LA MEDICINA, NOBLE PROFESIÓN Blanca Nieves Palacios Barreda

0
36

Sin duda, toda carrera académica profesional tiene su importancia, pero ninguna se compara con quienes estudian Medicina, una profesión en la que nunca se deja de estudiar para estar actualizado y salvar vidas, día con día.

Paradójico resulta, en estos tiempos de pandemia que, quienes exponiendo su vida para salvar la de miles de infectados, han sido agredidos, precisamente, Doctores, Doctoras, enfermeros y enfermeras, igualmente Químicos, laboratoristas; la bata blanca signo de muchos años de esfuerzo, dedicación, sacrificio y entrega, se tornó para muchos en una, “amenaza”, muchos adjudicaron ese negativo comportamiento a, “la ignorancia”, pero han tenido tinte de acciones perversas, de gente que trastocada su mente por tanta violencia, surge su lado más oscuro, para agredir a quienes al salir de su trabajo, han resultado agredidos de una u otra forma y de manera cobarde; no hemos tenido información de que, esos agresores, hayan sido castigados con todo el peso de la ley.

Dentro de este sector de la medicina, han sido muchos profesionistas médicos, de ambos sexos, los que ejerciendo su profesión, cumpliendo un horario se retiran a sus hogares y, quienes permanecen en las clínicas del Instituto, Mexicano del Seguro Social (IMSS); Instituto de Servicio Social de la Salud de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); Hospitales Generales y Civiles son los Internistas a punto de terminar su carrera como Médicos y los Residentes (R1 – primer año), que están estudiando una Especialidad, sobre quienes recae la responsabilidad, de atender durante 36 horas consecutivas o hasta más, a un numeroso número de pacientes, sin tener descanso, ni las condiciones apropiadas para el desempeño de su labor, menos aún del pago justo por tan ardua labor que desempeñan.

Estas condiciones a las que someten a estos jóvenes aspirantes a realizar una Especialidad, son en ocasiones motivo de deserción, pues sin fomentar la irresponsabilidad y la dedicación requerida, no es posible que cualquier ser

humano pueda dar el mejor rendimiento, cuando las condiciones les son adversas, su situación económica es precaria, y el cansancio los lleva al agotamiento físico.

El mismo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha declarado la urgente necesidad de formar más Médicos, más Especialistas en todas las áreas de la salud; seguramente el señor presidente ignora el tipo de exámenes que se aplican a Médicos, aspirante a realizar una Especialidad, pareciera que se hacen con la intención de que nadie o una pequeña minoría pueda alcanzar el porcentaje exigido, además de las altas cantidades que, obligan a pagar por esos exámenes, otro obstáculo más con el que se enfrentan.

Los pacientes que acudimos a las Instituciones de salud, IMSS, ISSSTE, y Hospitales, somos testigos y, padecemos la insuficiencia de personal médico, cuando por este motivo, nos dan citas hasta pasados, cuatro o seis meses, sea la enfermedad que se padezca, por lo que se remite al paciente a Urgencias, donde invariablemente hay exceso de pacientes; los Doctores que tienen la fortuna de contar con una plaza de base, se apoyan en los Internistas y Residentes, a quienes incluso en ocasiones, se llega a ver con desconfianza, ignorando que son Médicos y algunos, perfeccionando sus conocimientos a través de una Especialidad.

Así como se ha venido reconociendo el trabajo del personal Médico de base, me pongo de pie ante Internistas y Residentes y, reconociendo con justicia su entrega y dedicación, les aplaudo, y conmino al señor presidente AMLO y a las autoridades médicas de la salud, a reflexionar sobre este inapropiado método que se aplica a las nuevas generaciones de Médicos que, mantienen en función a las Instituciones de salud, en beneficio de la ciudadana.

bnpb@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí