Aprueban en Comisión de San Lázaro desaparición de 109 fideicomisos con saldo de 68 mil mdp

0
289

Con 20 votos a favor, 15 en contra, y 1 abstención, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión avaló, este martes 29 de septiembre, en lo general, la desaparición de al menos 109 fideicomisos, cuyos recursos serán destinados al sector salud.

Tras la aprobación en lo general, los legisladores de los partidos Movimiento Ciudadano (MC), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI), se retiraron del debate de las reservas, al acusar ilegalidades en el proceso.

“Sí vamos a extinguir. En un principio 55 fideicomisos estaban en las dos iniciativas que se presentaron, pero se está ampliando el dictamen y se están incluyendo más. Y en total se contempla la desaparición de 109”, dijo este mismo día, Mario Delgado Carrillo, coordinador del grupo parlamentario de Morena en San Lázaro.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de la Cámara baja, indicó que esos 109 fideicomisos “tienen un saldo de 68 mil millones de pesos”, cifra que no se reintegraría a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Delgado Carrillo agregó durante una conferencia de prensa, que algunos de dichos recursos están comprometidos porque “son apoyos específicos a ciertas poblaciones” y otros se van a integrar a la atención de la emergencia sanitaria” del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

El diputado de Morena señaló que, aunque haya fideicomisos que desaparezcan, “no necesariamente desaparecen los apoyos ni las obligaciones del gobierno” que derivan de estos. “Los apoyos que se estaban destinando, algunos se van a mantener”, afirmó.

“Estamos ayudando al gobierno en su estrategia de no endeudar al país, de no aumentar impuestos y no imponer gasolinazos en un ejercicio serio de austeridad”, aseveró Delgado Carrillo.

El dictamen propone la modificación de 18 leyes y la abrogación de dos normativas, además de que asigna a la Secretaría de Gobernación (SEGOB) la operación del Fondo para la Protección de las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodista.

Asimismo, desaparece el Fondo de Desastres Naturales (Fonden); el Fondo para la Prevención de Desastres y el Fondo para el Fomento y Apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica en Bioseguridad y Biotecnología; el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), entre muchos otros.

El pasado 22 de mayo, el grupo parlamentario del partido Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, determinó que no procedería con la iniciativa que presentó días antes la legisladora María de los Dolores Padierna Luna, durante la sesión virtual de la Comisión Permanente, para desaparecer 44 fideicomisos de la Administración Pública Federal.

Durante una videoconferencia de prensa, Mario Delgado Carrillo anunció que dicha iniciativa no será dictaminada y abrirán un espacio de diálogo con la secretarías de la Función Pública (SFP), la SHCP, así como con la Consejería Jurídica de la Presidencia y con todos los sectores involucrados.

“Nada está dicho, es una iniciativa se va a la congeladora […] Vamos a formar grupos de trabajo en parlamento abierto, con Hacienda, con Función Pública, los sectores involucrados para que no falte información, no vamos a eliminar programas, ni recursos”, abundó el diputado de Morena en ese entonces.

Delgado Carrillo dijo que no tenían prisa, por lo que no iban a legislar de manera “irresponsable” y adelantó que serían “sensibles” con todos los temas. La decisión de congelar la iniciativa, afirmó entonces el diputado, era para que los sectores involucrados “no se sientan temor o se sientan amenazados sobre estos apoyos […] Que todo mundo esté tranquilo”.

¿EN QUÉ CONSISTE LA DESAPARICIÓN DE LOS FIDEICOMISOS?

Los fideicomisos de la Administración Pública Federal contaban con 740 mil millones de pesos hasta diciembre pasado, monto que el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador ya intentó obtener, por medio de un decreto para disponer de los recursos de los que no tienen estructura orgánica.

A principios de abril, el mandatario nacional había ordenado a todas las dependencias del Gobierno Federal liquidar los fideicomisos sin estructura orgánica y concentrar en la Tesorería de la Federación todo el dinero recuperado, a más tardar el día 15 de ese mismo mes.

En un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el presidente de la República instruyó a las dependencias federales, así como a los tribunales agrarios, llevar a cabo los procesos para extinguir o dar por terminados todos los fideicomisos públicos sin estructura orgánica.

El pasado 20 de mayo, durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, la diputada Padierna Luna explicó que proponía reformar y derogar diversas disposiciones a 14 leyes, abrogar una y extinguir 44 fideicomisos de la Administración Pública Federal.

“A pesar de que los fideicomisos públicos fueron considerados como auxiliares en la administración de recursos públicos, y son herramientas para impulsar algunas áreas de desarrollo prioritarias, en realidad su manejo no ha sido el de cumplir con los objetivos de su creación ni darles un uso adecuado a esos recursos públicos”, sostuvo la legisladora de Morena.

“Otra razón fundamental para presentar esta iniciativa es que la Ley Federal de Austeridad Republicana, en su artículo 17, prohíbe, expresamente, la constitución de fideicomisos, con excepción de los mencionados por la propia ley. Y ordena que los recursos en un erario, los activos, los derechos, los títulos, certificados y todos los documentos incorporados a los fondos y fideicomisos, sean públicos, que no gocen del secreto fiduciario y se permita su fiscalización”, argumentó.

“Se puede apreciar que en esta propuesta la Secretaría de Hacienda [y Crédito Público], en coordinación con las dependencias y entidades respectivas, realizarán las provisiones presupuestales necesarias para asegurar la continuidad de los programas, los proyectos, otorgamiento de becas y apoyos, financiamientos y otras obligaciones de los fondos extinguidos”, detalló Padierna Luna, quien mencionó que, entre otros, desaparecerían fideicomisos relativos a ciencia y tecnología, cuyas obligaciones serían transferidas al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí