MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA, 209 años de su fusilamiento

0
16

Un día como hoy, 30 de Julio, pero de 1811, murió fusilado Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor, iniciador de la Independencia de México.

Antes de que llegase el momento de ser ejecutado, Hidalgo se confesó con el cura Juan José Baca y comulgó, por lo que quedó libre de toda excomunión.

Al amanecer del 30 de julio de 1811, cuando llegó la hora del fusilamiento (que tendría lugar en el patio del antiguo Colegio de los Jesuitas en Chihuahua, entonces habilitado como cuartel y cárcel y que en la actualidad es el Palacio de Gobierno de Chihuahua), pidió que no le vendaran los ojos ni le dispararan por la espalda (como era la usanza al fusilar a los traidores).

Pidió que le dispararan a su mano derecha, que puso sobre su corazón. Hubo necesidad de dos descargas de fusilería y dos tiros de gracia disparados a quemarropa contra su corazón para acabar con su vida, durante la noche su cuerpo fue decapitado.

Posteriormente, fue sepultado en la capilla de San Antonio del templo de San Francisco de Asís, en la misma ciudad de Chihuahua (foto) y su cabeza fue enviada a Guanajuato y colocada en la Alhóndiga de Granaditas, en cada esquina y dentro de una jaula de hierro, junto a las de los insurgentes Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Jiménez, en donde permanecieron exhibidas por diez años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí