EVITEMOS EL SUICIDIO CULTURAL | ¡Saltemos en la red hacia el saber educativo! Testimonio de hace 20 años

0
82
  • Sugerencias para el uso de las redes en educación.

Por Juan Lizárraga Tisnado

LA MOCHILA, Mazatlán, 18 de diciembre de 2000.

El uso en general del internet está revolucionando el hábito y las costumbres de la sociedad en general. Es una herramienta sumamente valiosa para obtener datos recientes con ahorro de tiempo y dinero y “time is money”, por eso se le utiliza más frecuentemente para operaciones comerciales.

Entrar el ciberespacio es hoy por hoy una necesidad básica y quienes participan en el hecho educativo deben estar ya en la red, especialmente los maestros (y los padres), so pena de que los alumnos (y los hijos) los superen irremediablemente y se queden rezagados dentro del mismo magisterio: en la Escuela Normal de Sinaloa, son requisitos indispensables para la Licenciatura en Educación Especial a Distancia: tener una cuenta de correo electrónico, tener o rentar una computadora, saber navegar en internet y dominar el envío y recepción de correos electrónicos, archivos, documentos. Nada del otro mundo.

Son irrefutables las bondades que el chateo y el correo electrónico ofrecen para la escritura y la lectura, pues leer y escribir se han convertido en un hecho real, pero en la educación, internet es también una realidad y sus beneficios ya no son sólo potenciales.

Pequeñas muestras de lo anterior a nivel mundial son las siguientes: existe una Open University (EU, primer mundo) que en sólo un año aumentó el número de alumnos que utilizan la red de 5 mil a 16 mil; la University on line (EU) en 1996 tenía una “matrícula” de 2 mil alumnos que recibieron cursos por internet; en Gran Bretaña, Microsoft ofreció conexión gratuita a todas las escuelas primarias y secundarias; en América Latina se creó una red para impulsar la educación rural en 19 países (se incluye México); la Universidad Pedagógica Nacional ofrece la licenciatura de francés vía internet en convenio con la Universidad de Bourgogne, Francia, y no quiero hablar de la tecnologización en las escuelas privadas, especialmente en el Tec de Monterrey. El etcétera es muy extenso.

SUGERENCIAS PARA EL USO DE INTERNET EN EDUCACIÓN

Pilar Cardoza Morales, académica de la unidad Ajusco de la UPN, ante la realidad que se vive y aquí apenas esbozada, hace una serie de sugerencias para trabajar en la educación (“Para repensar el uso del internet”, en revista Caminos Abiertos, número 109-110, de mayo junio de 2000), las cuales se plantean a continuación:

  1. Formar un equipo transdisciplinar que realice investigación sobre efectos psicosociales en los usuarios de la red.
  2. Normar el acceso a la red, sobre todo en menores de edad.
  3. Preparar a los docentes en estrategias de aprendizaje constructivistas que permitan a los maestros orientar a sus alumnos en procesos de metacognición, elaboración de resúmenes, etc.
  4. Promover la participación de los docentes en eventos de actualización, que les permitan comprender y conocer la lógica del uso de los sistemas de comunicación en la educación, a fin de que reconozcan el terreno que pisan.
  5. No satanizar, ni tampoco supravalorar el uso de internet, sino darle una dimensión de herramienta útil y práctica en el proceso de aprendizaje.
  6. Repensar el concepto de hombre, de práctica docente, de aprendizaje y evaluación que guía la práctica docente, en ese contexto, incluir al internet, es decir, no dejarlo fuera del aula.
  7. Promover el uso de la red para beneficio personal, como acceso a la cultura, a información actualizada, reconocimiento de otras culturas y disuadir a los alumnos a que lo empleen como espacio de desviación.

Las sugerencias previenen contra los demonios de internet, pero está claro que la mejor prevención no es alejar al alumno o al niño del ciberespacio, sino que el maestro y los padres le entren a la computadora para que conozcan los riesgos de estos demonios pornográficos, violentos y perversos

                Arturo Pérez Reverte, puso el mes pasado a la venta en la red, primero que en las librerías, su novela “El oro del rey” y los resultados fueron exitosos, para pesar de la editorial. Tomó esta resolución porque su finalidad al escribir es que lo lean y está convencido  de que “es suicida y estúpido dar la espalda al internet”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí