BERNARDO J. GASTÉLUM, médico, psicólogo, educador, político, diplomático y escritor

0
753
  • Bernardo José Gastélum Izabal nació en Culiacán, Sinaloa, el 4 de noviembre (otra versión sostiene que el 4 de agosto) de 1886; murió en la ciudad de México el 21 de diciembre de 1981. 

Hizo la secundaria y preparatoria en el Colegio Civil Rosales y la carrera de medicina en la Universidad de Guadalajara. Hizo postgrado en ginecología en la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Siendo director del Colegio Civil Rosales de 1913 a 1916, promovió su transformación en la Universidad de Occidente, de la que fue rector de 1918 a 1922.

Fue embajador de México, durante el gobierno de Álvaro Obregón, en Uruguay, Paraguay, Italia y Hungría, y subsecretario y luego secretario de Educación Pública. Dio unidad a la Universidad por medio de una Secretaría General.

El presidente Plutarco Elías Calles lo nombró jefe del Departamento de Salubridad Pública.

Al ser un amante de la cultura, convocó a su oficina a los mejores escritores, pintores y poetas de su tiempo. En 1928 fundó la revista Contemporáneos en unión de Jaime Torres Bodet, Bernardo Ortiz de Montellano y Enrique González Rojo. En el número correspondiente al mes de junio de 1928, el doctor Gastélum publicó “Espíritu de héroe”. Se creyó que el costo de la edición de esta revista partía de fondos del Departamento de Salud, luego se supo que, en realidad, el doctor Gastélum la costeaba de su propio peculio.

Fue ministro plenipotenciario en Italia y se llevó como secretario al poeta Enrique González Rojo, otro sinaloense, nativo de la villa de Sinaloa (ahora de Leyva).

Entre sus obras destacan: Septicemia puepereal (sic) (1919), Ligeras consideraciones sobre algunas enfermedades en el estado de Sinaloa (1920), Principios de psicología (1921), Silicosis pulmonar (1926), Inteligencia y símbolo (1927), El sino de la mujer(1934), Física de la actitud (1936), En la red invisible (1945), Castillo en el aire (1954) y La Revolución Mexicana, interpretación de un espíritu (1966). Inconclusa “Voces de México”, en Historia de la salud pública en México (1982).

Como un tributo a su patria chica, tierra mártir de la lepra, escribió La lepra en México y realizó un censo de enfermos en Sinaloa a los que ayudó a recuperar la salud.

Cuando estaba en la cumbre de su vida triunfadora, decidió volver a su tierra y entregarse a su profesión y a la enseñanza.

Murió en la ciudad de México el 21 de diciembre de 1981.

FUENTE: Página de Facebook Las Crónicas de mi Patria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí