Falleció hoy Monseñor Rafael Barraza Sánchez, Obispo Emérito de Mazatlán

0
448
  • Fecha de nacimiento: 24 de octubre de 1928 en Durango; murió esta madrugada aquejado por vieja enfermedad, a los 92 años de edad, en su domicilio de la colonia Maderera, en Durango.
  • La feligresía mazatleca desea que sus restos descansen en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción
  • Fecha de Ordenación Sacerdotal: 28/octubre/1951. Fecha de Ordenación Episcopal: 25/enero/1980.

Barraza Sánchez, nació en la ciudad de Durango el 24 de octubre de 1928, hijo de la señora Francisca Sánchez Maldonado y el señor Antonio Barraza  Carrillo.

Fue obispo de la diócesis de Mazatlán durante 20 años, desde el 29 de noviembre de 1981, hasta el 5 de noviembre de 2001.

Antes, fue bautizado el día 6 de noviembre de 1928, en una época muy dificil para los católicos de México por la persecución cristera.  Recibió por primera vez el Pan de los Angeles a la edad de 8 años  en el Santuario de Guadalupe de esta ciudad de Durango.

Ingresó al Seminario Mayor de Durango en 1939, a la edad de 11 años.

En 1948 fue enviado a Roma al Colegio Pontificio Pío Americano en la Pontificia Universidad Gregoriana, donde obtuvo el Doctorado en Sagrada Teología.

Fue ordenado sacerdote el 28 de octubre de 1951 en la Catedral Basilica Metropolitana de Durango por el Excelentísimo Sr.Obispo Dr. José María González y Valencia.

Antes, fue prefecto de disciplina y Vice Rector del Seminario Menor y profesor del Seminario Mayor y Seminario Menor de Durango.  Capellán de nuestra Comunidad de Clarisas Capuchinas desde 1956 hasta el 29 de noviembre de 1981, cuando viajó al vecino puerto de Mazatlán, Sin.,  a tomar posesión de la Diócesis Sufragána de Provincia Eclesiástica de la Arquidiócesis de Durango.  Barraza Sánchez fue el segundo obispo de aquella región eclesiástica.

Fue canónigo honorario de la Santa Iglesia Catedral de Durango; Canónigo Lectoral  de la misma  Iglesia Catedral, desde el 6 de de mayo de 1974.

Consagrado Obispo Titular de Drivasto y Auxiliar del Excmo. Sr. Arzobispo de Durango, Dr. Don Antonio López Aviña el 25 de enero de 1980.

La muerte del bien recordado Obispo Emérito de Mazatlán, Rafael Barraza Sánchez, ha sorprendido a medio mundo, principalmente a sus familiares que por lo pronto no saben sobre honras ni fecha del sepelio, aun cuando la feligresía mazatleca habría pedido que sus restos mortales sean llevados al vecino puerto a fin de depositarlos en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción, a cuya jurisdicción pertenecen Elota, Cosalá, San Ignacio, Concordia, Mazatlán, Rosario y Escuinapa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí