Recomienda IMSS aplicar productos de limpieza y desinfección con precaución para evitar efectos adversos a la salud

0
31
  • Los vapores liberados por distintos químicos utilizados en la limpieza pueden ocasionar daños respiratorios.

Culiacán, 9 de septiembre de 2020.- Los productos de limpieza y desinfección son artículos de primera necesidad durante la actual emergencia sanitaria por COVID-19; sin embargo, pueden ser riesgosos para la salud si no se aplican con medidas preventivas, señaló el médico neumólogo Manuel de Jesús Díaz Verduzco.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa destacó que la limpieza del hogar y de las áreas de trabajo es primordial, pero los productos de limpieza pueden tener riesgos potenciales para la salud si no son aplicados de manera adecuada, sobre todo si se utiliza cloro para la desinfección.

“Los productos que se utilizan ahorita son, principalmente, el alcohol y el cloro para la prevención de la transmisión del coronavirus. En neumología, el principal producto que puede ocasionar daños es, precisamente, el cloro por los vapores que despide”, comentó Díaz Verduzco.

Informó que los principales síntomas de afectación por vapores de cloro son: presencia de tos, sensaciones de picor o escozor en nariz y garganta, abundante producción de moco nasal, sensación de ahogamiento y dificultad respiratoria.

“Si se requiere sanitizar o esterilizar un área, se debe tener una buena ventilación, se debe hacer la mezcla proporcional de cloro y agua de manera adecuada; y quien vaya a aplicar el producto debe utilizar una protección adecuada, como una mascarilla respiratoria, guantes y lentes para evitar el contacto”, señaló.

Recomendó realizar la limpieza con productos como el cloro, de la

manera más rápida posible para disminuir el tiempo de exposición a los vapores; destacó que, si se presentan síntomas, es importante que el paciente busque atención médica inmediatamente.

Díaz Verduzco informó que la inhalación de vapores de productos de limpieza puede llegar a ser peligrosa, sobre todo para quienes tienen factores de riesgo, como como asma, rinitis alérgicas, enfermedades crónicas, sobre todo del sistema respiratorio, o para la población adulta mayor.

“Es importante no confiarse porque puede realizarse una gran inhalación de estos vapores, y ocasionar una crisis espasmo bronquial que puede bajar la saturación de oxígeno en la sangre, y derivar en una intoxicación severa que amerite un traslado de urgencia a un hospital”, finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí