BLANCA ESTELA PAVÓN, el trágico avionazo. “La Chorreada”, el “Amorcito corazón” de Pedro Infante. (Fue novia de Ferrusquilla)

0
47
  • Blanca Estela Pavón Vasconcelos nació en Minatitlán, Veracruz, el 21 de febrero de 1926; murio en Popocatépetl, Puebla, el 26 de septiembre de 1949

Hija de Francisco Pavón y de Josefa Vasconcelos. Fue la más pequeña de cuatro hijos que el matrimonio procreó. Debido al trabajo del padre, diversas veces cambiaron de residencia, en busca de mejorar su situación económica. Durante mucho tiempo vivieron en Orizaba, Veracruz, en donde transcurrió una buena parte de su infancia. Víctima de una neumonía, se recuperó notablemente al vivir ahí.

Desde temprana edad, mostró un gusto particular por la danza y por improvisar pequeños escenarios teatrales en donde la niña -a manera de juego- encauzaba su inquietud, a fin de divertir a sus hermanos. A la escasa edad de nueve años, se integró al elenco de una radiodifusora local, haciendo sus primeras incursiones en la actuación. Posteriormente emigraría a la Ciudad de México al lado de su familia, en donde concluyó sus estudios elementales y dedicó un tiempo al estudio de la actuación, danza y música. Se inscribió para ello en la Academia Alma Mexicana, en donde compartió espacio con la actriz María Elena Marqués.

Posteriormente, participaría en varios concursos de la incipiente industria radiofónica, de los cuales obtuvo la experiencia suficiente para integrarse, poco después, al cuadro de actores de la XEQ, radiodifusora que transmitía el programa de nombre La legión infantil.

En los años 40, el doblaje mexicano, parte fundamental del cine, empezó a tomar auge, formándose un grupo conocido como Los Magníficos, que se consideran dentro de la generación pionera del doblaje en México, que comenzó en la XEW: entre ellos, Blanca Estela Pavón, Jesús García Navarro, Guillermo Portillo Acosta, Dagoberto de Cervantes. Fue invitada por la MGM para hacer el doblaje de algunos filmes clásicos, formando parte del elenco de actores mexicanos que viajaron a Nueva York a realizar doblajes, además, participó con su voz en la primera película doblada, titulada en español Luz que agoniza (Gaslight) haciendo la voz de Ingrid Bergman.

Debido a su especial belleza mestiza fue llamada a debutar en el cine mexicano, para actuar en la película inconclusa Los hijos del divorcio. Poco después, el director afamado René Cardona, la invitaría a participar en el filme Allá en el rancho chico. Para 1941, se reintegraría al cine durante el rodaje de La liga de las canciones actuando bajo la dirección de Chano Urueta. Actuó en diversas series radiofónicas famosas como Fifirafas el Valeroso, al lado del compositor y actor José Ángel Espinoza Aragón, mejor conocido como “Ferrusquilla”, de quien fue novia por un tiempo.

El vertiginoso ascenso de la actriz le mereció ser considerada por el famoso director de esa época, Ismael Rodríguez, para desempeñar su primer papel al lado del legendario ídolo mexicano Pedro Infante. Actuaron juntos, por vez primera, en el filme Cuando lloran los valientes, por la cual obtuvo el premio Ariel de Plata por mejor actuación femenina.

Poco tiempo después, apareció en Vuelven los García (1947), desempeñando el papel de Juan Simón López, reafirmando su posición de estrella nacional; en Cortesana (1948), con Meche Barba, y en La bien pagada (1948) de Alberto Gout, con María Antonieta Pons y Víctor Junco.

Muerte de Blanca Estela Pavón


La caravana artística de presentaciones en la cual viajaba Blanca Estela comenzó actuaciones a mediados de septiembre de 1949 en la ciudad de Tapachula, Chiapas, por lo que después de dos días viajó a la ciudad de Oaxaca presentándose en el Teatro “Macedonio Alcalá” el día 23, de ahí retornaría a la Ciudad de México pero el avión en que viajaba sufrió una avería que lo mantuvo en tierra.

Debido a que tenía otras presentaciones en la capital, convenció a un matrimonio de que le cedieran sus lugares para ella y su padre quien la acompañaba, el avión era un Douglas DC-3 con matrícula XA-DUH propiedad de Mexicana de Aviación, pilotado por el Capitán Alfonso Reboul Lasscassies. El DC-3 despegó a las 12:40 horas rumbo a la capital. Al estar próximos a la ciudad el piloto logró establecer contacto con la torre de control del aeropuerto de la Ciudad de México y visiblemente alterado declaró:”¡Estamos volando por contacto! ¡Acabamos de pasar por Puebla! ¡Se puede ver el volcán Popocatépetl bajo nosotros! ¡Tenemos graves problemas de visibilidad y turbulencias severas!”, al final emitió una frase que fue interrumpida por la estática: “¡Volamos a 1300 pies…”, y luego… silencio.

El DC-3 debía arribar a las 13:30 tiempo local, pero horas después las autoridades de la Dirección General de Aviación Civil emitían un boletín en el cual manifestaban que el DC-3 se encontraba desaparecido y que probablemente se había desplomado. Habitantes de los poblados de Huejotzingo, San Martín Texmelucan y San Felipe Teotlalcingo, pertenecientes al estado de Puebla, reportaban haber visto pasar el DC-3 y una columna de humo entre los volcanes. La posición estimada se ubicó en la elevación montañosa conocida como “Pico del Fraile”, situada a una altitud aproximada de 1400 pies. El DC-3 no consiguió superar la altitud impactando con el macizo rocoso.

Las cuadrillas de rescate alpino y Luis Soriano “Tlaxquiche” y su brigada de rescate junto con el Socorro Alpino Mexicano, auxiliado por pobladores de los municipios cercanos, consiguieron llegar a la zona, encontrando los cuerpos de los pasajeros regados, despedazados y calcinados la gran mayoría, en un radio aproximado de cien metros y el fuselaje del DC-3 partido en varias secciones. Los cuerpos de Blanca Estela y su padre yacían cercanos entre sí. El cuerpo sin vida de la actriz que presentaba politraumatismos fue levantado por Ignacio Beltrán, quien lo envolvió en un petate y lo colocó en una mula para iniciar el descenso. Al bajar al pueblo de Atlautla entregó el cuerpo a una ambulancia que lo trasladó a la Ciudad de México. Fue velada en la Asociación Nacional de Actores (ANDA), Pedro Infante quien se presentó en el funeral, con lágrimas en los ojos y visiblemente consternado declaró: Se nos fue la “Chorreada”, se nos fue… Irónicamente, Infante fallecería 8 años después también en un accidente aéreo en Mérida, Yucatán. Fue sepultada en el Panteón Jardín de la capital.

FUENTE: WIKIPEDIA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí