Adolfo Ruiz Cortines: la superstición en el poder. Presidente de México durante el sexenio 1952-1958

0
275
  • Adolfo Tomás Ruiz Cortines nació el 30 de diciembre de 1889 en el puerto de Veracruz; murió en el puerto de Veracruz el 3 de diciembre de 1973, a causa de una insuficiencia cardiaca.

Fue un contador, político mexicano y militante activo de la Revolución Mexicana. Le fue entregado el poder por el también veracruzano Miguel Alemán Valdez, siendo a todas luces su antítesis, austero a comparación de los despilfarros del Cachorro de la Revolución.

Alcanzó la primera magistratura a la avanzada edad de 62 años. Gracias a una reforma al artículo 30 impulsada por este personaje, la mujer alcanzó el derecho al voto en 1953, además de crear el Instituto para la vivienda, entre otras acciones de gobierno. Al termino de este dirigió algunas dependencias de gobierno, pero a la muerte de su hijo se retiró a su hogar en el puerto

Siempre propugnó porque se respetara el quehacer del presidente el turno, haciendo patente esta frase donde decía que pertenecía “a la augusta institución de los ex, quienes tienen como primer deber respetar al que es y evidenciar absoluta disciplina”.

Como dato curioso histórico, se le acusó de haber servido al estadounidense durante la ocupación del puerto jarocho en 1914 y de haber custodiado el tesoro nacional, luego de que el presidente Carranza lo abandonara con el resto de sus trenes en Estación Aljibes, durante su escape en mayo de 1920, entregándolo integro al ahora presidente Adolfo de la Huerta.

Fue el último presidente de México nacido en el siglo XIX y era una persona sumamente supersticiosa, desconfiaba del número 13, nunca permitió que en su avión viajarán trece personas y siempre llevaba en su mano un trozo de madero por eso del “toco madera”.

FUENTE: Las historias de México. https://www.facebook.com/las.historias.de.mexico/posts/1756875031155765

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí