Así queda el escenario político en Colombia tras la detención de Uribe

0
221
Álvaro Uribe Vélez, jefe del Centro Democrático. Foto: EFE
  • La decisión ocurre cuando el país más necesita consensos para superar la crisis por la pandemia.
Iván Duque

El presidente Iván Duque llegó a la mitad de su gobierno con dos situaciones tan inesperadas como inquietantes: primera, la pandemia del coronavirus, además en pleno pico de contagios. Y segunda, con su mentor político, el expresidente y senador Álvaro Uribe, en detención domiciliaria.

Duque ha confesado que además del atentado contra la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en Bogotá, perpetrado por el Eln –que mató a 23 personas y dejó 100 más heridas–, estas son las situaciones más difíciles de su mandato.

Y no solo para él. Un país sacudido por la detención de Uribe, el político más influyente en casi dos décadas, es también una prueba de fuego para medir la solidez de las instituciones y un reto para todos los actores de la vida pública y de cada uno de los miembros de la sociedad civil.

Hacia adelante, el camino está lleno de desafíos. Ahora más que nunca son necesarios los consensos institucionales y ciudadanos para levantar al país tras los estragos causados por la pandemia: miles de empresas quebradas, el desempleo en niveles históricos y en el borde del precipicio los avances sociales conquistados en los últimas 20 años son desafíos que deben estar en la prioridad de todos.

La medida de detención preventiva impuesta al expresidente, en una decisión de 1.554 páginas, le añade un complejo factor de turbulencia política a ese propósito. El pronóstico es incierto y tampoco genera consensos. Para algunos sectores, esta circunstancia será superada, mientras otros señalan que se convertirá en un factor constante de discusión en la agenda pública.

“El país, con los hechos más recientes, va a pasar la página del uribismo. A partir de ahora, Uribe es el pasado”, dice el analista y docente universitario Aurelio Suárez. “Se equivocan quienes creen que con una decisión política de la Corte, privando de la libertad a la figura dominante de la política colombiana, el uribismo va a desaparecer. Ahora, las bases se van a mover, dolidas, para demostrar su vigencia”, riposta el analista y dirigente del Centro Democrático Rafael Nieto Loaiza.

Ambas opiniones tan distantes muestran el impacto de un proceso jurídico que apenas empieza, ya que se vienen meses intensos en la Corte para determinar si hay o no méritos para llamar a juicio a Uribe.

Por: Armando Neira. Más información: https://www.eltiempo.com/politica/congreso/asi-queda-el-escenario-politico-tras-la-detencion-de-uribe-527248

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí