“SERÉ UN ETERNO INCONFORME”: RICO M., AL ASUMIR EL CARGO (hace 40 años)

0
132

Por Juan Lizárraga T. NOROESTE-Mazatlán, 1° de enero de 1981.

José Hipólito Rico Mendiola asumió ayer el cargo de presidente municipal de Mazatlán para el trienio 1981-1983, en un acto realizado en el Cine Diana, en el cual protestó, ante los funcionarios que integraron el presídium, cumplir y hacer cumplir las leyes y externó su inquebrantable decisión de trabajar pueblo y gobierno unidos.

El acto inició a las 6:00 de la tarde. A invitación de una comisión integrada por regidores del anterior ayuntamiento presidido por Raúl Ledón Márquez, José H. Rico se trasladó del Palacio Municipal al recinto donde se llevó a cabo el cambio de poderes.

En el trayecto, las organizaciones obreras, campesinas y populares formaron una valla sobre la cual sobresalían pancartas de adhesión y de felicitación hacia el nuevo presidente municipal. A la entrada del recinto, una banda sinaloense le hizo la recepción.

El acto se inició con la lista de asistencia de invitados distinguidos y continuó con honores a la bandera. Enseguida, el hasta entonces presidente municipal de Mazatlán, Raúl Ledón Márquez, tomó la protesta al ayuntamiento que habría de sucederlo, presidido por José H. Rico. Una larga ovación de parte del público siguió al “sí protesto” que regidores y el nuevo presidente contestaron.

A continuación, el nuevo presidente municipal hizo uso de la palabra para ofrecer un discurso en cuya introducción dijo que al tomar ese cargo lo hacía “consciente de la responsabilidad que implica asumir las tareas que trae consigo y con la firme e inquebrantable decisión de poner todo mi esfuerzo y capacidad para buscar la solución más adecuada a los problemas que aquejan a nuestro municipio, aunado a esto, la voluntad decidida de hacer un gobierno municipal recto y honesto”.

Y agregó: “No vamos a improvisar, conocemos la problemática de Mazatlán porque la hemos vivido y nuestra ruta estará marcada por las decisiones populares, tanto las expresadas durante la campaña como las que resulten en el transcurso de nuestro trienio”.

Todos los asistentes pusieron especial atención cuando Rico Mendiola dijo con acentuadas palabras:

“…Soy y seré inconforme mientras no tengamos la posibilidad de combatir la insalubridad por falta de agua potable y de un sistema de drenaje adecuado para darle servicio a Mazatlán; soy y seré inconforme mientras no tengamos un sistema de seguridad pública que se preocupe por la verdadera seguridad de los ciudadanos de nuestro municipio; soy y seré inconforme mientras no tengamos un sistema de alumbrado público y de aseo y limpia que le permita a los mazatlecos vivir en forma decorosa: soy y seré inconforme…” y señaló una serie de deficiencias y carencias que padece el municipio.

Antes de terminar su discurso con el agradecimiento a los asistentes, Rico Mendiola recalcó que tiene plena seguridad de que “en el transcurso del trienio 1981-1983, no tendrán cabida los ineptos y deshonestos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí