dio a conocer la edad, domicilio ni el día en que fueron privados de su libertad.

El reporte se registró la tarde de este jueves, cuando la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y otro grupo colectivo localizó la fosa clandestina en el panteón de Los Pochotes, localidad cercana a el ejido 5 de Mayo y rápidamente agentes de las distintas corporaciones policiacas se trasladaron al lugar.

Minutos después arribó personal de Servicios Periciales y Policías de Investigación de la Fiscalía General del Estado, quienes con ayuda de una retro excavadora sacaron los restos de la fosa y partes del automóvil del que tampoco se dio a conocer características.

Hace 10 años salieron a jugar y no regresaron

En la versión digital de Línea Directa publicaron que el 15 de mayo del 2011, un grupo de amigos y parientes vecinos del campo pesquero El Castillo, Navolato, se preparaban para ir a una careada de voleibol a Palmitas, Angostura, donde jugarían en las festividades de ese ejido; se trasladabana bordo de un automóvil compacto, al parecer un Nissan Sentra modelo 1998, pero nunca llegaron a su destino, tampoco regresaron.

José Isidro y los primos Abraham Guadalupe y Misael vivían por la misma calle en El Castillo. Los que los conocieron señalan que eran buenos para el juego de la pelota, el voleibol y que hasta los procuraban para llevarlos a careadas a otros municipios donde había hasta apuestas de dinero. Al momento de su desaparición. José Isidro tenía 33 años, Misael de 30 y Abraham Guadalupe 20.

Los tres jugadores salieron del poblado costero para dirigirse a Palmitas a bordo de dicho automóvil. Tomaron varias carreteras pavimentadas que los llevaron hasta el ejido 5 de Mayo donde la familia perdió contacto con ellos y desde ese momento jamás supieron de su paradero. Ni siquiera un indicio o un rastro de lo que les había pasado hasta la detección de los restos y el vehículo este día, 10 años después.

De inmediato la familia se trasladó al sitio del hallazgo donde lograron ver algunas pertenencias de las víctimas como las vestimentas y partes del vehículo ya totalmente deteriorado y convertido en chatarra debido a la corrosión y la humedad del terreno y los cuales coinciden con las características de los desaparecidos.

Debido a las condiciones en las que fueron encontrados los cadáveres, fue imposible determinar su identidad en el lugar del hallazgo, por lo que la familia tendrá que esperar otros días para confirmar si en realidad se trata de sus familiares que hace casi 10 años salieron con el sueño de triunfar en un juego de pelota sin llegar a su destino ni regresar a sus viviendas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí