ZAPATA, nació hace 141 años

0
214
  • Emiliano Zapata Salazar nació el 8 de agosto de 1879 en Anenecuilco, Morelos; murió el 10 de abril de 1919 en Chinameca, Morelos

Fue el noveno hijo de Gabriel Zapata y Cleofas Salazar. Nació en San Miguel Anenecuilco, Distrito de Ayala, Morelos, caserío que se asentaba en las tierras estériles lindantes a las fértiles que usufructuaba la hacienda del Hospital, propiedad de Manuel Mendoza Cortina.

La familia Zapata sobrevivía de la pequeña ganadería y de algunos cultivos. En los últimos treinta años, Anenecuilco estaba en conflicto por las tierras y aguas con la hacienda, por lo que cuenta la tradición que cuando Zapata a los 8 años de edad vio llorar a su padre ante el despojo de sus tierras por el hacendado, prometió devolvérselas cuando fuera grande.

Zapata cursó la primaria en el poblado, “su infancia se desarrolla a la par que el latifundismo porfirista en Morelos”. Desde joven recibe la influencia intelectual del profesor Pablo Torres Burgos, fundador del Club Liberal Melchor Ocampo, quien lo afilia a esta organización, y del también profesor Otilio Montaño de ideas anarquistas y revolucionarias.

Al perder a su padre a los 16 años, hereda un patrimonio suficiente para no tener que trabajar en las haciendas, cultiva sus propias tierras y cría su propio ganado.

En 1905 participa en una comisión del pueblo de Yautepec que pretende resolver problemas de tierra con la hacienda de Atlihuayán y viaja a la ciudad de México con este objeto. Al año siguiente, asiste a una reunión para tratar conflictos de tierras de Anenecuilco, sin que tampoco se tengan soluciones.

Para ese entonces, las haciendas azucareras habían devorado muchas tierras comunales para ampliar sus cultivos y proveerse de agua, así como de la mano de obra de los campesinos despojados. En Morelos existían 24 ingenios que sumaban un tercio de la producción nacional de azúcar, con una gran inversión en maquinaria e infraestructura de riego. Esta industria era la más moderna de la región, pero su modernización producía nuevos problemas de tierra y agua para los campesinos morelenses.

El 21 de junio de 1909, el gobernador Pablo Escandón expidió el “Decreto sobre revaluación general de la propiedad raíz del estado de Morelos”, que borraba de un plumazo todos los litigios pendientes sobre tierras, aguas y montes, a favor de quien los manifestara, decreto que afectó los derechos que sobre los mismos reclamaban muchos de los pueblos despojados por las haciendas, y provocó que éstos ya no vieran otra solución a sus problemas más que el levantamiento armado.

MÁS INFORMACIÓN: http://www.memoriapoliticademexico.org/Biografias//ZSE79.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí