La investigación por factureras complica a Santín y a Núñez, jefes del SAT con Peña Nieto

0
323
Aristóteles Núñez y Osvaldo Santín, ex secretarios de Hacienda en gobierno de Peña Nieto.
  • La trama por evasión supera los 500 mil millones y crece en la cotidianidad de Palacio Nacional.

La pesquisa por la trama de firmas factureras -que sirvió para evadir 500 mil millones de pesos-,  y que impulsa el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador a través de la Procuración Fiscal de la Federación tiene su foco en la gestión de Osvaldo Santín en el SAT y, en menor medida en la de Aristóteles Núñez, titulares del ente recaudador en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El presidente tiene una fijación con este asunto que alienta especulaciones en el círculo presidencial. Habla a diario con Raquel Buenrostro del tema y, con suma discreción,  le ha pedido el encargado de los sondeos de Presidencia, Carlos Calderón, conocer hasta que punto la sociedad comprende lo sucedido con el caso de evasión. 

 “Ir contra las factureras es realmente acabar con 70 por ciento de la corrupción en el país. ¿Por qué? Porque aquí encuentras esquemas de desvío de recursos públicos, de moches, de lavado de dinero, con esquemas de no pago de impuestos. Estos esquemas se hicieron para ponerle en la torre al país. Yo no entiendo la existencia de estos esquemas sin la participación de gente del SAT en sexenios anteriores. Estos esquemas eran protegidos desde el gobierno”, dijo hoy viernes el procurador Carlos Romero Aranda en una entrevista con el matutino La Jornada.

De ese modo, Romero Aranda comienza a deslizar la principal línea de investigación a nivel gubernamental: las gestiones de Santín y Núñez en el SAT que supuestamente permitieron una evasión sideral.

Núñez llegó al SAT por pedido de Luis Videgaray y renunció en 2016 cuando el entonces titular de la SHCP tuvo que dejar el Gobierno por haber invitado a Donald Trump a Los Pinos en plena campaña presidencial de EU. En su tiempo en la administración tuvo conflictos frecuentes con Gerardo Ruiz Esparza, en ese entonces titular de la SCT.

Cuando dejó el SAT, Núñez intentó promoverse como nuevo titular de la Auditoría Superior de la Federación pero nunca estuvo ni cerca de conseguir el respaldo político necesario. Y es que a veces con el ingenio en Twitter no alcanza.

Fue reemplazado por Santín, cuadro político emergido del Edomex y hombre de confianza de Peña Nieto. El Itamita ocupó múltiples posiciones en su gabinete cuando el ex presidente fue gobernador, Videgaray lo designó coordinador de asesores en SHCP y finalmente llegó al SAT. Concretamente en su gestión es donde está el foco de la pesquisa de Romero y Raquel Buenrostro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí