Casi no la contaba, pero ahora tengo mucho qué contar: Oziel Omar Sánchez Jiménez

0
102
  • El joven de 26 años de edad acude a un chequeo de talento realizado por el Instituto Municipal del Deporte para incorporarse al deporte adaptado, tras superar la pérdida de una pierna en un accidente en moto.

Mazatlán.- “Casi no la contaba, pero ahora tengo mucho qué contar”. Tras seis años de un accidente en motocicleta que casi le arrebata la vida, Oziel Omar Sánchez Jiménez ha encontrado en el deporte adaptado una forma de salir adelante, de enfocarse en lo positivo de la vida, con todo y sus sinsabores.

“Tengo inquietud de saber qué es lo que se viene más adelante, voy a echarle ganas y salir adelante”, expresó Omar, quien desempeña sin limitaciones su función como inspector de comercio en el Gobierno de Mazatlán, que encabeza el Alcalde, Químico Benítez Torres.

“Me di la oportunidad de hacer esto al escuchar todas las experiencias que ha tenido Efraín, un compañero de trabajo, lo que me cuenta de las competencias, los torneos fuera de la ciudad, todo eso me alienta a practicar más en forma el deporte”.

A sus 26 años de edad y la discapacidad permanente neuromotora en la pierna izquierda como realidad, Oziel Omar ha tenido un proceso constante de aprendizaje, uno que lo llevó a realizar pruebas en la detección de nuevos talentos que realiza de manera constante el Instituto Municipal del Deporte que dirige Humberto Álvarez Osuna.

“Tras el accidente mi vida dio un giro de 180 grados, un cambio total. Estar aquí es como otra oportunidad”, dijo tras completar las pruebas de lanzamiento de disco e impulso de bala realizadas por Juan Castellanos, encargado de Deporte Adaptado del Imdem, en la pista de atletismo del Centro Deportivo Benito Juárez.

“Ha sido un poco difícil, sí se me ha hecho complicado. Me cuesta mucho trabajo asimilar mi situación, pero he salido adelante con la fuerza de mi madre y mis hermanos que están conmigo siempre”.

Camino resbaloso

El sol ya se había ocultado y la carretera Habal-Cerritos estaba desierta, empezaba a llover, por lo que Oziel Omar Sánchez Jiménez bajó la velocidad de su motocicleta rumbo a su casa, tras culminar una jornada de trabajo en conocido hotel al norte de la ciudad.

“Tuve el accidente en moto a los 20 años había salido del trabajo a eso de las 7 de la tarde. Me derrapé porque estaba lloviendo, había como tierrita en el asfalto y en una curva ya no pude controlar la moto y caí al piso, cuando me quise levantar me vi el pie todo quebrado y como pude le hablé a la ambulancia”, recuerda.

“Casi no la contaba, yo no creía que fuera a salir… por razones del destino me tuvieron que amputar la pierna, traigo prótesis desde 2018, tengo apenas dos años con ella, me he adaptado bien, puedo desempeñarme sin complicaciones. Ha sido todo un proceso, pero tengo toda la vida por delante”.

‘Beisbolero’ de familia

Aunque el deporte siempre estuvo presente en su entorno, su hermana y mamá practican sóftbol y su familia beisbol, es hasta este año en que Oziel Omar decide incorporarse a él más en forma.

“Quiero echarle muchas ganas, quiero sobresalir, aprender muchas cosas más. Fue un proceso de seis años, cambio de pensamientos, ideas, enfoque de la vida. Veo todo muy diferente tras ese proceso”, dijo.

“Mi papá también tiene una discapacidad, tuvo un accidente en su trabajo y a él le amputaron su brazo, yo lo veo como un ejemplo, un apoyo, él sigue echándole muchas ganas a pesar de que no tiene su brazo y si a él la discapacidad no lo puede detener y a otras personas tampoco, no me va a detener a mí”.

Luego de las pruebas realizadas en la detección de talento, Oziel Omar se integrará a los trabajos y entrenamientos programados por la coordinación de Deporte Federado y Adaptado del Imdem, de cara a futuras competencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí