RENDICIÓN DE LA GRAN TENOCHTITLAN, 13 de agosto de 1521, hace 499 años

0
326
La conquista de Tenochtitlan, de autor desconocido.

El Sitio de Tenochtitlan (1521), la capital del Imperio Azteca, fue llevado a cabo mediante la negociación entre los clanes locales y las divisiones anti-mexicas existentes y el conquistador español Hernán Cortés. Muchas batallas existieron entre los mexicas y los españoles, que ocurrieron principalmente en las ciudades de Cempoala, Texcoco y Tlaxcala.

El episodio final tuvo lugar en Tenochtitlan, batalla que marcó la caída del Imperio Azteca lo que sería el México mestizo de hoy y que marca el final de la primera etapa de la unión del mundo europeo y el mesoamericano, siendo la victoria de los aliados parte de la colonización española de América.

Los mexicas se rindieron el 13 de agosto de 1521, correspondiente al día “1 Coatl” del año “3 Calli”​ del mes Xocotlhuetzi.​ Supuestamente, Cortés demandó poco después el oro perdido durante La Noche Triste. Cuauhtémoc fue tomado como rehén y ejecutado varios años más tarde.

Los mexicas huyeron de la ciudad, ya que las fuerzas españolas continuaron los ataques incluso después de la rendición, masacrando a miles de habitantes y saqueando la ciudad. Ésta no era una práctica habitual en las guerras europeas, por lo que es de suponer verídico el testimonio de Cortés, dado en una de sus carta a Carlos V, sobre cómo la mayor parte de las masacres se debieron a sus aliados indígenas. La carta refiere cómo los tlaxcaltecas, cuya superioridad numérica frente a los españoles les volvía casi imposibles de controlar, asesinaron y sacrificaron ritualmente a 15.000 prisioneros mexicas sólo en aquel día.

En los siguientes tres días, casi toda la nobleza de la ciudad estaba muerta, y los supervivientes restantes eran en su mayoría niños muy jóvenes. Se estima que 240.000 mexicas murieron durante el asedio, que duró ochenta días, por su parte Cortés cifra las muertes en 67.000 por combate y 50.000 de hambre. ​En las fuerzas españolas, sobrevivieron 900 soldados, 80 caballos, 16 piezas de artillería y 13 bergantines.

Es comúnmente aceptado que los aliados indígenas de Cortés, que podrían haber sumado hasta 200.000, fueron los principales responsables del éxito, aunque su ayuda pasó virtualmente inadvertida y, aparte de librarse de los mexicas, obtuvieron pocos beneficios. Dado que varios grupos grandes se contaban entre los aliados, ninguno en particular fue capaz de alzarse con el poder, algo de lo cual se benefició Cortés.​ Los fieros combates que se sucedieron fueron relatados por Francisco López de Gómara y Bernal Díaz del Castillo.

FUENTE: Wikipedia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí