Encuentro de Carranza y Obregón en El Fuerte, Sinaloa, unidos contra Huerta

0
1007
Foto tomada años después del encuentro. Fondo Casasola.
  • Al tiempo, Carranza fue asesinado por órdenes del grupo sonorense debido a pugnas por la presidencia de México.

“Harapientos y demacrados, el 14 de septiembre de 1913, Carranza y su grupo llegaron a El Fuerte, Sinaloa, donde aguardaban Obregón, Maytorena, De la Huerta, Iturbe, Riveros, Pesqueira y otros jefes. El gobernador de Coahuila ya conocía personalmente a todos sus anfitriones, excepto a Obregón, a quien saludó con el afecto de los viejos y queridos amigos… Alguien preguntó al de Huatabampo su impresión sobre el hombre de las grandes barbas blancas. ‘No me he formado todavía un concepto cabal de la personalidad del Primer Jefe’, respondió, ‘pues sería imposible juzgarlo por unos momentos de conversación que hemos tenido, pero sí puedo asegurar, añadió, que es un hombre de detalles’. Le llamó poderosamente la atención la minuciosidad de Carranza, su atención a los aspectos en apariencia más significantes, como la situación de sus compañeros o el pienso de la caballada”.

Así describe Pedro Castro la llegada de las tropas de Carranza a El Fuerte un día como hoy de 1913, en su libro “Álvaro Obregón: fuego y cenizas de la Revolución Mexicana” (2011, Ediciones Era).

Estaban lejos los días de la tragedia para aquellos dos hombres, la traición, el cuartelazo, el magnicidio. En ese tiempo, ambos eran revolucionarios, aliados.

Lo sabemos: en febrero de 1913, el general Victoriano Huerta dio un golpe de estado y asesinó al presidente Francisco I. Madero y al vicepresidente José María Pino Suarez. El hecho fue repudiado por gran parte de los revolucionarios del país. Por circunstancias ya descritas por los historiadores, Alvaro Obregón quedó al frente de las fuerzas antihuertistas y se anotó grandiosos éxitos en Sonora.

Por el contrario, quien se hizo llamar el Primer Jefe de la lucha contra el usurpador, sufría derrota tras otra en Coahuila. Las tropas federales fieles a Huerta ocuparon las principales poblaciones y Carranza abandonó su tierra derrotado con destino a Sonora. El llamado primer jefe viajó a caballo desde Piedras Negras hasta Hermosillo, atravesó la Sierra Madre Occidental hasta llegar al norte de Sinaloa.

Sucesos importantísimos para la vida del país ocurrieron en México desde ese encuentro hasta el 21 de mayo de 1920, cuando Carranza huía en el intento de escaparse de las tropas del  general Rodolfo Herrero, fieles a Álvaro Obregón, quien en desacuerdo porque Carranza había intentado poner en la presidencia de la República al ingeniero Ignacio Bonillas —un civil, no un militar—, se sublevó y por ello el varón de Cuatro Ciénegas fue asesinado por las tropas del General Rodolfo Herrero la madrugada de ese día, en el pequeño pueblo de Tlaxcalantongo, Puebla, mientras dormía en un jacal.

Entrada armada por Juan Lizárraga Tisnado para Reporte Naranja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí