El Profesor CIRO G. COVANTES. Su huella educativa en Sinaloa

0
262
  • El profesor Ciro Gerardo Covantes Rincón nació en San Pedro de las Colonias, estado de Coahuila, el 3 de octubre de 1899 y murió en Mazatlán en marzo de 1981. Fueron sus padres el profesor Ladislao Covantes y doña Herlinda Rincón.

SU PRESENCIA EN MAZATLÁN. En Mazatlán inició sus labores escolares en la escuela “Morelos”, como maestro de grupo superior, el 1° de octubre de 1920. Al año siguiente fue nombrado subdirector de la escuela, y el 6 de Octubre de 1936 pasó a desempeñar la dirección de la Escuela Superior No. 7, también de este puerto.

El primero de octubre de 1936 desempeñó la dirección de la escuela de Concordia; el 5 de octubre de 1937 la dirección de la Escuela Elemental de Escuinapa hasta el 31 de diciembre del mismo año, y en enero 1° de 1938 la escuela cambió de categoría de modo que desde el 1° de enero de 1938 se llamó Escuela Urbana Clase “A” donde estuvo trabajando hasta el 29 de septiembre del mismo año.

El 30 de septiembre de 1938 ocupó la dirección de la Escuela Urbana Clase “A” de Villa Unión hasta el 16 de septiembre de 1941. El 19 de septiembre de 1941 pasó a la dirección de la Escuela Urbana Clase “A” José María Morelos y Pavón de Mazatlán hasta el 5 de abril de 1945 que fue comisionado con su mismo carácter de director de Urbanas Clase “A” a la Escuela Pro Cultura Regional, A.C; en diciembre, el día 1° de enero de 1948 fue nombrado director de la Escuela Normal de Mazatlán, hasta el 31 de diciembre de 1971, fecha en la cual se retiró del servicio obligado por la política de la propia Secretaría de Educación Pública del Estado.

Fue maestro co-fundador de la Escuela Preparatoria de Mazatlán, en octubre de 1926; fue maestro fundador de la Escuela Normal Urbana en 1948 y fue director fundador de la escuela secundaria que lleva su nombre en Mazatlán. al igual que una calle que corre, paralela a la “Antonio Martínez Atayde” (otro grande de la docencia para bien de Mazatlán) por las colonias ISSSTESIN y Los Portales

Una anécdota interesante del profesor Ciro es que en cada uno de sus cumpleaños los estudiantes de Pro Cultura le hacían valla desde su casa hasta el centro educativo.

SU FORMACIÓN Y ACCIONAR ANTES DE MAZATLÁN. Hizo sus estudios primarios en el mismo San Pedro, donde terminó su enseñanza el año de 1910. Por cuestiones de familia se trasladaron en los últimos días de septiembre de 1910 a Sonora, a la región del río Yaqui, al pueblo de Bacum, donde residió la familia unos días trasladándose a Cocorit, por ser un pueblo que tenía para aquellas épocas, un modo mejor de vida. En Cocorit se carecía de profesores para atender la Escuela de Varones del lugar, por lo que el profesor Ladislao solicitó y obtuvo la dirección de la misma y consiguió para su hijo Ciro, de 12 años de edad, la plaza de ayudante y estuvo atendiendo el joven el primer año, quien presentó su examen con buenos resultados.

Como la revolución se había iniciado, la situación en el pueblo se puso muy insegura por lo que la familia se trasladó a Hermosillo, a donde llegaron el 17 de septiembre de 1912. Al iniciarse las clases Ciro fue inscrito en el 6° año de primaria en la escuela Modelo de Sonora, donde bajo la dirección del profesor César V. Ruiz, repitió el sexto año de primaria. Al año siguiente inició sus estudios para la carrera de profesor normalista en la Escuela Normal de Hermosillo y la terminó el mes de julio de 1915. Como el gobierno del Estado de Sonora no estaba de parte del gobierno de la Revolución, las escuelas fueron cerradas y hasta fines del año de 1915 que llegó el Gral. Manuel M. Diéguez al frente de las fuerzas constitucionalistas se reanudaron las labores y el ya profesor Ciro G. Covantes consiguió puesto en la Escuela No. 3 de Hermosillo y principió su carrera frente al banquillo el 10 de enero de 1916. Trabajó en Hermosillo hasta finalizar el período escolar 1919-1920, pues después de terminar los cursos de ese período escolar, se trasladaron a Mazatlán.

  • FUENTES:
  • Texto SINALOA: 100 Años de historia educativa”, del Profr. Guadalupe Rincón Andrade1(Págs. 33-134).
  • Fotos de 1956 proporcionadas por su nieta Patricia Covantes)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí