La utopía del nortexit: por qué un estado no puede separarse del país

0
26
  • La Alianza Federalista ha promovido una agenda política contraria a la administración de López Obrador, lo cual ha incidido en redes sociales con un discurso de división nacional.

Después de que se suscitara un encono de declaraciones entre los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en redes sociales, comenzó a sonar el término “nortexit”, el cual refiere a una supuesta balcanización de la república mexicana, dejándola dividida en dos: norte y sur.

Esta supuesta fragmentación llamó la atención de cibernautas de toda la república, pues hubo quien estuvo en favor de la división de México y también había quien llamaba a la unidad; sin embargo, esto no depende del parecer de usuarios de Twitter, ya que no existe método institucional alguno por el cual pueda ocurrir esto.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), la balcanización “es un término geopolítico usado originalmente para describir el proceso de fragmentación o división de una región o estado en partes o estados más pequeños que son, por lo general, mutuamente hostiles y no cooperan entre sí. El término surgió a raíz de los conflictos en la Península Balcánica ocurridos en el siglo XX. La primera balcanización se dio en las guerras de los Balcanes y el término se reafirmó en las guerras yugoslavas”.

De acuerdo con los 10 gobernadores miembros de la Alianza Federalista, se debe de replantear el pacto federal, el cual plantea que los estados más productivos para el Estado deben de realizar aportaciones mayores al erario federal, mismo que se repartirá equitativamente en todo México.

Esta inflexión, con el jefe del ejecutivo federal, recientemente fue abordada por Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien manifestó su extrañeza ante los reclamos de la alianza, pues la mayoría de los integrantes son del Partido Acción Nacional (PAN) y el gobierno federal en turno que promovió el pacto federal fue panista, pues esto ocurrió en 2007, durante el sexenio de Felipe Calderón.

También resulta relevante mencionar que Javier Corral, actual gobernador de Chihuahua y miembro de la alianza, cuando fue senador del PAN votó a favor de esta iniciativa, pero ahora, que López Obrador es el presidente, le parece que debe de ser sometida a revisión.

“Contrario a lo que se ha señalado, el acuerdo fiscal prevaleciente no fue establecido por esta administración, sino producto, fundamentalmente, de la reforma de 2007, impulsada por el entonces presidente Felipe Calderón. Por eso, aunque yo evito politizar estos temas, no deja de sorprenderme que algunos de los cuestionamientos más recurrentes a este arreglo provengan de miembros del PAN”, publicó Herrera Gutiérrez vía Twitter.

Sin embargo, los gobernadores, respaldados por distintos grupos empresariales, manifestaron su afinidad por romper el pacto federal, de tal modo que la opinión pública promovió el término nortexit en redes sociales al punto de hacer lo tendencia; no obstante, el desconocimiento de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se hizo evidente una vez más, pues en el Artículo 2 de la Carta Magna se especifica que la Nación Mexicana es única e indivisible.

Asimismo, en ese mismo artículo se tiene contemplado la libre determinación de los municipios y pueblos, lo cual promueve las libertades de las personas bajo el Estado Mexicano, en donde se asegura la no discriminación entre los pueblos indígenas.

“Las constituciones y leyes de las entidades federativas establecerán las características de libre determinación y autonomía que mejor expresen las situaciones y aspiraciones de los pueblos indígenas en cada entidad, así como las normas para el reconocimiento de las comunidades indígenas como entidades de interés público”.

Ante este conflicto, el mandatario nacional especificó que tiene tintes electorales, pues en la justa electoral que se llevará a cabo el próximo año definirá el gobierno local de 15 entidades federativas y renovará toda la Cámara de Diputados en el Palacio de San Lázaro.

Qué es lo que está sucediendo, pues estamos en temporada de elecciones y entonces se están agrupando en contra nuestra, pensado que así van a tener votos. Nosotros consideramos que esto es normal, es legítimo, respetamos esas posturas y como le tenemos respeto y confianza al pueblo, sabemos que no hay ninguna preocupación, no hay nada que temer, porque la gente ya no se deja manipular, aun cuando a nuestros adversarios o a la oposición, los medios de información le den todos los espacios, todo el tiempo, ya la gente está muy consciente , aunque no va a gustar mi habla, ya la gente está muy avispada, entonces eso es todo”, indicó el mandatario mexicano en la conferencia de prensa del martes 27 de octubre.

FUENTE: infobae.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí